Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Conflicto en el SENASA

Rebanadas de Realidad - ATE-CTA - Seccional Ezeiza - Esteban Echeverría, 07/04/04.- Informamos a todos los medios de prensa que los trabajadores del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) estamos actualmente en conflicto, fruto de la no regularización de la situación laboral de más de 1.500 compañeros por parte del Ministerio de Economía de la Nación.

El SENASA es el organismo fiscalizador nacional que debe velar por la sanidad y la calidad de los agroalimentos que se producen en nuestro país, tanto de los que se consumen aquí como de la gran cantidad que se exporta a distintas latitudes, tarea para la cual posee poder de policía sanitaria con jurisdicción federal, o sea, que está presente a lo largo y ancho del país.

A pesar de la importantísima función que el SENASA ejerce tanto para la salubridad pública nacional como para la economía del país, dado que el organismo certifica exportaciones por cientos de millones de dólares al año, gran parte de su personal se encuentra precarizado y con riesgo latente de perder la relación de dependencia con el Estado.

El conflicto se suscita porque el Ministerio de Economía se niega a aprobar la modalidad de contratación prevista en la Ley Marco de Regulación de Empleo Público para el personal contratado del SENASA, y pretende que más de 1.500 trabajadores en todo el país vuelvan a los contratos basura que se inventaron en la década pasada, sin jubilación, obra social ni ningún beneficio laboral, y sobre todo, sin relación de dependencia con el Estado, que es quien debe garantizar bajo su cargo las funciones que el SENASA ejecuta.

Así lo entienden las autoridades sanitarias de los mercados internacionales que compran nuestras carnes y otros agroalimentos, que exigen que los controles y la fiscalización sean ejercidos por personal oficial, o sea del Estado.

En este sentido, el día 19 de abril próximo llega a la Argentina una inspección sanitaria de la Unión Europea, principal importador de nuestros productos, para decidir si continúan o no comprando, entre otras cosas, carnes argentinas. Esta inspección se encargará de auditar si nuestro país cumple con las condiciones sanitarias exigidas, y si esos controles son realizados efectivamente por el Estado Argentino, como garante del status sanitario detentado. En el caso de constatar que no es así, suspenderán las importaciones de carnes argentinas, lo cual generaría enormes pérdidas de divisas para el país y el masivo cierre de frigoríficos y plantas elaboradoras, sumando varios miles de desempleados más al ya pavoroso índice de desocupación.

Por todos los perjuicios que traería al país una medida como la que está en curso, y porque no estamos dispuestos a seguir siendo la variable de ajuste, los trabajadores del SENASA nos oponemos a esa barbaridad que quiere implementar el Ministro Lavagna, y decimos BASTA.

Según lo resuelto por los compañeros en diversos plenarios y asambleas, y en el marco del estado de asamblea y movilización permanente dispuesto por el Consejo Directivo Nacional de nuestra Asociación, el próximo lunes 12 de abril se adoptarán medidas de fuerza en distintas áreas del SENASA en todo el país para resistir esa desastrosa decisión de Economía.

Plegándonos a esa convocatoria, y en el marco de la jornada provincial de protesta de los estatales prevista para ese mismo día, esta Seccional de ATE resuelve:

  • Exigir al Ministerio de Economía la URGENTE Y DEFINITIVA REGULARIZACION de los más de 1.500 trabajadores que se encuentran en esa indefinida situación laboral.
  • Convocar a una asamblea de trabajadores del SENASA en el hall central del Aeropuerto Internacional de Ezeiza, el lunes 12 de abril a las 11.00 hs., para decidir las medidas de fuerza a adoptar, que consistan probablemente en un PARO TOTAL DE ACTIVIDADES en el Aeropuerto.

De ser así, quedarán varadas en Ezeiza cargas de pescados, carnes y animales vivos, causando a la actividad de exportación e importación de esos productos previsibles e inevitables trastornos, de los cuales hacemos directamente responsable al Ministro Lavagna y a su nefasta decisión.

De no obtener una respuesta favorable a este justo y coherente reclamo, propondremos continuar con las medidas de fuerza hasta la llegada de la inspección de Unión Europea, a quienes les vamos a exponer la situación y a sugerir que le pidan las explicaciones del caso al Ministerio de Economía.

Fuente: ATE-CTA - Seccional Ezeiza - Esteban Echeverría.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones