Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
RADIO NEDERLAND WERELDOMROEP / Web

Ecuador, camino a una ley de comunicaciones

Por Anna Rosales

Artículos de Radio Nederland editados en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - Radio Nederland, 18/09/09.- Ecuador le sigue los pasos a Argentina y ante la Asamblea Nacional ecuatoriana, se han presentado diversos proyectos de ley para reformar la legislación de los medios de comunicación en ese país. Las radios comunitarias tienen una visión al respecto.

Escuche la entrevista a Gissela Dávila, de la coordinadora de radios populares y educativas del Ecuador.

Las iniciativas coinciden en la necesidad de dar un marco legal que permita una mayor trasparencia y democratice el ejercicio de los medios. Sin embargo, persisten las dudas y discrepancias. Gissella Dávila, secretaria ejecutiva de CORAPE, la coordinadora de radios populares y educativas del Ecuador, vela por los intereses de estos medios. Radio Nederland conversó con ella.

  • Anna Karina Rosales.- ¿Qué le parece la propuesta del señor Pachano, si reúne las condiciones para que el sector que usted representa se vea también reconocido en las nuevas legislaciones sobre medios?

Gissella Dávila.- Nosotros estamos analizando el documento, pero tenemos algunos puntos que son importantes a debatir como, por ejemplo, el tema de la profesionalización de los comunicadores populares o de los comunicadores en general de todo el país. Se dice que los comunicadores comunitarios deben tener la certificación de una organización o de una comunidad indígena ecuatoriana que les respalde para que puedan ejercer como comunicadores populares. Esto nos parece que es discriminatorio, porque no se tiene que tener comunicadores de dos categorías. Nosotros hablamos de trabajadores de la comunicación y nos ampara la declaración de derechos humanos en el sentido de que la comunicación es un derecho único, universal y que no se podría pedir, por tanto, la profesionalización de ciertos comunicadores, y los otros el ser avalados por comunidades indígenas o ecuatorianas. Esta es una de las cuestiones que nosotros estamos analizando por el momento y estamos viendo también cómo podemos trabajar e incidir a que esto sea un tema que se debata en la Asamblea y se pueda cambiar.

  • A.K.R.- Existe otra propuesta de ley, la del Señor César Montúfar. ¿Qué espacio le da esta a las radios populares?

G.D.- En la propuesta de César Montúfar también hay algunas restricciones. Por ejemplo, nos preocupa a nosotros que se quiera decir que lo comunitario es lo comunal, lo pequeño, cuando en realidad, lo comunitario es lo común, es totalmente grande y tiene los mismos derechos que el resto de medios, públicos o privados. Además nos preocupa muchísimo que no se quiera hablar de la distribución equitativa de frecuencias. Por ejemplo, nosotros estamos hablando de que deberíamos tener el 33 por ciento para sectores públicos, el 33 para sectores privados y el 33 por ciento para sectores comunitarios. Ellos dicen que prácticamente es imposible, que no se puede hacer. Pero tenemos muestras de que esto sí es posible.

  • A.K.R.- Es calificado como positivo el hecho de que se esté en camino a la instalación de medios públicos de información, con contenidos más educativos, etc. pero ¿qué garantiza que estos no se vayan a volver tarima o vocero del gobierno de turno?

G.D.- Justamente nosotros estamos también diciendo que tenemos que diferenciar lo que son medios gubernamentales o de gobierno que tienen que existir como voz oficial, pero que no tienen que ser mezclados con medios públicos, que son medios del Estado. Se entiende por Estado a todas las personas, todos los ciudadanos y ciudadanas que estamos en el país y que lo construimos todos los días. Aquí se está dando un debate sobre ese tema y me parece que está empezando a tomar fuerza esa idea de que efectivamente puede existir una red de medios oficiales, pero también tiene que existir lo público como tal. Sin intromisión, mucho menos de los contenidos de parte del gobierno. Porque ahora tenemos un gobierno y mañana otro y eso tiene que quedar claramente definido.

  • A.K.R.- ¿Hasta qué punto será esta ley la solución a la polémica entre el gobierno y los medios que han sido cuestionados más de una vez en los últimos meses?

G.D.- Aquí tenemos nosotros también lo que hizo la Comisión de Auditorias de Frecuencia de Radio y Televisión, que fue una comisión que se hizo constitucionalmente y que tiene muchos cuestionamientos frente a algunos medios de comunicación con pruebas. Entonces, nosotros creemos que más bien lo que va a poner solución a todo esto es que se ejecuten realmente las recomendaciones que esta comisión dio. Porque la ley es una ley que va a legislarnos durante mucho tiempo, y esperamos que sea una ley en la que todos nos sentamos incluidos. No sé si se terminará la disputa entre el gobierno y algunos medios, porque siempre va a existir. Mire, nosotros estamos en un país democrático, donde cada quien puede decir las cosas que quiere, pero se tiene que respetar la libertad de expresión de todos y todas, incluida la del presidente, porque muchas veces aquí ha sido ese el problema, y sobre todo los medios deben tratar la información de forma verificada que también es importante para nosotros. No podemos dejar que los medios empiecen a decir cualquier cosa por una supuesta libertad de prensa o una libertad de expresión, que no pasa por esos términos. Esperamos que con la ley de comunicación tengamos un marco en donde las relaciones se vayan normalizando de mejor manera, pero que se vayan respetando también las libertades de cada sector.

  • A.K.R.- Nos comentaba el comunicador de Flacso, Mauro Cervino, en una anterior entrevista que se necesita de una autoridad o un poder que pueda ‘judicializar’ la información o la prensa y que esta no debe pertenecer ni al Estado ni a manos privadas, sino que sea una instancia ciudadana en donde confluyan la mayoría de intereses. ¿Cuán cerca se está de esta instancia si vemos las propuestas que están llegando?

G.D.- Nosotros hemos visto que allí hay la mayor discusión que se va a dar porque unos hablan de un Consejo que va a administrar todo eso, que tiene carácter vinculante. Otros piden que no tenga carácter vinculante. Nosotros hablamos de una entidad estatal colegiada con alta participación ciudadana. Porque, igual, estamos viviendo en un estado democrático que tiene el derecho a asumir sus autoridades y darles la responsabilidad para que hagan ese trabajo. Pero nos parece que al ponerle una alta participación ciudadana se va equilibrando. No es que se va a decir sólo lo que el gobierno diga, si no que se va también a ver el estado reflejado y se va a ver la ciudadanía con poder de decisión en esos momentos. Nos parece que por ahí también va a haber una fuerte discusión, de cómo va a quedar conformado este espacio.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de José Zepeda, Director del Departamento Latinoamericano de Radio Nederland / Web