Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
GOBIERNOS LOCALES / PROV. DE RÍO NEGRO

Carta Orgánica, reforma y manipulación

Por Matías Rulli (*) Correo

Rebanadas de Realidad - Viedma, 20/09/06.- Es común sostener que la Carta Orgánica municipal es una constitución para la ciudad. En ella se indica lo mismo pero para un núcleo más pequeño, el Municipio. O sea, desde este punto de vista es el conjunto de normas que establecen los derechos, deberes y garantías de los ciudadanos que viven en comunidad.

En tal sentido, el Dr. Leopoldo Fidyka, dice: "La Carta Orgánica municipal es la norma fundamental de un Municipio, un instrumento político y jurídico que posibilita la fijación de una serie de derechos, la organización de los poderes y la determinación de las atribuciones y los órganos municipales. Por lo general, su estructura tiene similitudes con la de una Constitución, y en consecuencia, presenta un preámbulo, una parte dogmática y una parte orgánica". Y manifiesta que una tendencia creciente es la de incluir temas relacionados con la participación ciudadana.

A su vez, Horacio Rosatti nos indica que la Carta Orgánica no debe ser vista como una mera superestructura jurídica, sino como una herramienta que colabora a determinar el bienestar de la sociedad.

Aunando ambos criterios, tenemos una definición acabada de lo que es una Carta Orgánica y su importancia para la ciudad. Y es por ello que sostenemos que reformar y redactar una Carta Orgánica no es una mera labor técnica, es una tarea social, política y cultural porque apunta al desarrollo de los vecinos y la comunidad, ya que es una acción directamente vinculada con la calidad de vida. Por ello requiere el consenso de la mayoría de los actores políticos y sociales.

Tentaciones

El partido gobernante en nuestra provincia se ha visto tentado durante este año, en el que a priori no había elecciones, a forzar contiendas electorales de índole local para intentar mostrar su poderío ante la derrota electoral de octubre último.

Así, en nuestra ciudad, en la apertura de las sesiones ordinarias, el intendente manifestó cierta vocación reformista, pero ante la definición de la lista de candidatos a gobernador y vice de su partido dejó para mejor oportunidad dicha convocatoria.

Hoy, con la cercanía de la elección de constituyentes municipales en Bariloche y la casi segura derrota de quien gobierna en la provincia, ya aparecieron rumores (esperamos que sean sólo rumores) en nuestra ciudad sobr una convocatoria a elecciones de convencionales municipales.

Y ante ello no podemos más que expresar nuestra preocupación, ya que no es razonable adelantar el proceso de maduración que necesita la sociedad para lograr una norma fundamental ajustada a las necesidades de los ciudadanos y de la ciudad por caprichos o necesidades propias. De hecho, creemos fervientemente que antes de emprender una reforma es necesario hacer un ejercicio de análisis responsable, serio y abierto donde se recaben las inquietudes de todos los actores de la sociedad.

(*) Miembro de la Unión Iberoamericana de Municipalistas
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones