Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
Tweet OPINIÓN - MÉXICO

El asesinato de Carlos Sinuhé Cuevas, activista universitario

Por Gerardo Peláez Ramos

Artículos de Gerardo Peláez Ramos editados en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - Distrito Federal, 01/12/11.- El pasado 26 de octubre, de regreso de Ciudad Universitaria a su domicilio en la zona de Topilejo, en el kilómetro 28 cayó acribillado por 16 tiros el activista estudiantil Carlos Sinuhé Cuevas Mejía, quien era pasante en el Colegio de Filosofía de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, y militante de la Coordinadora de Movimientos Estudiantiles y Sociales Nuestra América.

Carlos Sinuhé participó activamente en el movimiento del Consejo General de Huelga de la UNAM en 1999-2000, en defensa de la educación pública, en contra de los proyectos neoliberales en la Universidad Nacional y por la realización de un congreso resolutivo.

Ante el ataque del ejército colombiano contra la hermana República del Ecuador el 1 de marzo de 2008, que produjo la muerte de combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo y de los estudiantes mexicanos Juan González del Castillo, Fernando Franco Delgado, Verónica Natalia Velázquez Ramírez, de la UNAM, y Soren Ulises Avilés Ángeles, del Instituto Politécnico Nacional, y por el cual resultó herida Lucía Morett Álvarez, de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional, Carlos Sinuhé intervino en actividades de solidaridad con los familiares de los estudiantes asesinados y contra el gobierno oligárquico de Álvaro Uribe Vélez, conocido agente de los monopolios y gobiernos de Estados Unidos.

Frente a la campaña contra la UNAM que desarrollaron los órganos de seguridad del Estado colombiano, el imperialismo norteamericano y la derecha mexicana con motivo de los hechos de Sucumbíos, Ecuador, el doctor Ambrosio Velasco Gómez planteó el 11 de marzo: "El consejo técnico de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM deplora los sucesos del pasado primero de marzo ocurridos en territorio ecuatoriano, donde resultó herida Lucía Andrea Morett Álvarez y falleció Juan González del Castillo, ambos alumnos de la Facultad de Filosofía y Letras. Asimismo, expresa su profunda preocupación ante la posibilidad de que otros dos estudiantes de la facultad, Verónica Natalia Velázquez Ramírez y Fernando Franco Delgado, hayan fallecido en esas acciones violentas que merecen nuestra condena.

"El consejo técnico reafirma que la libertad de pensamiento, de expresión, de investigación y de cátedra son principios fundamentales de la vida universitaria. El legítimo ejercicio de estos derechos no debe confundirse con acciones guerrilleras. Estos principios y la información que se cuenta respaldan las declaraciones de Lucía Andrea Morett y de su padre que niegan rotundamente la pertenencia de la alumna a alguna organización guerrillera. Lucía Andrea Morett ha sido una destacada estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras, que además de haber concluido con excelente promedio la totalidad de los créditos de su carrera, participa en diversos espacios y proyectos que organizan los estudiantes de la facultad de manera extracurricular.

"El consejo técnico de la facultad expresa su preocupación por la salud e integridad de Lucía Andrea Morett Álvarez y pide a las autoridades competentes que garanticen plenamente sus derechos".

Carlos Sinuhé era un hombre preocupado por los problemas económicos, políticos y sociales de México, América Latina y el mundo, por lo que militó en forma activa contra los gobiernos neoliberales y sus aliados al norte del río Bravo. No le eran ajenas las luchas de los trabajadores asalariados, campesinos, indígenas y estudiantes. Así, ante la "extinción" de Luz y Fuerza decretada por el gobierno espurio de Felipe Calderón Hinojosa, se solidarizó con el movimiento de resistencia del Sindicato Mexicano de Electricistas, a la vez que participó en la Asamblea Interfacultades, en la Asamblea Universitaria Académica y en el Foro Nacional de Desplazados.

En un documento, la Coordinadora de Movimientos Estudiantiles y Sociales Nuestra América, el Partido Revolucionario de las y los Trabajadores, el Colectivo Tlanemani - Tlan y otros organismos informan: "Desde septiembre de 2009 fue objeto de difamación a través de carteles pegados en la periferia de la facultad así como volantes firmados por el supuesto Colectivo Revolucionario Emiliano Zapata acusándolo a él y a otros compañeros de las Asambleas de ser infiltrados de la Secretaría de la Defensa Nacional, de ser espías, militares, de narcotraficantes, de vendedores ambulantes, narcoterroristas. Estas intimidaciones y amenazas han continuado hasta este año también a través de correos electrónicos de grupos estudiantiles organizados contra la militarización del país…"

Carlos Sinhué participó, asimismo, en la marcha Por la Paz con Justicia y Dignidad, contra la militarización del país y, naturalmente, en las actividades propias del movimiento estudiantil tanto en su facultad como en la UNAM en general.

La Asamblea Estudiantil de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM aprobó diversas medidas para manifestar su repudio al proditorio crimen, entre las cuales resalta la realización de un paro de protesta de 24 horas que se llevó a cabo los días 27 y 28 de octubre del año en curso. Se efectuaron otras acciones.

El 28 de octubre retropróximo se expidió el siguiente comunicado: "El Consejo Técnico de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México manifiesta su consternación y repudio por el lamentable asesinato de Carlos Sinuhé Cuevas Mejía, miembro de nuestra comunidad.

"Esta muerte se inscribe en el clima de creciente inseguridad y violencia por el que atraviesa México, y que afecta tanto a los universitarios como a la población en general.

"Exigimos a las autoridades correspondientes esclarecer los hechos y castigar a los culpables de éste y otros crímenes. Nos sumamos, con ello, a los reclamos sociales por un país donde no reine la impunidad.

"Reiteramos el compromiso de la Facultad de Filosofía y Letras de continuar con su trabajo académico como una forma de contribuir a la solución de los graves problemas nacionales".

El asesinato de Carlos Sinuhé Cuevas forma parte de un panorama nacional signado por la ilegalidad, la violencia, la supresión de facto de los derechos humanos y la criminalización del movimiento social. En fechas recientes han caído bajo el fuego de bandas paramilitares José Juan Rosales Pérez, del SME; Catarino Torres Pereda, del Comité de Defensa Ciudadana (Tuxtepec, Oaxaca); Javier Torres Cruz, de la Organización Campesina Ecologista de la Sierra de Petatlán y Coyuca de Benítez, Guerrero, y Pedro Leiva Domínguez, de la comunidad indígena nahua de Santa María Ostula, Michoacán. También han sido liquidados físicamente varios universitarios. En este contexto, es correcta la posición de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM: las autoridades deben esclarecer este asesinato que, conforme a las circunstancias en que se produce, todo indica que tiene un carácter político.

Gerardo Peláez Ramos es autor, entre otras obras, de Partido Comunista Mexicano. 60 años de historia. (Cronología. 1919-1968), 2 tomos, Culiacán, UAS, 1980; Situación actual y perspectivas del movimiento sindical en México, Puebla, UAP, 1978; Historia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, México, ECP, 1984, y Ed. del STUNAM, 2ª ed. corr. y aum., 2000; Las luchas magisteriales de 1956-1960, México, ECP, 1984; Historia del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad Autónoma de Guerrero, Chilpancingo, CESS del STAUAG, 1990; El sindicalismo magisterial. 1935-1943, México, SNTE, 1994; Diez años de luchas magisteriales (1979-1989), México, Ed. del STUNAM, 1999; Breve historia del STUNAM, México, UNAM-STUNAM, 2001, y Resumen histórico del SUNTU (1979-1995), Culiacán, SUNTUAS Académicos, 2004.