Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Se realizó el Plenario Nacional de Delegados de la FTV

Rebanadas de Realidad - La Matanza, prov. de Buenos Aires, 10/03/04.- El día miércoles 10 de marzo en la localidad de La Matanza se desarrolló el Plenario Nacional de Delegados de la Federación de Tierra y Vivienda (FTV) que contó con la presencia de alrededor de 15 delegados platenses y que planteó una declaración pública frente a la actual situación política, económica y social que vive nuestro país.

A continuación extractaremos algunos párrafos de dicho documento:

"La FTV entiende que Latinoamérica, fruto de la construcción social y la resistencia de nuestros pueblos a la globalización neoliberal, vive una nueva oportunidad histórica que es necesario apoyar y profundizar. Para lo cual es necesario acrecentar la organización de las fuerzas sociales en cada uno de nuestros países, tanto para alcanzar nuevas conquistas como para la defensa de los logros obtenidos.

La FTV reconoce que el 25 de mayo de 2003, el presidente Néstor Kirchner, se puso al frente del cambio de rumbo que miles de argentinos reclamábamos desde las luchas de resistencia promovidas a lo largo de los últimos 27 años. Este cambio de rumbo permitió a su vez la inclusión de Argentina en un Bloque Regional Latinoamericano, en el que se reconocen, con sus propias particularidades, el Brasil de Luis Ignacio Lula Da Silva, la Cuba de Fidel Castro, la Venezuela de Hugo Chávez, así como sendos proyectos populares que pujan por el poder en Bolivia, Uruguay, Paraguay, Ecuador y Perú.

(...)

La FTV asume que el gobierno del Kirchner no es una concesión graciosa de nadie, sino la consecuencia de la profundización de las luchas populares contra el modelo neoconservador, nutridas de marchas, piquetes y cacerolazos y coronadas con las jornadas históricas del 19 y 20 de diciembre de 2001...

La FTV rechaza cualquier lectura facilista o ingenua del proceso político en desarrollo y asume el desafío de trabajar por la construcción de una fuerza popular organizada, conciente que el rumbo trazado por el gobierno se inscribe en la confrontación histórica con el imperialismo y las clases dominantes que sustentan sus intereses en nuestro país.

Por eso, cada acción y toma de posición de las organizaciones sociales y del gobierno, deberá contemplar la acumulación de fuerzas que nos permita lograr los cambios a impulsar, sin que ocurran retrocesos irreparables para los intereses populares.

Desde esa perspectiva, consideramos que el gobierno del presidente Kirchner es un gobierno en tensión; es un gobierno en disputa. Por lo tanto, de la inteligencia y sensatez con que el conjunto de las organizaciones sociales y políticas consustanciadas con el rumbo emprendido planteemos nuestros debates y acciones, depende en buena medida, su afianzamiento y resolución.

Para la FTV, su compromiso en la concreción y evolución de las políticas económicas, sociales y culturales que impulsa Néstor Kirchner, es una decisión adoptada desde la propia identidad y el fortalecimiento de nuestra propia organización, conciente del papel que le cabe como fuerza social en la construcción de una nueva representación política de los sectores populares. Se trata de un proceso en un todo asimilable a nuestra concepción sobre la necesidad de un nuevo Movimiento Político y Social. Una nueva construcción política y social en la que el Presidente y sus políticas de Estado se constituyen en actor calificado para la acumulación de fuerzas del campo popular. Una nueva construcción que se ha puesto en marcha de hecho y efectivamente a partir del 25 de mayo de 2003 y cuenta con nuestra decidida participación.

(...)

Para la FTV, la construcción de una fuerza nacional, popular y revolucionaria, objetivo estratégico de la organización, encuentra en el presidente Kirchner, un aliado y referencia insoslayable. Por cuanto sus decisiones han empezado a romper los límites del posibilismo heredado de la etapa neoliberal al que se sujetó la mayoría de la dirigencia político partidaria, demostrando que podemos tomar el destino en nuestras manos para cambiar la sociedad.

Este posicionamiento, que surge del debate interno de nuestra organización, es también una convocatoria al debate de todas las fuerzas sociales, políticas, sindicales y económicas con las que fuimos capaces de gestar las luchas de resistencia a lo largo de casi tres décadas. Es también una convocatoria a sostener la movilización y organización popular, como herramienta principal para impulsar cambios económicos y sociales más profundos y duraderos. Cambios que no podrán ser "otorgados", sino alcanzados mediante la unidad de concepto y de acción que desde el gobierno y las fuerzas populares seamos capaces de construir en pos de la unidad del campo popular. Pero la fragmentación social no se resuelve por decreto ni es resultado del voluntarismo y sólo podrá ser superada por la materialización de un proyecto nacional que nos contenga a todos.

Entendemos que vamos en ese camino y estamos decididos a luchar para que esta nueva oportunidad no se frustre, volver a ser una nación y construir una patria para todos."

Fuente: Secretaría de Comunicación y Difusión de la CTA de La Plata y Ensenada.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones