Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Multinacionales se valen de trabajo esclavo de 400 millones de niños en el mundo

Por Adital

Rebanadas de Realidad - Aporrea, Venezuela, 02/02/04.- Se estima que el trabajo infantil alcance a 400 millones de niños y adolescentes en mundo. No hay cifras exactas porque se trata de una actividad ilegal hecha en secreto. Y más aún por causa de que las condiciones de trabajo de estos niños y adolescentes es similar a la esclavitud, lo que torna reducido el costo de los productos confeccionados en países en desarrollo, donde la mano de obra es abundante y barata.

Fuera de la vista de los occidentales y de los rígidos códigos de ética laboral, empresas de juguetes esparcidas en los países asiáticos poseen como base el trabajo infantil, cuya producción es comprada sin la preocupación con la procedencia o condiciones de fabricación por empresas multinacionales de origen estadounidenses como Walt Disney, McDonald´s y Nike.

El caso más ejemplar es el de las fábricas de China donde trabajan 70 millones de niños y adolescentes, la mayoría hijos de campesinos que salen a la ciudad para ayudar en el presupuesto doméstico. El gigante asiático es el mayor exportador de juguetes del mundo, con unas ventas calculadas en el 2001 en más de 6.000 millones de dólares anuales, desde unas 6.000 fábricas situadas en su mayoría en la llamada "capital de los juguetes," la provincia de Guangdong (sureste del país).

De allí procede por ejemplo el muñeco "Buzz Lightyear" (de la película "Toy Story"), uno de los más populares de Walt Disney, y de los muñecos de esta última compañía que se distribuyen en los McDonald´s de todo el mundo. Una amplia gama de productos de Mattel, la fabricante de Barbie, también proceden de Guangdong.

Por su parte, la ONG China Labour Watch investigó las condiciones de trabajo en la fábrica Merton (situada en la ciudad de Sangyuan, este) y que abastece a McDonald´s, Disney, Mattel y Warner Brothers utilizando mano de obra infantil. En la sección de coloreado, por ejemplo, las jornadas eran de 14 horas diarias. Los equipos de pulverización del "Buzz Lightyear" ganaban unos 13 centavos de dólar por hora (0,1 euro), y durante las entrevistas los empleados se quejaron de quemaduras en las manos, causadas por disolventes químicos, y de mareos crónicos.

"Ni el código de conducta más estricto va a alcanzar resultado alguno en los países donde los gobiernos no hacen cumplir los derechos laborales fundamentales", asegura la organización internacional Oxfam en el informe sobre el tema, explicando además que las presiones por los precios que las transnacionales ejercen sobre los subcontratistas y los rigurosos plazos de entrega "hacen imposible muchas veces alcanzar unos salarios dignos y unas razonables condiciones laborales".

Fuente: Aporrea.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones