Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
COLOMBIA

Las infamias presidenciales contra el Polo tienen turbios propósitos

Por Jorge Enrique Robledo (*)

Rebanadas de Realidad - Bogotá, 03/02/07.- Constituye una infamia la afirmación del Presidente Uribe de que los miembros del Polo Democrático Alternativo "recibieron indultos, se quitaron el camuflado y ahora son terroristas vestidos de civil" (Caracol).

Son mentiras y ruindades porque, primero, muy pocos de los miembros del Polo pertenecieron a organizaciones armadas. Por ejemplo, de los 18 congresistas de la organización, apenas uno amnistiado. Segundo, porque es sabido que Gustavo Petro y los demás amnistiados que militan en el Polo Democrático Alternativo han cumplido ejemplarmente con su compromiso de renunciar al empleo de las armas para conseguir sus fines. Y tercero, porque el Polo ha condenado en todos los tonos las prácticas terroristas.

Los propósitos inconfesables de esta calumnia de Álvaro Uribe son por lo menos dos. El primero, poner al país a discutir sobre hechos de hace veinte años, de manera que se distraiga la atención sobre los horrores del paramilitarismo y, en especial, de por qué el Presidente no ha dado ninguna explicación acerca de por qué tantos de sus altos jefes políticos resultaron presos, prófugos, sindicados o señalados por sus relaciones con los paramilitares. Y el segundo, silenciar a quienes critican a su gobierno, porque es notorio que su afirmación contiene una amenaza, dado que puede justificar atentados contra la vida de los militantes y dirigentes del Polo.

Otra razón más, por si no las hubiera en abundancia, para mantener la oposición al gobierno que preside Álvaro Uribe Vélez.

(*) Senador de la República de Colombia.
Gentileza de la oficina de Prensa del Senador Jorge Enrique Robledo. / MOIR
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones