Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Las autoridades turcas violan los derechos de los confeccionadores de neumáticos

Rebanadas de Realidad - Bruselas, 30 de marzo de 2004 (La CIOSL En Línea): Los trabajadores de Turquía que confeccionan neumáticos son los últimos afiliados sindicales, cronológicamente hablando, cuyo derecho de huelga ha sido gravemente socavado por el gobierno turco, declaró la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres (CIOSL).

El sindicato nacional de los trabajadores que confeccionan neumáticos, Lastik-IS (*), debía llevar a cabo una huelga nacional a comienzos de la semana para protestar por la disminución de los salarios y de las condiciones de trabajo en fábricas de neumáticos mundialmente famosas, Pirelli entre ellas. Sin embargo, el 21 de marzo de 2004, las autoridades turcas aplicaron un decreto gubernamental firmado por el Primer Ministro Recep Erdogan prohibiendo la protesta que planeaba llevar a cabo Lastik-IS.

Como en ocasiones anteriores, el gobierno turco utilizó el decreto para "postergar" la huelga por 60 días, argumentando que la misma pondría en peligro "la salud pública o la seguridad nacional". Esta actitud refleja el enfoque que las autoridades públicas adoptan sistemáticamente, utilizando tácticas antisindicales en lugar de respetar los derechos fundamentales del trabajo englobados en los Convenios núm. 87, 98 y 158 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de la ONU, convenios que la República de Turquía ha ratificado.

Esa medida antisindical fue utilizada más recientemente en diciembre de 2003 contra el sindicato Kristal-IS, que representa a 5.000 trabajadores del sector del vidrio y cuya causa se vio recientemente justificada cuando se otorgó a sus miembros un considerable aumento salarial con efecto retroactivo y otro aumento para 2004.

Casos anteriores, los 60 días de postergación de las medidas de fuerza decretados por las autoridades turcas fueron seguidos por un procedimiento de arbitraje obligatorio, durante la duración del cual se prohíbe a los trabajadores efectuar huelga.

Rechazando de plano el argumento de que una huelga en el sector de fabricación de neumáticos podría poner en peligro la seguridad nacional, la CIOSL envió una carta (http://www.icftu.org/displaydocument.asp?Index=991219131) al Primer Ministro de Turquía, Erdogan, reclamando que las autoridades turcas revisen inmediatamente la política que restringe las legítimas medidas de fuerza.

(*) El sindicato de confeccionadores de neumáticos Lastik-Is está afiliado a la Federación Internacional de Trabajadores de la Química, Energía, Minas e Industrias Diversas (ICEM) y a la afiliada de la CIOSL, DISK.)
Gentileza del Departamento de Prensa de la CIOSL.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones