Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
COSTA RICA

Los puertos de Limón y Moín están siendo operados por policías y guardias

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 25/10/06.- Gustavo Adolfo Gutiérrez Vigil, Secretario General de la Federación Nacional de Trabajadores de la Empresa Nacional de Puertos (FENTENAPU) del Perú, nos informa que "Existe la militarización de los puertos de Costa Rica, razón por la cual la Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF) ha tomado cartas en el asunto con mucha energía, encabezando la misma el compañero Frank Leys". En tal sentido, en la página Web de la ITF encontramos el artículo que publicamos a continuación.

Portuarios de Costa Rica se enfrentan a la privatización

ITF, 04/10/06.- Un grave conflicto ha estallado en Costa Rica luego de la intervención de rompehuelgas en el paro convocado por los portuarios de Puerto Limón, a finales del mes pasado, como protesta contra los planes del gobierno de privatizar los puertos y para exigir el pago de las prestaciones sociales que les adeuda.

Los portuarios, miembros del Sindicato de Trabajadores de JAPDEVA (SINTRAJAP), afiliado a la ITF, se han pronunciado enérgicamente en contra de la venta de los puertos Limón y Moin. Reclaman además el pago de 450 millones de colones (1 millón de dólares) que les adeuda el Estado en concepto de prestaciones sociales. Este dinero estaba ya estipulado en el convenio colectivo suscrito por el sindicato y el gobierno el año pasado.

El 25 de septiembre, el personal comenzó el trabajo a reglamento. Al poco entraron en escena 300 rompehuelgas (entre los que se encontraban agentes de la policía y guardias de seguridad del puerto) a quienes el viceministro de Seguridad Nacional ordenó efectuar las tareas de manipulación de las cargas. El sindicato respondió movilizando a la opinión pública. Hoy están convocadas una rueda de prensa y una reunión con agrupaciones de la sociedad civil.

Antonio Fritz, secretario regional de la ITF para las Américas ha declarado: "el gobierno de Costa Rica se muestra abiertamente hostil al movimiento sindical y ha incumplido repetidamente los compromisos suscritos con varias categorías de trabajadores del transporte. Es difícil de comprender por qué el gobierno intenta dar una imagen de respeto a los derechos humanos y sindicales, y simultáneamente viola sus propios acuerdos."

Ronaldo Blear, secretario general de SINTRAJAP, constata que "es un escándalo que un gobierno recurra a rompehuelgas sin preparación ni formación para sustituir a los estibadores. Ya hicieron lo mismo cuando nos vimos obligados a convocar un paro en abril pasado."

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones