Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

"Dios salve a Quilmes" - Nota 2

Información relacionada:
"Dios salve a Quilmes" - Nota 1

Rebanadas de Realidad - Agencia UM Noticias - Quilmes, prov. de Buenos Aires, 08/01/04.- En una jornada menos acalorada que la de ayer cuando se desarrollaron hechos por demás significativos en el momento que intentaron desalojar a los jueces de faltas quienes se atrincheraron en sus despachos, ya destituidos por el intendente de Quilmes Sergio Villordo, todavía resuenan los ecos de un nuevo escándalo que involucra al intendente.

Los tres Jueces de Faltas del distrito, el doctor Adrián Rodríguez (del Juzgado Nº 1 de Bernal), doctor Carlos Fariña (del Juzgado Nº2 de Bernal) y el doctor Jorge Briasco (del Juzgado Nº3) resistieron ayer el desalojo previsto por parte de las autoridades municipales, quienes con una nueva ordenanza en mano, aquélla aprobada en la madrugada del 23 de diciembre, intentaron convencer a los jueces que ya estaban fuera de funciones.

"Dios salve a Quilmes", con esta frase en boca del ex juez Rodríguez reiterada permantemente por la señal televisiva de Crónica TV no es lo único por destacar, ya que lo mas grave de lo sucedido es que todo se desarrolló sin ninguna orden judicial ya que se trataba de un acto administrativo ordenado por el propio intendente Villordo y no por la Justicia.

Según informa el periódico Perspectiva Sur, el papelón de la jornada lo desarrolló el responsable de la Jefatura Departamental, comisario Roberto Díaz, quién a los gritos e insultos ingresó al hall del juzgado en un acto poco entendible y para sorpresa de muchos entre los que se encontraban las mas altas autoridades policiales del distrito, cuando el propio Díaz solicitó a sus subalternos que "desalojaran del lugar ya mismo a toda la gente, entre los que incluía a los cuestionados jueces", ordenando sacarlos por la fuerza para que la situación no se dilate más, pero lo cierto es que a los pocos minutos de emitir esa orden, el propio comisario se retito colorado y con mucha premura del lugar al interiorizarse que no existía ninguna orden judicial y que el desalojo lo dispuso el Intendente Villordo en un mero acto administrativo, retirándose ante la atenta mirada de quienes entre otros desfilaron por el edificio del tribunal de faltas, el subcomisario Luis Lucero (titular de la comisaría Segunda de Bernal), el comisario Juan Pedro Soria (titular de la Seccional Primera de Quilmes) y el segundo Jefe Departamental, comisario inspector Intronas, quienes sin embargo en ningún momento pudieron concretar la expulsión de los jueces de faltas de sus lugares de trabajo ya que, según su opinión, no contaban con una orden judicial.

Esta postura fue duramente cuestionada por las autoridades municipales que insistían que dentro de los edificios municipales las determinaciones que adopta el Intendente son suficientes para que la policía hubiera actuado resueltamente.

Fue en ese momento, ante la insistencia de los funcionarios, quienes recordaron lo sucedido días antes de asumir como Intendente Villordo, cuando en una situación poco clara participando de un allanamiento en un desarmadero, el propio Villordo por aquel entonces intendente electo ingresó junto a la policía pateando las puertas, hecho que fue comunicado por los propios colaboradores de prensa, que motivó después de la publicación en algunos medios periodísticos de la zona, actuara el propio fiscal, tal lo informó el periódico 5 días relatando lo sucedido aquel 19 de noviembre, sobre las irregularidades en un allanamiento, a raiz de la participación de Villordo, al publicar que " Trascendió que el fiscal de Instrucción Nº 6 de Quilmes, Alfredo Samprón Noel, dispuso investigar la existencia de irregularidades o no durante los allanamientos efectuados el 19 de noviembre en dos desarmaderos de Quilmes Oeste y que contaron con la participación del futuro intendente Sergio Villordo. Se supo en las últimas horas de ayer que un oficio judicial solicitando una serie de medidas fue girado a la Jefatura Departamental local. De acuerdo a las versiones la actuación de comisario Pablo Otero al frente del procedimiento es lo que parece estar en análisis. Se recordará que el propio grupo de prensa encabezado por Rolando Paolucci, difundió una gacetilla en la que se consignaba que Villordo había participado del procedimiento y que incluso había ayudado a derribar una puerta"; a pesar que ningún ciudadano común que no pertenezca a la fuerza pública estaría habilitado a participar activamente de un allanamiento. El comisario Pablo Otero, en aquellos días responsable de la seccional tercera, para evitar ser pasado a disponibilidad, desmintió la información publicada en la gacetilla. asegurando que sólo fue una participación Marketinera de Sergio Villordo, "quien vino, miró, se sacó una foto y se fue".

Villordo creó la Dirección General de Faltas

Días atrás y luego de lo aprobado en la última reunión del HCD de Quilmes, muchos se preguntaban que escondían algunas resoluciones adoptadas en la madrugada del 23 de diciembre y al observar que a partir de ahora y con la disolución de los juzgados de faltas, el intendente Sergio Villordo, tenía en mente la creación de una Dirección General de Faltas, el órgano que reemplaza a los tres Juzgados.

El nuevo órgano estará conducido por un cuerpo de abogados, que trabajarán a las órdenes de Fernando Rizzi, director general de Faltas.

Una de las modificaciones sustanciales será el esquema de trabajo, ya que no habrá más "turnos" como los que tenían los juzgados, sino trabajo en áreas temáticas.

Una de las divisiones será la de Tránsito, Estación Sanitaria y Comercio e Industria, mientras que la cuarta (Residual) tendrá a su cargo todas las causas en trámite actualmente, hecho que fue denunciado por varios medios periodísticos de Quilmes entre ellos el portal Quilmes a Diario, donde Pedro Navarro publicó:

Vuelven los estudios jurídicos y las privatizaciones de Aníbal Fernández

Otro tema más que preocupante tiene que ver con el regreso de los estudios jurídicos. En una sesión realizada minutos antes del 24 de diciembre, el Concejo Deliberante de Quilmes, aprobó de un plumazo treinta ordenanzas, de las cuales la "mayoría de los concejales" no saben de qué se trata.

Pese que Villordo lo había negado, el Concejo aprobó un proyecto del Intendente, para otorgarle poder a estudios jurídicos externos que tendrán la función de intimar y enjuiciar a comerciantes y grandes, medianos y pequeños empresarios del distrito.

Este sistema tiene malos recuerdos, le ocasionó graves problemas a miles de vecinos. Se había aplicado durante la gestión de Aníbal Fernández, (1991-1995), y había beneficiado a conocidos abogados allegados al poder local que se llenaron de plata, algunos de los cuales fueron denunciados por cobrar más de lo que correspondía. Miles de quilmeños se sintieron estafados. Incluso el Colegio de Abogados había cuestionado el procedimiento. Hoy vuelve Aníbal a conducir los destinos de Quilmes y junto a su intendente Sergio Villordo, vuelven los estudios jurídicos.

Otras decisiones "privatistas" de la nueva gestión comunal, tienen que ver con el control del presentismo de los trabajadores municipales y de las notificaciones que la Comuna le tiene que hacer a los vecinos. En contraposición, se sigue manteniendo la misma cantidad de empleados.

Como hace diez años, y a contramano de lo que hoy impulsa el gobierno del presidente Néstor Kirchner, en Quilmes vuelven sospechosas privatizaciones.

Gentileza de la Agencia UM Noticias. Web / E-mail
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones