Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
PROVINCIA DE BUENOS AIRES, ARGENTINA

Más que apertura cerrazón

Por Marcelo Elías (*)

Rebanadas de Realidad - La Plata, 05/03/08.- El discurso de Cristina ante la Asamblea Legislativa deja para el análisis algunas omisiones y afirmaciones considerables.

Es notable que ante la realidad inflacionaria que afecta a nuestra economía, la situación traumática del INDEC, la influencia de esto último en distintos aspectos de la marcha de los asuntos económicos, la Presidente no haya hecho siquiera una mención tangencial de estos temas.

Es también para destacar que el discurso presidencial no haya tenido consideraciones para el sector más importante de nuestra economía, el agro, con todas sus variantes y complejidades.

Llamativo es el hecho de que alguien que gusta de citar cifras y estadísticas no exprese ninguna respecto de las supuestas grandes inversiones en materia ferroviaria.

La crisis energética, mencionada con referencias a su globalidad (mal de muchos consuelo de tontos) fue eludida en cuanto a nuestras particularidades y sobre todo en cuanto a las estrategias a seguir para superarla.

Las referencias a nuestra política exterior también dejaron pendientes definiciones o enfoques sustanciales respecto de la inserción Argentina en el mundo, relación con los EEUU, la UE, CHINA, INDIA, etc.

La gran promesa de campaña, el pacto social, brilló por su ausencia en el primer discurso ante la Asamblea Legislativa posterior a la campaña.

No hubo una sola referencia al diálogo con las fuerzas políticas opositoras.

Tampoco ocupó un lugar siquiera secundario la tan mentada y manoseada reforma política.

En el plano de las afirmaciones preocupa que la Señora Presidente hable de zonas liberadas, mucho más que las compare con las de los tiempos de la dictadura y más aún que no se haga cargo de lo que miles de argentinos sufren por la ineficiencia del Estado y sus políticas públicas. ¿Sabe Cristina que las fuerzas de seguridad dependieron de un ministerio que durante cuatro años formó parte del gabinete de su esposo y ahora de otro que con nuevo nombre y el mismo ministro forma parte del suyo?.

La mención a las reservas y la relación con sus días de gobierno casi no merecen consideración. Dar a entender que poco menos de 90 días de gobierno justifican reservas por casi 50.000 millones de dólares parece cuanto menos un grosero error discursivo, una gran tomadura de pelo o una negación absoluta de la gestión del habitante de puerto madero, su antecesor y actual compañero de comando.

Inquieta que la Presidente aproveche y abuse de algunos indicadores favorables de la economía para negar aspectos centrales de nuestra realidad, agredir al periodismo, al poder judicial, a las fuerzas de seguridad e ignorar a la oposición.

Preocupa porque hay debilidades institucionales y acechanzas económicas que condicionan el futuro, no sólo del gobierno sino el de los argentinos.

(*) Diputado de la provincia de Buenos Aires por la Unión Cívica Radical (UCR). / Web