Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
RADIO NEDERLAND WERELDOMROEP / Web

El capo consentido de Gobierno de México

La captura de uno de los hermanos Beltrán Leyva, y la muerte del otro, ambos jefes de uno de los principales cártels mexicanos de la droga, causan alegría a unos, pero despiertan sospechas en muchos.
Por Marta Durán de Huerta

Artículos de Radio Nederland editados en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - Radio Nederland, 06/01/10.- El 31 de diciembre fue capturado Carlos Beltrán Leyva, hermano del narcotraficante Arturo Beltrán Leyva, quien, el pasado 16 de diciembre, murió en un enfrentamiento con la Armada de México.

Arturo Beltrán Leyva ocupaba un lugar importante en el crimen organizado, pues era, entre otras cosas, quien se encargaba de comprar a funcionarios públicos de muy alto nivel. Con su muerte, el clan de los Beltrán Leyva quedó provisionalmente acéfalo. En la línea de sucesión están Edgar Valdez Villarreal, alias La Barbie, y Carlos Beltrán Leyva. Este último estará detenido durante 40 días por las autoridades, mientras la Procuraduría General de Justicia logra juntar pruebas que lo lleven a la cárcel. De no hallarlas, deberá ser puesto en libertad.

La captura de Carlos Beltrán Leyva se celebra en los noticieros como un triunfo en la lucha contra el narcotráfico. Sin embargo, entre los especialistas y conocedores del tema, el hecho levanta más dudas y sospechas que alegrías.

En la política mexicana no hay casualidades

En México operan varios cártels de la droga, como El cártel de Juárez (Carrillo Fuentes), el del Golfo (Osiel Cárdenas), el de Tijuana (Arellano Félix), el de Colima (Amescua Contreras), el de Sinaloa (Palma-Guzmán Loera), el Milenio (Valencia) y el de Oaxaca (Díaz Parada), por mencionar algunos.

El cártel de Sinaloa y el del Golfo son, por el momento, los más importantes. El del Golfo es una escisión del de Sinaloa, y es ahora su competidor y su más entrañable enemigo. Entre tanto, la guerra entre ambos ha dejado miles de muertos y ha sumergido en sangre al país.

En los golpes más recientes que se ha asestado al crimen organizado, los capturados provienen de todas las organizaciones, con excepción del cártel de Sinaloa, que es el más antiguo y se perfila como el más poderoso. Por tanto, la muerte de Arturo Beltrán Leyva y la captura de sus hermanos benefician directamente a Joaquín Guzmán Loaera, del cártel de Sinaloa.

El capo consentido del panismo

A Joaquín Guzmán, alias El Chapo Guzmán, se le considera el consentido del panismo, pues todo indica que la guerra que declaró el presidente Felipe Calderón al tráfico de drogas es una lucha en contra de los enemigos del Chapo Guzmán, pues entre ellos se cuentan los capturados o los muertos.

La prisión de ‘Puerta Grande’

El Chapo estuvo detenido en una cárcel de alta seguridad llamada Puente Grande, en Jalisco, de donde logró escapar como por arte de magia en el año 2001, en el sexenio de Vicente Fox. Desde entonces, nadie lo ha podido capturar, y su organización criminal trabaja como si nada hubiera pasado. Es más, el cártel de Sinaloa amplió su zona de influencia a Centroamérica, parte de África e Italia, allí en simbiosis con la mafia, y, según los últimos informes de prensa, creó una “cabeza de playa” en Rumania, desde donde vende droga a toda Europa.

Revista Forbes

Como si eso no bastara, en el 2009, la revista Forbes presentó al Chapo como uno de los hombres más ricos y poderosos del mundo, que ocupa el lugar 41, por encima del presidente ruso, Dmitri Medvédev (43). Era la segunda vez que Forbes lo incluía en su lista, con lo que provocó el manifiesto enojo del presidente Calderón. Aunque la revista calcula la fortuna del maleante en mil millones de dólares, no especificó cuáles fueron los parámetros utilizados para calcular esa cifra.

En entrevista a Radio Nederland, el analista político y profesor de periodismo José Gil, opinó que el Chapo Guzmán es el capo consentido del panismo, pues tanto el Gobierno de Vicente Fox ni el actual de Calderón, ambos del derechista Partido de Acción Nacional, PAN, lo han dejado en paz.

“En cambio, han golpeado a los Beltrán Leyva, a los Arellano y a otros grupos, pero no al Chapo y a sus socios, como Juan José Esparragoza, alias El Azul. Son capos que ni siquiera los medios mencionan. Todo indica que El Chapo tiene un muy buen acuerdo con el Gobierno, o que incluso es un socio del poder,” comentó el analista.

Alianzas con crimen organizado

“Cada Gobierno, cada sexenio se ha entendido con algún grupo del crimen organizado. Por ejemplo, en la administración de Carlos Salinas de Gortari, los tratos eran con los Arellano Félix, (cártel de Tijuana), quienes ejercían el control. Después fue Juan García Abrego (cártel de Tijuana). Con el gobierno de Ernesto Zedillo (1994-2000) el acuerdo fue con Amado Carrillo Fuentes, alias El Señor de Los Cielos ( Cártel de Juárez). Todo apunta a que, con el panismo en el poder, el convenio es con el cártel de Sinaloa, concretamente con el Chapo Guzmán,” precisa el profesor Gil.

A juicio del experto, el operativo en el que murió Arturo Beltrán Leyva benefició directamente al Chapo Guzmán. Entre tanto se ha revelado que esta acción de la Armada de México (que rara vez actúa en tierra) estuvo comandada por civiles encapuchados que daban órdenes.

Se podría concluir que hubo un acuerdo entre El Chapo Guzmán y el Gobierno federal para quitar de en medio a los Beltrán Leyva, y que los civiles que daban órdenes eran hombres del Chapo. Fueron ellos quienes, para enviar un mensaje macabro al enemigo, le bajaron los pantalones al cadáver de Arturo Beltrán, lo cubrieron con joyas y dinero, tomaron una foto y la filtraron a la prensa. Y, en México, en política, no hay casualidades. En resumen, El Chapo ha sido el más favorecido del panismo y sigue siendo el intocable”.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de José Zepeda, Director del Departamento Latinoamericano de Radio Nederland / Web