Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
GOBIERNOS LOCALES / PROV. DE RÍO NEGRO

Inseguridad

Por Matías Rulli (*) Correo

Rebanadas de Realidad - Viedma, 18/07/07.- El problema de la inseguridad se ha instalado fuertemente en nuestra provincia y ciudad, y reclama remedios que van mucho más allá del despliegue y eficacia del aparato policial.

Es más, en los últimos tiempos la ciudadanía no ha podido dejar de convertir el tema de la inseguridad pública en el tema privilegiado y destacado de todas las charlas y reuniones sociales. Esta cuestión se ha entreverado en la vida cotidiana y en el imaginario colectivo de nuestra sociedad, de ahí que en todas las encuestas realizadas aparece como uno de los temas más preocupantes.

Ahora bien, empecemos por decir que la inseguridad es una percepción del riesgo de ser potencialmente víctima de un hecho delictivo. Dependiendo de la amplitud e intensidad del riesgo percibido, provoca cambios en la conformación urbana y en las conductas de las personas, al cambiar éstas sus caminos usuales o al evitar ciertos lugares y ciertas horas. Paulatinamente las personas se encierran en sus hogares y abandonan el espacio público.

Así visto, la inseguridad, menoscaba la calidad de vida, mella el capital social y genera desconfianza en los ciudadanos en relación a las instituciones que deben intervenir en la lucha contra la delincuencia y la violencia.

Por lo que, en cualquier plan de desarrollo, la cuestión relativa a la seguridad debe ser visualizada en toda su globalidad y complejidad, con todo el conjunto de actores intervinientes: políticos, económicos, sociales, educativos, asociativos, urbanísticos, judiciales y policiales. Abriéndose canales de diálogo y convocando a todos los sectores a un espacio de reflexión.

Desde lo local

Hemos insistido, que aún sabiendo que el tema no está vinculado directamente con el quehacer municipal, dado que los gobiernos locales no poseen la facultad ni tienen competencias delegadas en lo que respecta al uso de la fuerza pública (salvo algunas Constituciones provinciales que así lo indican: Chaco, Jujuy, Santa Cruz, Neuquén), esta claro que los municipios deben colaborar con la prevención del delito, puesto que existe una relación de permanente cotidianeidad.

Así, postulamos, que los municipios deben dejar de esperar la solución desde el gobierno provincial o nacional y comprometerse con la temática desde las fortalezas que cuenta. En otros temas, ya lo han entendido, pero en materia de seguridad se sostiene una fuerte resistencia que parece asentarse en el pensamiento primigenio de que sólo a través del uso de la fuerza se avanza en la temática. Lo que constituye un palmario error, dado que, como bien sostiene la municipalista Ana Rosa Sismondi, la seguridad abarca todo un abanico de elementos que exceden la clásica serie: policía -justicia- prisión.

(*) Miembro de la Unión Iberoamericana de Municipalistas
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones