Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
FEDERACIÓN DE TRABAJADORES DE LA ENERGÍA DE LA REPUBLICA ARGENTINA (FeTERA)
Adherida a CTA, COSSEM, ICEM.

En tiempos de cambios, profundizar las iniciativas populares uniendo voluntades, miradas y pensamientos

Discurso pronunciado el 12 de octubre, durante los festejos del 65º Aniversario del Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata.
Por José Rigane (*)

Rebanadas de Realidad - Mar del Plata, 16/10/08.-

En excelente compañía

Compañeras, compañeros: La verdad que, como todos y cada uno de los festejos que el Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata viene realizando, es una alegría, es toda una satisfacción, estar acompañados por cada uno y cada una de ustedes. Y sobre todo, saber que nuestra Organización, nuestra Institución está también acompañada por un conjunto de organizaciones sociales, sindicales, políticas, que no sólo nos han acompañado en esta circunstancia, sino que muchos de los que están acá presentes como invitados, muchos compañeros militantes, dirigentes, nos han acompañado en la calle, en la movilización, en la lucha, por reivindicaciones comunes que no sólo son a nuestro sector, sino que son al conjunto del pueblo y la región toda de Mar del Plata.

No hay "gurúes"

Estamos viviendo momentos complicados, momentos difíciles, de tal magnitud y de tal envergadura, que no hay ningún "gurú" del ámbito económico, ni especialista, que pueda acertar en decir cómo termina esta crisis fenomenal del Sistema Capitalista mundial. Pero sí hay una sola cosa que está clara y es la que nosotros sabemos y tenemos que enfrentar: que toda crisis del Sistema Capitalista siempre la pagamos los trabajadores y los sectores populares. Por lo tanto, es hora que aprovechemos esta crisis para generar el poder que necesitamos para que esa crisis no se descargue sobre la espalda de los trabajadores y menos aún sobre los sectores populares; y de eso comienza a depender: de la capacidad, del compromiso y de la militancia de cada uno de nosotros.

No hay "errores"

Ahora están los que empiezan a "decir verdades", entre comillas. Son los que tratan de justificar esta crisis y son los que tratan de explicar que no es la crisis del Mercado, que no es la crisis del Sistema Capitalista, que no es la crisis del capital financiero; tratan de engañarnos con esas argumentaciones, tratan de explicar que la responsabilidad la tienen los fundamentalismos, el nacionalismo, la inmigración, los sectores populares aborígenes y originarios que luchan por sus tierras. En definitiva, ahora van a inventar alguna nueva fórmula para decirnos que acá hubo un error, que acá hubo una equivocación; y yo quiero decirles: ¡no hay error, no hay equivocación, el Sistema Capitalista siempre, siempre, siempre generó hambre, generó miseria, generó explotación, generó desocupados, subocupados!.. ¡Es un sistema que lo tenemos que terminar, que lo tenemos que acabar y tenemos que ir por la liberación!...

No hay "milagros"

Queda demostrado que no hay poder unipolar que pueda conducir este mundo para felicidad de todos, porque esta crisis, ahora, que algunos se reúnen para decidir, ¿saben qué están decidiendo?: a qué sector del Capitalismo benefician y a quiénes perjudican. Pero ninguna medida, ninguna iniciativa es para salvar a los sectores populares y a la clase obrera. Por eso no hay que equivocarse y no hay que estar atento a los cantos de sirena.

Tiempos de cambio

Y nosotros, en Argentina y desde este lugar, modestamente, tenemos una responsabilidad. Vivimos tiempos de cambio, de profundización de las iniciativas populares, y con sólo mirar lo que ocurre en América Latina y el Caribe, uno puede comprobar que son los pueblos los que tienen la iniciativa. Y uno lo puede comprobar en Brasil, en Venezuela, en Bolivia, en Ecuador; lo puede comprobar en Uruguay y así de seguido, ¡y también lo puede comprobar en la legendaria Cuba!

Juntar voluntades.

Esta realidad de tiempos nuevos: la iniciativa está en el campo popular. Pero para eso necesitamos unidad, para eso necesitamos juntar todas las voluntades, para eso necesitamos juntar todas las miradas, para eso necesitamos juntar todos los pensamientos; para eso, necesitamos ser capaces de hacer una unidad como fuimos capaces durante más de 30 años, de hacer unidad por el "no al hambre", por el "no a la represión", por el "no a la desocupación", por el "no a los subocupados". Por todos esos "No", fuimos capaces de unirnos.

Ahora tenemos que ser capaces de unirnos por lo que queremos y por lo que necesitamos; y en eso nos tenemos que comprometer a no mirarnos de reojo, a no ser sectarios, a ser abiertos, ser creativos. Necesitamos precisamente unirnos sabiendo que hay diferencias, pero que esas diferencias no pueden ser motivo de fractura, en todo caso de visiones diferentes. O en todo caso ponernos uno al lado del otro con distinta mirada, sabiendo que el enemigo es muy poderoso y que sólo lo vamos a poder derrotar si somos capaces de estar todos unidos.

¡No! a "lo posible"

Y en esa dirección, -no puedo escapar a plantearlo, y con mucho respeto-, hay quienes creen que estamos dentro de un camino de posibilidades ciertas de desarrollo y crecimiento para los sectores populares. Y yo quiero decirles: no nos dejemos engañar con el posibilismo, no nos dejemos engañar con el complicado discurso que dice "hay que aceptar lo posible, hay que aceptar esto que es un poquito mejor que lo anterior"; porque eso significa agotar nuestros esfuerzos y las energías que necesitamos para producir cambios en profundidad, cambios que trasciendan. Y no solamente significa una mera reforma. Ahí tenemos la Ley de Movilidad previsional, una Ley que terminó siendo un engaño para el conjunto de los jubilados, ¡porque no es la Ley que establece el derecho Constitucional que cada uno de nuestros compañeros jubilados tiene que percibir el 82% del salario del activo, y no otra complicada fórmula económica que nadie entiende! ¡Por eso, no tenemos que bajar los brazos, luchar por ese 82% móvil!

De traidores a cómplices

Ahora, el Sindicalismo empresarial, la FATLyF y compañía, comenzó a retroceder, comenzó a darse vuelta. Y tampoco a dejarse engañar. Hace escasamente 10 días decidió, bajo la consigna "Volver a las fuentes", tomó la decisión política, ¡escuchen bien por favor!: ¡tomó la decisión política de vender todas las Empresas! ¡Ahora! decidió, después que llevó a la Federación a la bancarrota, después de que dejó a más de 50 mil trabajadores en la calle, después que entregó la Convención Colectiva de Trabajo original, después de que destruyó Organizaciones Sindicales, vidas humanas y familias. ¡Ahora!., ¡ahora! viene a decir: "Vamos a vender las Empresas que nos apoderamos en el proceso de la privatización". ¡Ahora! también dice: "Vamos a sepultar a Futura", la Administradora de Pensiones y Jubilaciones Privadas de la Federación, y "vamos a transferir al ANSeS, 24.000 compañeros que están ahí, y vamos a ver si podemos acordar el 82% móvil para esos compañeros".

¡Ahora!, ¡después de la traición, la complicidad!

Entonces, a no olvidar y a tener memoria histórica, no sea cosa que nos quieran confundir y nos quieran engañar, y nos quieran tapar el pasado de Dirigentes que traicionaron, de dirigentes que nos han entregado, de dirigentes que en definitiva imposibilitaron que muchas familias de Luz y Fuerza y del país, se desarrollaran.

Inmersos en un proceso

Por eso tenemos que hablar claro con los compañeros nuevos: "La historia no empieza cuando yo llego y no se termina cuando me voy"; y eso, tienen que saberlo los compañeros nuevos. Nosotros, los que tenemos militancia y antigüedad en la Organización tenemos la responsabilidad de explicarles, de ganarlos, de hacerles ver la importancia de la militancia y de la Organización Sindical; porque las Empresas Multinacionales y, en particular, EDEA en esta región, como todas las demás, tienen claro que "el mejor Sindicato es el que no existe y el mejor trabajador, el que no sabe o no ejerce sus derechos aunque los sepa".

Entonces, ese grupo de compañeros nuevos, que son más de 160 en los últimos 3 años, que han ingresado en nuestra sede Sindical, tenemos que rodearlos y enseñarles que la lucha empezó hace 65 años, y un poco más, en esta Organización y en el resto del Movimiento Obrero. Tenemos que decirles que es un proceso, que no es un acto; tenemos que enseñarles que en ese proceso tenemos siempre que estar comprometidos con lo mejor, que tenemos que militar; que nadie, ¡NADIE!, ¡nadie, va a venir a resolver por nosotros lo que nosotros tenemos que resolver por nuestras propias manos! ¡Nadie va a hacer por nosotros lo que nosotros tenemos que hacer, y eso lo tienen que saber los nuevos, y los viejos también!

Por más democracia

Por eso, en este Aniversario, recordando y homenajeando a aquellos compañeros que fueron capaces de desarrollar esta Organización en la clandestinidad, perseguidos, buscando el club para reunirse, el baile como pretexto para encontrarse, la cancha de fútbol para seguir haciendo las reuniones, los sótanos de Organizaciones amigas que nos facilitaron para poder crear esta Organización, que tenemos un ejemplo viviente en el compañero Pedro Malavento. En homenaje y honor a esos compañeros, nosotros tenemos un compromiso por mayor democracia, democracia participativa, ¡no esta democradura!, por mayor distribución de la riqueza, en función de los intereses del pueblo y por mayor soberanía.

Vamos, en definitiva, por un mejor país, pero tenemos que construir un proyecto en el que tenemos que unirnos todos para poder llevarlo adelante; porque como nadie de nosotros tiene una verdad absoluta, nos necesitamos cada uno de nosotros para establecer colectivamente, en todo caso, esa verdad que nos va a representar a todos.

Ratificando la lucha y el compromiso

En ese camino, en esa dirección, en homenaje a aquéllos que nos precedieron, decimos: "Vamos a ratificar el camino de la lucha, vamos a ratificar el compromiso de ir por recuperación de nuestro patrimonio nacional, vamos a ratificar el compromiso por la construcción de un Movimiento Político-Social y Cultural por la liberación". No delegamos más a nadie nuestra representación, la tomamos en nuestras manos, aunque no sepamos cómo lo vamos a construir; entre todos seguro vamos a hacer la mejor figura, la figura de la liberación, la figura del bienestar para todos y cada uno de nosotros, que merezca ser vivido, en homenaje a aquellos compañeros que arriesgaron su vida, su patrimonio, su familia, para hacer grande esta Organización que está en manos de ustedes. ¡Gracias compañeras y compañeros! ¡Muchas gracias!

(*) Secretario General del Sindicato de Luz y Fuerza Mar del Plata; titular de FeTERA y Secretario de Organización de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA).

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones