Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Gobierno colombiano expulsa al secretario general de la CIOSL/ORIT, Víctor Baez Mosqueira

Rebanadas de Realidad - Venezuela, 01/11/04.- El secretario general de la Organización Regional Interamericana de Trabajadores (ORIT), Víctor Báez Mosqueira fue expulsado esta mañana a su arribo a Colombia, junto a otros tres dirigentes sindicales por agentes de migraciones quienes primero retuvieron su pasaporte y luego de unas horas le comunicaron que existía una lista de personas que no podían ingresar al país por orden del gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

Báez Mosqueira, junto a Rodolfo Benítez de la Uniom Networt International (UNI), Antonio Rodríguez Fritz de la Internacional del Transporte (ITF) y Cameron Duncan, de la Internacional de Servidores Públicos (ISP); habían llegado a Bogotá para asistir a la reunión de Coordinación anual entre las Federaciones Sindicales Internacionales (FSI) y la CIOSL/ORIT. Los dirigentes sindicales internacionales habían sido parte de un delegación sindical que estuvo en septiembre pasado en Colombia, para el lanzamiento de una campaña internacional de solidaridad con los sindicalistas de ese país.

Los agentes de migración intentaron obligar a Báez Mosqueira a firmar una carta donde reconocía que no poseía Visa para su entrada al país, cuestión a la que se negó por cuanto su nacionalidad paraguaya no ameritaba tal requisito.

Báez Mosqueira; al ser deportado, índico que el gobierno de Colombia no podrá impedir las denuncias en todas las instancias donde se reclamara una solución a los asesinatos de dirigentes sindicales por parte de paramilitares. "nos veremos en la ONU, la OIT, la OEA, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Corte Interamericana de Derechos Humanos, Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajos y Cumbre de la Américas. No podrán evitar que el movimiento sindical internacional denuncie los asesinatos y la demás formas de violencia antisindical en Colombia", manifestó.

El 15 de septiembre pasado en reunión con el presidente Álvaro Uribe Vélez, Báez Mosqueira, junto a la delegación sindical de la CIOSL, la CMT y las FSI, le expreso que el gobierno de Colombia seguiría bajo la lupa del movimiento sindical internacional hasta que la ultima amenaza de muerte y los asesinatos de dirigentes sindicales terminen por completo. Extrañamente los deportados en la fecha fueron quienes mantuvieron entrevistas con el presidente del Colombia y demás altos funcionarios de los poderes públicos de ese país.

La CIOSL/ORIT apoya y es parte de la campaña del movimiento sindical internacional, que lleva el nombre de "S.O.S. del sindicalismo mundial frente a la aniquilación del sindicalismo colombiano" y tiene razones para suponer que la intención, con estos hechos, de parte del gobierno colombiano, es la de amedrentar al movimiento sindical internacional que, bajo la citada campaña, adopto medidas urgentes en septiembre pasado.

Víctor Báez Mosqueira, Secretario General de la ORIT, denunció que, a pesar de su discurso internacional, la responsabilidad del gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez sobre la permanencia de la violencia antisindical es incuestionable. "Esta medida violatoria de los derechos humanos no hace más que confirmar la naturaleza autoritaria de este gobierno y compromete aún más al movimiento sindical internacional con sus hermanos/as colombianos/as", concluyó el Secretario General de la ORIT. De enero a septiembre de 2004 se han cometido 48 homicidios de trabajadores/as sindicalizados/as, el último de ellos en la misma semana en que se desarrollaba la misión sindical. De los asesinados, 16 eran dirigentes sindicales y 9 de los homicidios fueron perpetrados contra mujeres sindicalistas. En lo que va del mandato de Uribe Vélez, más de 200 crímenes violentos han sido ejecutados contra sindicalistas.

Gentileza del Departamento de Prensa de la CIOSL.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones