Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Las transnacionales y el trabajo infantil

Rebanadas de Realidad - Nueva Época Semanal, 09/11/04> Si la relación del hombre con el trabajo puede ser observada como producto del desarrollo de las sociedades; la proliferación del trabajo infantil ¿podría ser síntoma de involución, o decadencia de las mismas? Contemplemos algunos casos.

El Salvador

A fines de junio Human Rights Watch publicó un estudio (*) donde se informa que las empresas que compran azúcar de El Salvador, entre ellas The Coca-Cola Company, están usando el producto de un trabajo infantil que es tanto peligroso como generalizado.

Además especifica que "La zafra requiere que los niños usen machetes y otros cuchillos afilados para cortar la caña de azúcar y arrancar las hojas de los tallos, un trabajo que realizan durante nueve horas al día bajo un sol abrasador.

Casi todos los niños entrevistados por Human Rights Watch para su informe dijeron que habían sufrido tajos en las manos o las piernas cortando caña. Estos riesgos hicieron que un ex inspector de trabajo calificara la caña de azúcar como una de las formas más peligrosas de trabajo agrícola.

Hasta un tercio de los trabajadores de las plantaciones de azúcar de El Salvador son menores de 18 años y en su mayoría se iniciaron laboralmente entre los 8 y 13 años de edad. En este punto la OIT (Organización Internacional del Trabajo) estima que al menos 5.000 y, hasta 30.000, menores de 18 años y trabajan en las plantaciones de azúcar salvadoreñas, a pesar que su legislación establece una edad mínima de 18 años para el empleo en tareas peligrosas y de 14 años para la mayoría de las demás formas de trabajo.

Pero la situación desmejora si se considera que las plantaciones no disponen, en su mayoría, de atención médica y que los niños tienen que pagar el costo de sus tratamientos médicos, ya que sus empleadores, a pesar que el Código de Trabajo los hace responsables de los gastos médicos, los eluden.

El informe subraya que Coca-Cola Co. usa azúcar salvadoreño en sus bebidas embotelladas para el consumo doméstico. El embotellador local de la compañía compra azúcar refinado al ingenio más grande de El Salvador, Central Izalco el cual adquiere caña de azúcar de diversas plantaciones, de las cuales cuatro utilizan regularmente mano de obra infantil, como descubrió Human Rights Watch en las entrevistas con trabajadores.

Pero cuando Human Rights Watch planteó esta información a Coca-Cola Co., la transnacional no contradijo estas conclusiones. Coca-Cola Co. tiene un código de conducta para sus proveedores, conocido como "Principios Rectores para Proveedores de The Coca-Cola Company", en el cual se especifica que "no utilizarán trabajo de menores de acuerdo a la definición del mismo por las leyes locales", pero el alcance de la medida llega hasta los proveedores directos, nada se dice sobre lo que ocurra en las plantaciones.

Situación en India

Durante la primer quincena de octubre el Comité Indio de Países Bajos (ICN) y la ONG Fondo Internacional por los Derechos Laborales, estadounidense, publicaron un documento titulado: "Trabajo infantil en la producción de algodón híbrido en Andhra Pradesh", el cual complementa un trabajo anterior sobre los estados de Gujarat y Karnataka.

En él se afirma que 84.000 niños trabajan en "horrendas condiciones" en campos de cultivo de semilla de algodón en el Estado indio de Andhra Pradesh (sureste), al servicio de empresas locales o de filiales de multinacionales como Monsanto, Bayer y Unilever.

En el caso concreto del estado de Andhra Pradesh, 12.375 menores trabajan para las empresas Advanta (holandesa), Bayer (alemana), Emergent Genetics (estadounidense, participada por Unilever) y Monsanto (también norteamericana). Otros 70.000 menores trabajan para empresas indias en este mismo sector.

En cuanto a la temporada 2003-2004, el estudio apunta que 84.000 niños trabajaron en los campos de algodón de Andhra Pradesh, de los cuales 4.950 para Emergent Genetics (cuya filial Paras Extra Seeds Growth está participada también por Hindustan Lever, filial de Unilever), 4.400 para Monsanto, 1.650 para Proagro (Bayer) y 1.375 para Advanta. El resto están empleados por empresas indias.

"Los niños trabajan largas jornadas, no van al colegio y a veces hasta son utilizados como pago por deudas de sus padres. Algunos murieron o contrajeron graves enfermedades por exposición a pesticidas. Las promesas realizadas el año pasado por estas empresas de que erradicarían el trabajo infantil en el sector no se han traducido en acciones sólidas", denuncia el estudio.

El Salvador o la India son apenas testimonios sobre el trabajo infantil en el mundo y ¿el trabajo infantil? en sí, ¿de qué será ejemplo?

Fecha original de publicación: 05/11/04
(*)Human Rights Watch, "Oídos sordos: Trabajo infantil peligroso en el cultivo de caña de azúcar en El Salvador".
Gentileza de Nueva Época, publicación de la Federación Latinoamericana de Trabajadores de las Industrias y la Construcción (FLATIC)
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones