Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Otra vez la salud de los trabajadores como variable de ajuste económico

Por Jorge Rachid

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 19/01/06.- Desde que asumió la nueva Corte Suprema y declaró inconstitucional los artículos 39 y 46 de la Ley de Riesgos del Trabajo presumimos quienes trabajamos en la Seguridad Social que por fin la teoría economicista, pilar del neoliberalismo, había llegado a su fin.

Tamaño error cuando vemos como los sectores interesados en seguir acumulando ganancias pretenden reducir su estructura de costos empresariales a cambio de disminuir la capacidad de resarcimiento del único capital que poseen los trabajadores que es su salud, único "bien " transable de su economía siempre precaria.

Como TODOS SABEMOS la salud de los trabajadores se cuida con inversiones de capital destinado a las condiciones de higiene y seguridad en el trabajo. No se cuida con SEGUROS GENEROSOS con las pólizas mensuales para los empresarios e insensibles y reaccionarios a la hora del siniestro haciendo de cada trabajador un número y una excusa para la no atención.

La Ministra Miceli prometió estudiar el tema. La Ministra Miceli debe saber que la salud de los trabajadores no se discute desde la economía sino desde el ámbito del trabajo y la seguridad social privilegiando la prevención, ergo inversión, sobre los sistemas seudo legales como la ley 24.557 votada a mano alzada por muchos de los legisladores que hoy ocupan sus bancas desde una supuesta centro izquierda, que como el gallito de los vientos en 1996 dieron pié a la peor de las inequidades sobre los trabajadores, impidiendoles su acceso a la Justicia. En efecto, desde la década menemista los trabajadores no sólo no podían acudir a los tribunales del trabajo, sino hacerlo en el marco civil con costas, lo cual originó la paradoja que juicios ganados por accidentes en la práctica por pago de honorarios eran lesivos al trabajador. Ademá desde 1996 cualquier trabajador accidentado y muerto valía menos que cualquier otro argentino en monto indemnizatorio.Recordar accidente de Austral los derecho habientes de los pasajeros cobraron cerca de 500 mil y los de los trabajadores de ése avión muertos trabajando, 50 mil.

Si se trata de frenar la inflación y serán nuevamente los trabajadores quienes deban asumir los costos, el neoliberalismo seguirá marcando la agenda argentina, por mas que los discursos digan otra cosa desde el poder.

No sólo hace falta una nueva Ley, hace falta una nueva concepción que devuelva el humanismo a la política y a la Patria un modelo solidario de construcción política.

El doctor Jorge Rachid es integrante del IBAPE, del CESS y del MNyP.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones