Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
Tweet CLÍO, UN LUGAR PARA LA HISTORIA - MÉXICO

Cincuentenario de la Central Campesina Independiente

Por Gerardo Peláez Ramos

Artículos de Gerardo Peláez Ramos editados en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - Distrito Federal, 30/01/13.- EN LA HISTORIA del movimiento campesino mexicano destacan tres importantes organizaciones representativas: la Liga Nacional Campesina, entre 1926 y 1929, que fue conducida por Úrsulo Galván y los héroes comunistas Manuel P. Montes y José Guadalupe Rodríguez Favela; la Unión General de Obreros y Campesinos de México, constituida en 1949 como organización unitaria de trabajadores asalariados y pobres del campo bajo la dirección del líder minero Agustín Guzmán, Jacinto López y Arturo Orona, que, ante la ofensiva gubernamental, quedó convertida finalmente en una organización en esencia del campo, y la Central Campesina Independiente, formada en el Congreso celebrado entre el 6 y 8 de enero de 1963, encabezada por militantes del Partido Comunista Mexicano como Ramón Danzós Palomino y Arturo Orona, y representantes del cardenismo agrario. Tanto en 1926-1929 como en 1963-1964 la unidad campesina se abrió paso y fue alcanzada mediante la concurrencia de comunistas y elementos nacional-revolucionarios. La CCI nació, pues, como un frente único de los ejidatarios, comuneros y minifundistas.

La confluencia de comunistas, cardenistas, intelectuales avanzados y otros militantes por la democracia y contra el imperialismo se intensificó con motivo del triunfo y radicalización de la Revolución cubana. Desde la realización de la Conferencia Latinoamericana por la Soberanía Nacional, la Emancipación Económica y la Paz, se celebró una reunión de delegados agraristas para impulsar la reforma agraria y avanzar en la unidad del movimiento campesino. En abril de 1961, se efectuó una asamblea campesina en Zamora, Michoacán, y en mayo de ese año surgió el Comité Regional de Unificación Campesina Independiente de la Comarca Lagunera.

Después de agosto de 1961, sobre la base del Programa del Movimiento de Liberación Nacional --que incluía el objetivo de la reforma agraria radical--, se realizaron asambleas campesinas en Michoacán, Coahuila, Nuevo León, Sonora, Puebla, Morelos, Veracruz, Guerrero, Guanajuato y Jalisco, que sentaron las bases para reunir en Torreón, Coahuila, a delegados de La Laguna y de varios estados de la República, que aprovecharon el Congreso de la Unión de Sociedades de Crédito Ejidal de la Comarca Lagunera, a mediados de agosto de 1962. Allí discutieron los problemas del campo y se pronunciaron por la unidad de los campesinos en una central independiente.

En octubre de 1962, fue lanzada en la Ciudad de México la convocatoria al Congreso Constituyente de la Central Campesina Independiente, que avalaban firmas de dirigentes agrarios como Manuel Granados Chirino, Arturo Orona, Graciano G. Benítez, Blas Vergara y Ramón Danzós Palomino.

La posibilidad de organizar a masas campesinas fuera del control oficial, concitó una intensa campaña anti-MLN y anticomunista de agrupaciones de la Confederación Nacional Campesina y la prensa nacional; Jacinto López, líder de la UGOCM, y Vicente Lombardo Toledano, dirigente del Partido Popular Socialista, manifestaron su oposición a la nueva central y acusaron al MLN de divisionista. En el fondo estaba el debilitamiento de una de las bases del régimen del Partido Revolucionario Institucional: el control de la CNC sobre el campesinado.

A pesar de la campaña, el Congreso Constituyente de la CCI tuvo lugar del 6 al 8 de enero de 1963. Entre las organizaciones fundadoras se encontraban: el Frente Ixtlero de los Estados de Nuevo León, Coahuila, San Luis Potosí, Zacatecas y Tamaulipas, la Unión de Sociedades de Crédito Ejidal de la Comarca Lagunera 1940-1962, la Alianza Revolucionaria de Obreros y Campesinos del Estado de Oaxaca, los núcleos campesinos de la Asociación Cívica Guerrerense y la Federación Revolucionaria Campesina del Estado de Morelos "Rubén Jaramillo". Asistieron 2 mil delegados en representación de más de medio millón de ejidatarios, comuneros y minifundistas.

En la Declaración de Principios de dicha organización se señaló con claridad:

...Esta central campesina es independiente del poder público, de los terratenientes y de la burguesía agraria, declarándose autónoma y libre frente a sus enemigos de clase, además de fuerzas y personas que confunden y frenan las luchas en servicio de los intereses de los viejos y nuevos ricos del campo y la ciudad.

El congreso eligió un Comité Ejecutivo Nacional, que incluía a tres secretarios generales: Arturo Orona, Alfonso Garzón y Ramón Danzós Palomino.

Las resoluciones de la CCI, planteaban:

1. Denunciar la política de "guerra fría", con la campaña anticomunista que le es inherente, realizada por las potencias occidentales, principalmente por los EU, política que pone en peligro la paz del mundo y origina constantemente conflictos entre los estados, inclusive el estallido de guerras locales.

El Congreso resolvió sobre la cuestión sindical:

1. Organización sindical de todos los trabajadores agrícolas para la defensa efectiva de sus derechos e intereses conforme lo señalan las leyes laborales del país.

2. Alianza obrera y campesina y solidaridad de los trabajadores del campo y de la ciudad.

3. Por la creación de la bolsa de trabajo con dinero del Estado para subsidiar a los trabajadores agrícolas desocupados.

4. Por el cumplimiento de las obligaciones que señala el artículo 123 constitucional, por parte de los patrones agrarios.

En torno a la situación política de la entidad guerrerense, demandó: "La libertad del Lic. José María Suárez Téllez y de los demás encarcelados en el estado, y el cese de la persecución contra Genaro Vázquez, dirigente cívico del pueblo de Guerrero, y contra otros líderes del movimiento popular guerrerense".

Acerca del MLN, especificó:

El programa y los fines de las Central Campesina Independiente coinciden con el programa y los objetivos del Movimiento de Liberación Nacional.

La Central Campesina Independiente tiene un vivo interés, por lo que se ha dicho, en que el Movimiento de Liberación Nacional crezca, se desarrolle y se amplíe, en que logre las finalidades unitarias y su carácter de frente único; en que el MLN contribuya al máximo a unir en la acción democrática y patriótica a todos los sectores organizados y fuerzas progresistas y antiimperialistas de nuestro país.

La constitución de la CCI le dolió a la reacción, dado que debilitaba la dominación prrista y fortalecía a la izquierda social y política. De inmediato, dio comienzo una campaña de declaraciones anticomunistas y antiagraristas. Antonio Díaz Soto y Gama, Juan Gil Preciado, el Partido Acción Nacional, el Frente Cívico Mexicano de Afirmación Revolucionario y la Unión Nacional Sinarquista se lanzaron con furia en contra de la nueva central.

El 9 de enero, la Comisión Política del Comité Central del PCM:

No es extraño que entre las voces que se levantaron a condenar al movimiento campesino revolucionario representado por la Central Campesina Independiente haya sonado también la del Partido Popular Socialista. Es la misma voz que se levantó a condenar las huelgas ferrocarrileras de marzo de 1959; la misma que condenó las acciones de los maestros de la Sección IX y la que, ante cada acción independiente de las masas obreras y campesinas, se levanta a reivindicar la unidad alrededor del gobierno.

Danzós, la CCI y el Frente Electoral del Pueblo

RAMÓN DANZÓS FUE un combatiente por la libertad política. En 1963, el Partido Comunista y otras fuerzas democráticas organizaron el Frente Electoral del Pueblo, con objeto de participar en la campaña presidencial de 1963-1964. La constitución del FEP, debido a la política colaboracionista del PPS y a la candidatura de derecha del PRI, permitió aglutinar movilizar a grupos no despreciables de ciudadanos en busca de una alternativa democrática y antimperialista. Los dirigentes y cuadros de la CCI desempeñaron un papel importante en la lucha comicial.

La reacción del poder público frente al FEP fue de hostilidad y represalias violentas. El 22 de agosto de 1963 fue asesinado Juan Maldonado en Petatlán, Guerrero. En el mes de diciembre del mismo año en Uruapan, Michoacán, fueron detenidos, encarcelados y vejados Daniel Zavala, Luis García, Enrique Huerta, Ezequiel Tapia Pérez y Jesús González. En marzo de 1964 fueron detenidos Norberto Vargas y tres miembros más del nuevo partido.

El FEP solicitó su registro como partido político, pero le fue negado. En noviembre de 1963, como se había planteado en la convocatoria, se llevó a efecto la Asamblea Nacional Extraordinaria del Frente Electoral del Pueblo, que eligió como su candidato presidencial a Ramón Danzós Palomino.

En diversos lugares, el FEP desarrolló una campaña de masas. Así, en Izamal, Yucatán, celebró una gran concentración el 29 de septiembre de 1963. En Veracruz se efectuó un mitin, el 27 de mayo de 1964, que reunió a varios miles de obreros, campesinos, empleados y estudiantes. En Minatitlán, Villahermosa, Mérida y Oaxaca se realizaron concentraciones importantes a fines de mayo y principios de junio. El 28 de junio, en la plaza de Santo Domingo de la capital de la República, se dio el cierre de campaña del FEP.

La campaña del FEP se desenvolvió en un período clave en la historia del PCM y la contemporaneidad nacional: luego de la caída de la dirección de Dionisio Encina, el ajuste de cuentas con la ideología de la Revolución mexicana y la formulación de un programa comunista que planteaba la realización de una nueva revolución en México, la revolución democrática de liberación nacional, al mismo tiempo que en el país el movimiento social y político de izquierda tendía a romper con el corporativismo con la primera sacudida del charrismo sindical de 1956 a 1960, el nacimiento del Movimiento de Liberación Nacional y el surgimiento y desarrollo de la Central Campesina Independiente. La formación del FEP se ubicaba en ese contexto.

El Presídium del CC del PCM hizo el siguiente balance de la jornada de 1963-1964: "La oposición democrática ha salido fortalecida de esta campaña electoral. Centenares de miles de ciudadanos conocieron la aparición y desarrollo de un fuerte movimiento verdaderamente popular, democrático y antimperialista, de oposición a la línea de conciliación con el imperialismo que preconizó el candidato oficial..."

División de la CCI

El 19 DE SEPTIEMBRE de 1964, encabezados por Humberto Serrano y Manuel Granados Chirino, elementos oficialistas de la CCI, dijeron expulsar a "todos los directivos del Comité Ejecutivo Nacional que son miembros del llamado PCM, por flojos e irresponsables y por haber traicionado el compromiso que contrajeron con los campesinos de México". Pasaron a apoderarse de las oficinas de la organización.

El 4 de octubre, la sesión plenaria del CEN y el Consejo de Vigilancia de la CCI, frente a las acciones divisionistas de Humberto Serrano, Manuel Granados Chirino y Alfonso Garzón, expulsó a éstos de las filas de la central. A partir de la división de la confederación, existieron dos CCI. Sin la orientación de la dirección comunista, los campesinos en varias entidades federativas denominaron a la organización CCI Revolucionaria.

Con Ramón Danzós Palomino como principal dirigente, la CCI participó en importantes movilizaciones de campesinos por la tierra, los precios de garantía para productos agrícolas, las demandas particulares de núcleos de productores del campo y otras reivindicaciones de campesinos y obreros agrícolas.

Puebla, 1964: la lucha de los lecheros y la caída de Nava Castillo

POR SU PARTICIPACIÓN en el movimiento lechero de 1964, Ramón Danzós fue aprehendido y recluido en la cárcel de San Juan de Dios, de la Ciudad de Puebla, junto con estudiantes, obreros, campesinos y personas de otros sectores. Se le incoó un proceso judicial, acusado de diversos delitos, todos ellos inventados. De los acontecimientos de ese importante movimiento social, el entonces secretario general de la CCI dejó su versión, por lo que este apartado se apoya en dicha versión casi textualmente.

El gobernador envió al Congreso Local una iniciativa de decreto sobre la obligatoriedad de pasteurización de la leche, iniciativa que fue aprobada. Al obligar a los lecheros a entregar su producto a la planta pasteurizadora, el precio que se les pagaría sería menor que el que obtenían vendiendo la leche directamente al público. Como consecuencia de esto, los pequeños productores de leche veían mermados sus ya reducidos ingresos.

Los consumidores de este artículo de primera necesidad, pagarían el litro de leche ya pasteurizada a precios más altos. Por consiguiente, resultaba perjudicada la mayoría de la población y sobre todo la de más escasos recursos.

Los lecheros recurrieron a las oficinas de la Federación de la CCI en Puebla, que rápida e incondicionalmente les dio el apoyo que demandaban. La dirección nacional de la CCI les planteó que deberían llevar a efecto una lucha política para defender sus intereses económicos y los del pueblo en general, recomendándoles que recogieran el mayor número de firmas entre el pueblo de respaldo a sus demandas, estando de acuerdo con la pasteurización con otro contenido. Para ello, debían de apoyarse en distintas organizaciones de campesinos, políticas y populares.

La central sugirió que se organizara un acto público en la Ciudad de Puebla. Éste se realizó el 13 de octubre de 1964. El Comité Ejecutivo Nacional de la CCI acordó que participara Ramón Danzós en este mitin y se propusiera, previo acuerdo con los lecheros y la Federación local de la central, nombrar una comisión de lecheros y de otros sectores que quisieran participar, para gestionar una entrevista con el gobernador, general Antonio Nava Castillo.

Desde el anuncio de la preparación del mitin, el gobierno del estado y el federal, empezaron a concentrar la mayor parte de la policía estatal y un numeroso contingente de la policía judicial y de la Dirección Federal de Seguridad. Al concentrarse en la plaza donde estaba anunciado el acto, los 5 mil u 8 mil hombres y mujeres participantes, fueron tratados a macanazos, culatazos y golpes, mientras detenían y encarcelaban a todo el que podían atrapar. Ramón Danzós fue uno de los primeros detenidos.

Los participantes en el frustrado mitin buscaron la forma de responder a la brutal agresión. Los policías no salieron muy bien librados.

La represión no resolvió el conflicto. Al contrario, lo agudizó. La combatividad del pueblo creció y el movimiento abarcó a ciudadanos y adolescentes de la ciudad y el campo. En casi un mes de lucha, las manifestaciones, mítines, huelgas --como la de la Universidad-- aumentaban. Decenas de miles de personas participaban en contra del gobierno y exigían la caída del gobernador. Las demandas ya no se circunscribían al problema de la leche y a la libertad de los compañeros presos, sino que se sumaban una serie de reivindicaciones referentes a impuestos y abusos, que mantenían indignados a los participantes. La población halló un vehículo para canalizar todo el descontento acumulado, en esta lucha inicialmente promovida por los lecheros y la CCI.

La Universidad Autónoma de Puebla fue agredida por el gobierno, debido a la participación de contingentes estudiantiles desde el inicio de la lucha. En estas condiciones, la Universidad declaró una huelga general, aumentó la participación de los estudiantes en la lucha contra el gobierno, y prácticamente se convirtió en el centro de las movilizaciones.

Las motocicletas y otros vehículos que se utilizaban para la agresión a los estudiantes, campesinos y pueblo en general, les fueron arrebatados a los bomberos y otros cuerpos represivos, siendo incendiados en las calles de la capital poblana. El Ejército ocupó la Ciudad de Puebla.

Salvo contadas excepciones, la prensa, tanto local como nacional, desató una furibunda campaña contra la lucha. Aparte del sinnúmero de artículos, reportajes y editoriales, todos los días aparecían desplegados del gobernador, los diputados, otros funcionarios, la iniciativa privada, los líderes charros de las centrales obreras y de la CNC, de apoyo al gobierno y de condena a la lucha del pueblo.

Ante la extensión del movimiento y la crisis de legitimidad de las autoridades, cayó Antonio Nava Castillo, y asumió la gubernatura del estado el ingeniero Aarón Merino Fernández. Poco después, el Decreto de Pasteurización de la leche fue derogado. Ramón Danzós Palomino fue liberado el 3 de noviembre de 1964, junto con Bruno Martínez (líder de la CCI en Puebla) y Raúl Márquez.

De cara a la campaña anticomunista que se generó por la participación destacada de la CCI, el Presídium del Comité Central del PCM expresó el 15 de octubre:

...Rechazamos el infundio de la reacción de que nuestro partido ha sido el provocador de los acontecimientos de Puebla. Los auténticos provocadores se encuentran en los puestos del gobierno de Puebla, se encuentran en las más altas oficinas del Palacio de Gobierno de aquella entidad. Son quienes intentan aplastar a los pequeños productores de leche, bajo el pretexto de la instalación de una planta pasteurizadora, que oculta el propósito de monopolizar la leche en manos de un trío de venales negociantes con el hambre del pueblo, entre los que se encuentra el propio gobernador de Puebla, general Antonio Nava Castillo.

Arnoldo Martínez Verdugo analizó en los siguientes términos el movimiento lechero de Puebla, en el Pleno del Comité Central del PCM, celebrado del 9 al 11 de noviembre de 1964:

Los recientes acontecimientos de Puebla son un ejemplo brillante de la situación que se está formando en México, del nivel que alcanza el descontento de las masas y de su decisión de derrotar la política reaccionaria y represiva, agudizada desde las jornadas obreras de 1958 y 1959. Habiendo comenzado como una acción de los campesinos lecheros contra una medida monopolista planeada por las autoridades locales, el movimiento poblano se convirtió en el curso de unos cuantos días en un movimiento de todo el pueblo contra la política reaccionaria y represiva de las autoridades. Fue suficiente esta ocasión para que se revelara la endeblez del control de la camarilla sindical gobiernista sobre el movimiento obrero; numerosos sindicatos se incorporaron al movimiento en contra de las directivas de los líderes corrompidos, e incluso los expulsaron por la fuerza de los locales sindicales, como sucedió en Atlixco con el secretario general de la CROM, o los depusieron de la dirección, como en el caso de los ferrocarrileros de la Sección 21.

Durante el movimiento de Sonora, en 1967, contra la imposición de un impopular candidato priista a gobernador, Ramón Danzós Palomino fue detenido el 17 de mayo. A partir de esta fecha, la lucha por la libertad del líder de la CCI se convirtió en una bandera del movimiento social democrático y las más importantes organizaciones de izquierda. A propósito de la represión en Sonora, el PCM planteó:

Llamamos la atención de todos los demócratas y patriotas, de todos aquellos que contribuyeron a crear los principios avanzados que contiene nuestra Constitución; les decimos con toda responsabilidad: el gobierno del presidente Díaz Ordaz camina rumbo a una dictadura militar y policíaca, cuando utiliza métodos que en nada se diferencian de los empleados por los gorilas argentinos, brasileños y bolivianos.

Antes que sea demasiado tarde, es preciso unir y movilizar las fuerzas capaces de cerrar el paso a la instauración de una dictadura militar y policíaca en nuestro país, desenlace lógico de 5 lustros de contrarrevolución pacífica.

Marcha agraria, tomas de tierra y represión contra Danzós

La CCI organizó y realizó una marcha agraria de Puebla y Tlaxcala hacia la Ciudad de México, que partió simultáneamente el día 10 de abril de 1972, como verdadero homenaje a Emiliano Zapata y contra la política agraria del gobierno. La marcha fue reprimida por la administración de Luis Echeverría Álvarez, siendo detenida a mitad del camino por el Ejército con más de 600 soldados y oficiales, perfectamente equipados para una campaña militar.

Después de esta marcha, se llevaron a cabo una serie de tomas de tierras por los propios campesinos, quienes cansados de años de gestiones, papeleos y engaños de parte del Departamento Agrario y el presidente de la República, no tenían otra solución, mayormente cuando muchos de estos grupos campesinos tenían resoluciones presidenciales de dotación agraria que no se ejecutaban.

En un Pleno Nacional del Consejo Central y del Comité Ejecutivo Nacional de la CCI, realizado en mayo de 1973, se tomó la determinación de organizar y realizar una Jornada Nacional de Lucha por la Tierra, del 20 al 26 de julio de ese mismo año. En varios estados de la República se realizaron importantes movilizaciones a raíz de esta iniciativa; los campesinos, por su propia cuenta ocuparon más de 70 grandes propiedades en todo el país; la mayor parte con la participación y dirección de elementos de la CCI.

En el proceso de la Jornada Agraria, Ramón Danzós fue arrestado en su domicilio, en la Ciudad de México, el 23 de julio de 1973, por agentes de la Procuraduría General de la República, siendo trasladado a la cárcel de Atlixco, Puebla, donde lo tenían incluido en un proceso por los delitos de "despojo" y "apología o provocación de un delito", confeccionado con motivo de un intento de toma de tierras por unos campesinos el 2 de noviembre de 1972.

Danzós señalaba: "No conforme el gobierno con revivir este viejo proceso, inventó como siempre, otro más. Utilizó a líderes y campesinos engañados de la CNC, a quienes indujo a un simulacro de invasión de tierras, el día 25 de julio de 1973, estando ya detenido y encarcelado, y haciéndoles declarar que yo les había aconsejado que invadieran las tierras; así también hicieron presentar la acusación de despojo al propietario de los terrenos de la supuesta invasión, un individuo de origen italiano apellidado Stiavoni. A un grupo de estos campesinos los encarcelaron por uno o dos días, para darle color a la maniobra leguleya y fueron puestos en libertad por gestiones e intervención de los líderes y abogados de la CNC, quedando así cubierto el expediente "jurídico" para ejercer en mi contra la represión política y manejar, el gobierno, el descarado argumento de que soy un preso común".

El 19 de noviembre de 1974 Ramón Danzós Palomino fue liberado después de haber pagado la fianza fijada por el juez de la causa.

La Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos

DEL 14 AL 16 de noviembre de 1975 tuvo verificativo el Tercer Congreso Nacional de la CCI, del cual surgió la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos. En esta reunión, considerando los cambios habidos en la agricultura y en la sociedad mexicanas se distinguió claramente la existencia de un importante proletariado agrícola en nuestro país. La CIOAC precisaba:

El proceso capitalista del campo mexicano ha dado lugar a la aparición de dos clases fundamentales, la burguesía agraria y el proletariado rural. Existen además, el semiproletariado rural, los pequeños campesinos y los campesinos medios.

Las clases explotadas son el proletariado rural, el semiproletariado y los pequeños campesinos. Los campesinos medios explotan mano de obra y a su vez son explotados por el gran capital. Los campesinos ricos o burguesía rural media y la gran burguesía agraria, muy ligada a la empresa comercial bancaria, junto a la pequeña minoría de terratenientes que arriendan sus tierras, constituyen los explotadores del campo.

Durante la realización del congreso campesino se efectuó, el 15 de noviembre, la mayor manifestación de la Tendencia Democrática de los Electricistas y sus aliados en la Ciudad de México, con la participación de todos los delegados de la CCI, en la cual hablaron Rafael Galván, del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana; Miguel Ángel Guzmán Melgarejo, de la Comisión Legislativa de Unificación del Sindicato Mexicano de Electricistas; Demetrio Vallejo, del Movimiento Sindical Ferrocarrilero, a nombre de la Coalición Ferrocarrilera; Ramón Danzós Palomino, de la CCI, en representación de las organizaciones campesinas; Pablo Pascual, del Sindicato del Personal Académico de la UNAM, a nombre de los sindicatos universitarios; Gustavo Torres, en representación de los colonos, y Jesús Orozco, de la Sección 8 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, a nombre de los sindicatos de provincia.

A 50 años de fundación de la Central Campesina Independiente no sale sobrando reconstruir algunas de sus intervenciones más destacadas en las luchas de nuestro pueblo, en especial en los días que corren, cuando, desafortunadamente, los campesinos y obreros agrícolas se hallan en una situación de gran dispersión y división de sus fuerzas combativas y avanzadas, aunque no está demás reconocer los avances notorios en el proceso organizativo de los pueblos originarios por conducto del Congreso Nacional Indígena. También es justo reconocer el rol de vanguardia jugado por Ramón Danzós Palomino, uno de los grandes líderes del movimiento campesino de la patria de Emiliano Zapata, Pancho Villa, Primo Tapia, José Guadalupe Rodríguez Favela y Rubén Jaramillo.

Bibliohemerografía básica

1. Fuentes originales, libros y folletos

Archivo del Centro de Estudios del Movimiento Obrero y Socialista.

Danzós, Ramón, Desde la cárcel de Atlixco (Vida y lucha de un dirigente campesino), México, ECP, 1974.

La Central Campesina Independiente, México, FCP, 1963.

Llamamiento a todos los campesinos de México, Zamora, mimeo, 20-IV-61.

Martínez Verdugo, Arnoldo, Tareas para mejorar la dirección del partido, México, Ed. del CC, 1966.

Por qué lucha, qué será y por cuáles objetivos luchará el "Frente Electoral del Pueblo", México, Foto Offset Centinela, 1963.

2. Periódicos, revistas y artículos

El Día.

El Universal.

Excélsior.

La Voz de México, núm. 1734, 15-I-63.

La Voz de México, núm. 1753, 30-VII-64.

La Voz de México, núm. 1758, 1ª qna. de oct. de 1964.

Nueva Época, núms. 5-6, enero-marzo de 1963.

Nueva Época, núm. 16, junio de 1967.

Oposición, núm. 116, 13-XII-75.

Peláez Ramos, Gerardo, "El Movimiento de Liberación Nacional", en Legado sindical, 3ª ép., núm. 2, febrero de 1992, y núm. 3, marzo de 1992. Reproducido en los sitios Rebelión, La Haine, MLN y otros.

--"El asesinato de Rubén Jaramillo", en los sitios Apia virtual, La Haine, Rebelión, 4 vientos, La Voz del Anáhuac, Nodo50 y otros.

--"Partido Comunista Mexicano: su historia electoral", en Socialismo, núms. 3-4, octubre-diciembre de 1989. Reproducido en La Haine, Apia virtual y otros sitios de la red.

--"La Liga Nacional Campesina (1926-1929)", en Apia virtual, La Haine, Hoz y Martillo, Nueva Radio y otros sitios.

--"Arnoldo Martínez Verdugo, constructor del PCM renovado", en Apia virtual, La Haine, ABP Noticias y otros sitios. Política, núm. 66, 15-I-63.

Gerardo Peláez Ramos es autor, entre otras obras, de Partido Comunista Mexicano. 60 años de historia. (Cronología. 1919-1968), 2 tomos, Culiacán, UAS, 1980; Situación actual y perspectivas del movimiento sindical en México, Puebla, UAP, 1978; Historia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, México, ECP, 1984, y Ed. del STUNAM, 2ª ed. corr. y aum., 2000; Las luchas magisteriales de 1956-1960, México, ECP, 1984; Historia del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad Autónoma de Guerrero, Chilpancingo, CESS del STAUAG, 1990; El sindicalismo magisterial. 1935-1943, México, SNTE, 1994; Diez años de luchas magisteriales (1979-1989), México, Ed. del STUNAM, 1999; Breve historia del STUNAM, México, UNAM-STUNAM, 2001, y Resumen histórico del SUNTU (1979-1995), Culiacán, SUNTUAS Académicos, 2004.