Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
GOBIERNOS LOCALES / PROV. DE RÍO NEGRO

Reforma Política

Por Matías Rulli (*) Correo

Rebanadas de Realidad - Viedma, 23/08/06.- A partir del descreimiento de la política, muchos politólogos y políticos empezaron a evaluar la necesidad de una reforma política íntegra. Mi punto de vista es que desde los Municipios no se puede estar al margen de esto y, por tanto, se debe promover una reforma que con voluntad y decisión ayude a promover los cambios que se necesitan.

Ahora bien, actualmente en nuestra ciudad existe una ordenanza que data del año '93 que de implementarse podría servir como primer paso hacia una reforma política municipal. Esta ordenanza, instituye el sistema de votos por parroquias o por circuitos barriales, su artículo primero indica: "Aprobar la subdivisión territorial del circuito electoral Viedma conforme croquis que como Anexo I y II forman parte de la presente, debiendo los padrones adecuarse a dicha subdivisión".

Si bien nunca pudo implementarse, ya sea por falta de voluntad o por trabas burocráticas desde los organismos encargados de la organización electoral, existe actualmente un antecedente valioso de una ordenanza de la ciudad de Roca, en donde en el año 2003 y por iniciativa del concejal por el Partido Justicialista Carlos Peralta y con una votación casi unánime en el Concejo Deliberante (salvo por la oposición de la ex concejal radical Cinthya Hernández) se organizó la ciudad en catorce circuitos, pudiendo la gente en la elección de ese año votar en cercanías de su domicilio.

La idea principal de este sistema es lograr, como ya he dicho, que los votantes sufraguen cerca de su casa, así y en virtud de ello se elimina una de las prácticas más comunes en nuestro sistema que es el de acercar a través del puntero político al ciudadano a su lugar de votación, eliminando de esta manera una de las posibilidades de manipulación, y en tal sentido, si bien es cierto que no existen datos estadísticos sobre su incidencia, la manipulación del voto y las prácticas clientelares vulneran claramente la calidad de la democracia.

Posibilidades concretas

Uno de los puntos más álgidos de la reforma política es poder llevar a cabo las múltiples propuestas que se realizan. En tal sentido, muchas veces no pasan de ser más que meras declaraciones oportunistas y con aspiración protagonista. O en su caso divergencias técnicas sobre tal o cual cuestión.

Pero, en este caso se trata de una idea en concreto con respaldo de una ordenanza municipal y un importante antecedente como el citado.

Desde la visión municipal esta ordenanza se puede implementar al momento, dado que en virtud del artículo 97 de la Carta Orgánica Municipal, la Junta Electoral Municipal tiene como función "confeccionar los Padrones Municipales.".

Pero, y en función de que últimamente las elecciones municipales de Viedma se realizaron juntamente con las provinciales, es conveniente que se articulen correctamente todos los organismos implicados en la organización electoral provincial y nacional a fin de no caer en el absurdo de que una persona tenga que votar el mismo día en dos lugares diferentes.

Y llegado este punto no se pueden aceptar excusas de tipo burocrático en relación a la concientización que se debe realizar en lo que hace a los cambios de domicilio no denunciados o trámites de índole interna de los organismos, ya que la voluntad reformista no se logra con exposiciones grandilocuentes y banales sino con hechos en concreto. Es más, todos estos escollos podrían ser salvados si los legisladores provinciales reforman el Código Electoral Provincial y se generaliza la votación por parroquias en toda la provincia tal cual lo plantea el hoy legislador Peralta.

(*) Miembro de la Unión Iberoamericana de Municipalistas
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones