Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ARGENTINA

La integración regional: desde el prisma municipal

Por Matías Rulli (*)

Rebanadas de Realidad - Río Negro, 24/04/06.- La globalización y la regionalización (MERCOSUR, Nafta, CE, etc) caminan de la mano en el siglo que vivimos. De hecho, si realizamos una definición de "globalización" y otra de "regionalización", veremos claramente que ambos conceptos concuerdan en que son "procesos que avasallan irrespetuosamente las fronteras".

Y siendo que la descentralización imperante en los años '90 ha delegado en los gobiernos locales mayores responsabilidades, los municipios hoy no pueden ser simplemente administradores ABL (alumbrado, barrido y limpieza) o BBB (basura, baches y bombitas) sino que se deben constituir en los responsables de la resolución de las necesidades de la ciudadanía en lo que hace a aspectos esenciales y básicos. Así, las ciudades se van quedando solas, y deben encarar ellas mismas las formas y modalidades de resolver sus carencias y potenciar sus virtudes.

De esta realidad compleja surge evidente la necesidad de una mayor integración regional y cooperación municipal; y ante este estado de cosas, hoy el proyecto regional tiene la oportunidad de surgir con fuerza con el apoyo de los sectores público y privado, abriendo así, oportunidades para una nueva geografía económica y social.

Este fenómeno tiene su origen en Europa, en donde se llevo a cabo un amplio proceso para evitar la desaparición de pequeños o viejos poblados que sufrieron emigraciones importantes.

Nuestra Región

Hay problemáticas municipales que trascienden su espacio y cuyas soluciones naturalmente requieren de planteamientos, propuestas y gestión conjunta entre los municipios del Este rionegrino más Carmen de Patagones.

En tal sentido la homogeneidad geográfica y social de esta región, da un salto cualitativo y cuantitativo y allana gran parte del camino. Asimismo, otra de las ventajas a tener en cuenta que tiene esta opción es que la Constitución Provincial fomenta este tipo de integraciones con lo cual existe el espacio legal necesario.

Se que esta posición genera ciertos resquemores para gran parte del arco político que ven la pérdida de la autonomía local, pero considero que es hora de flexibilizar los conceptos rígidos y tomar la iniciativa para lograr, de esta forma, un proceso dinámico fundamentado en la necesidad de fortalecerse y así aprovechar mejor las oportunidades que plantea la integración. Ya que una política de fortalecimiento municipal tiene sus limitaciones, no basta con desearlo, sino que estos se traduzcan en beneficios ciertos para la sociedad.

Por ello, repito, se debe generar una política activa para integrar todo el Este de la provincia sumado a Carmen de Patagones, sabiendo que tendrá poco éxito si su concepción e instrumentación parte de la cúpula del poder sin considerar a la población como parte activa de este proceso.

Finalmente, el desarrollo de los municipios se valora cada día más en el marco de la acelerada globalización reinante, y el proceso regionalizador es un paso de concertación entre los distintos sectores y fuerzas que interactúan dentro de una región con el propósito de impulsar un proyecto común que combine la generación de crecimiento económico, equidad, cambio social y cultural, desarrollo sustentable con el fin de elevar la calidad de vida y el bienestar de cada familia y ciudadano que viven en ese territorio. Es más, busca la concertación con agentes regionales respetando su identidad, ya que de ninguna manera debemos recrear la idea de la globalidad en nuestras propias comunas.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones