Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Colombia: Este año ya fueron asesinados 30 sindicalistas

Rebanadas de Realidad - Bruselas, 16 de agosto de 2004 (La CIOSL EnLínea): El asesinato de 3 dirigentes sindicales del Departamento colombiano de Arauca, cometido por el ejército en el curso de este mes hace que la cantidad de sindicalistas asesinados este año en ese país sudamericano supere los 30, según fuentes sindicales de Colombia. Junto con su Organización Interamericana de Trabajadores -la CIOSL-ORIT- y muchas organizaciones afiliadas del mundo, la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres (CIOSL) ha escrito al Presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, manifestando serias dudas sobre la versión gubernamental de los hechos, ocurridos el 5 de agosto.

Según el Vicepresidente de Colombia, Francisco Santos, y altos mandos militares, los tres sindicalistas pertenecían al grupo guerrillero de izquierdas Ejército Nacional de Liberación (ELN) y tenían mandato de arresto desde comienzos del año. En su carta al Presidente Uribe, la CIOSL reclamó que las organizaciones colombianas independientes defensoras de los derechos humanos estuvieran envueltas en la investigación oficial sobre la muerte de los sindicalistas a. Héctor Alirio Martínez y Jorge Eduardo Prieto Chamusero, presidentes de la regional de Arauca de un sindicato de trabajadores agrícolas (ADUC) y de un sindicato de trabajadores de hospitales (ANTHOC) respectivamente, estuvieron desde 2002 bajo la protección de un programa especial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, una estructura de la Organización de Estados Americanos (OEA). La tercera víctima, Leonel Goyeneche, era el tesorero de la sección regional de Arauca de la confederación sindical más grande de Colombia, la CUT.

En el día de la fecha, la CIOSL informó también de estos asesinatos a la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) de la ONU. Figuraron junto a los otros 10 asesinatos de sindicalistas que tuvieron lugar en Colombia desde mayo de 2004. En una de sus quejas más largas presentadas en los últimos años ante el Comité de Libertad Sindical de la OIT, la CIOSL denunció asimismo 7 casos de detención ilegal o arbitraria, 11 casos de agresiones físicas o amenazas, incluyendo varias amenazas de muerte, 17 casos de graves heridas físicas y 2 desapariciones.

La queja de la CIOSL ante la OIT, que abarca un total de 23 páginas, también describe la grave represión que sufren las comunidades agrícolas a manos del ejército colombiano y de las fuerzas paramilitares asociadas con el mismo o que actúan bajo su control. Comprende pormenores de la implicación del ejército en el asesinato de 13 dirigentes campesinos el 20 de mayo de 2004 en cuatro localidades del Departamento de Arauca. Describe asimismo el asesinato de 700 campesinos en esa zona desde 2002, cuando el departamento fue militarizado, principalmente por la Quinta Brigada Móvil. La CIOSL dice que esas cifras ilustran el clima de total impunidad que prevalece en Colombia. Agrega que: "En lugar de disminuir, las violaciones de los derechos sindicales han continuado con la misma intensidad en ese país durante el período en cuestión, en flagrante contradicción con las reiteradas afirmaciones del gobierno en el sentido de que la situación habría mejorado notoriamente desde que el Presidente Uribe asumiera sus funciones."

En su nueva queja ante la OIT, la CIOSL, al tiempo que denuncia asimismo los delitos cometidos por la guerrilla de izquierda, señala la reacción a menudo desproporcionada del ejército ante esos delitos. De allí que, si bien condena "sin reservas" el atentado de la guerrilla con un coche bomba que dejó como saldo 2 civiles muertos y otros 35 heridos, cometido el pasado mes de mayo frente a un supermercado de Tame (Arauca), esa organización señala que en esa misma zona fueron masacrados 17 civiles a raíz de "reuniones de seguridad" llevadas a cabo luego de la explosión del coche bomba. Declara que se estimó que fuerzas paramilitares (denominadas "Autodefensas Unidas de Colombia" (AUC) eran consideradas responsables de esos asesinatos y habla de una estrecha colaboración entre AUC, el ejército y las fuerzas policiales destacadas en esa zona.

En la queja se describen asimismo las medidas represivas -entre ellas, asesinatos, arrestos y despidos- que sufren los afiliados y afiliadas sindicales durante los conflictos sociales en toda una serie de sectores laborales. Entre estos sectores se cuentan los servicios públicos, la agricultura y la industria alimentaria, los servicios telefónicos, los sectores de minería y petróleo, la salud, la seguridad social y la docencia. La CIOSL reitera una vez más que la mayoría de las violaciones de los derechos sindicales que se cometen en Colombia tienen lugar en el curso de negociaciones colectivas, huelgas u otras actividades sindicales legítimas y no, como sostiene el gobierno, como un resultado casual ni como un efecto colateral del conflicto interno armado que afecta al país.

Finalmente, en la queja se describe asimismo toda una serie de ataques difamatorios de parte del gobierno contra organizaciones defensoras de los derechos humanos, tanto colombianas como internacionales, como la Comunidad de Paz de San José de Apartado, el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, Peace Brigades International (PBI) y Amnistía Internacional. En distintos casos documentados durante los últimos meses, el gobierno -lo que incluye al mismo Presidente de la República- emitió declaraciones hostiles a esas organizaciones altamente reputadas, acusándolas de respaldar el terrorismo y el movimiento guerrillero. La CIOSL afirma que está aún más preocupada por esta cuestión porque durante años el gobierno ha catalogado de esa manera a muchos dirigentes y militantes sindicales colombianos y, como resultado, numerosos de ellos fueron ejecutados extrajudicialmente.

Éstos y otros ejemplos de la represión antisindical figurarán entre los primeros puntos del orden del día de una importante conferencia sindical internacional que tendrá lugar en Colombia el mes próximo. Dicha conferencia, titulada "S.O.S. Sindical Internacional para Colombia" está organizada conjuntamente por las cuatro centrales nacionales del país (la afiliada de la CIOSL, la CTC, la CUT, la CGTD -afiliada a la Confederación Mundial del Trabajo (CMT) y la CPC), la CIOSL y la CMT y sus respectivas organizaciones regionales para las Américas, la CIOSL-ORIT y la CMT-CLAT.

Gentileza del Departamento de Prensa de la CIOSL.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones