Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Con una medida comercial, Estados Unidos ejerce presión para que China deje de violar los derechos de los trabajadores

Información relacionada:
Informe sobre China del Informe anual sobre las violaciones de los derechos sindicales de la CIOSL
Sitio de la AFL-CIO
Sección 301 de la ley comercial de Estados Unidos de 1974

Rebanadas de Realidad - Bruselas, 18 de marzo de 2004: En el día de la fecha, en la ciudad de Washington, la afiliada de la CIOSL, AFL-CIO, presentó una petición dentro del marco de la Sección 301 de la ley sobre el comercio de 1974 pidiendo al Presidente Bush y al Representante Comercial de Estados Unidos que tomen medidas contra el gobierno de China por realizar prácticas comerciales desleales al violar los derechos de los trabajadores.

La iniciativa de la AFL-CIO complementa otros esfuerzos sindicales realizados para poner término a la represión que sufren millones de trabajadoras y trabajadores chinos, como así también para limitar la repercusión de esa represión sobre los trabajadores de toda la economía mundial. La CIOSL estima que en países como Camboya, Filipinas, Bangladesh, Sri Lanka y México se pierden millones de puestos de trabajo que se van a China.

Durante una conferencia de prensa que tuvo lugar en el día de la fecha, John Sweeney, Presidente de la afiliada de la CIOSL, la AFL-CIO, declaró que "se obliga a los trabajadores y trabajadoras de China a trabajar por salarios entre 47 y 86 por ciento inferiores a lo que deberían ser, a menudo en condiciones de servidumbre, con malas condiciones de salud y seguridad en los lugares de trabajo y sin derecho de afiliarse o de formar sindicatos libres".

El Secretario General de la CIOSL, Guy Ryder, declaró: "La comunidad internacional no puede seguir haciendo caso omiso de las violaciones de los derechos de los trabajadores que se cometen en China ni de sus repercusiones. Esfuerzos nacionales como éstos para evitar las prácticas comerciales desleales por parte de China ponen de relieve la falta de efectivos mecanismos multilaterales para manejar este problema."

Es la primera vez que se utilizan las disposiciones relativas a los derechos de los trabajadores que figuran en la ley comercial estadounidense de 1974 como base para efectuar una petición dentro del marco de la Sección 301. La AFL-CIO considera que el Presidente Bush y el Representante Comercial de los Estados Unidos solamente podrían negarse a tomar medidas si descubrieran que el gobierno chino no deniega sistemáticamente los derechos de los trabajadores o que la denegación de esos derechos no impone ninguna carga sobre las trabajadoras y trabajadores estadounidenses.

Gentileza del Departamento de Prensa de la CIOSL.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones