Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Oxfam, Global Unions y Clean Clothes Campaign piden a las marcas de ropa deportiva que jueguen limpio

Información relacionada:
Juega Limpio en las Olimpiadas
Pelota de gol - Por José Ricardo López
Las industrias TVC en América Latina - Por Héctor Roudil

Rebanadas de Realidad - Bruselas, 5 de marzo de 2004 (La CIOSL EnLínea): Las grandes marcas de ropa deportiva degradan los derechos de millones de trabajadores de todo el mundo en su afán por llenar a tiempo los escaparates de las tiendas con los últimos modelos para los Juegos Olímpicos de Atenas.

Clean Clothes Campaign, Global Unions y Oxfam lanzan hoy la campaña internacional Juega Limpio en las Olimpiadas. La campaña hace un llamamiento al Comité Olímpico Internacional (COI) y a empresas como Fila, Puma, Umbro, Asics o Mizuno para que cambien el modelo actual de negocio.

El informe Juega Limpio denuncia las tácticas implacables de la industria deportiva para producir los últimos modelos, con entregas más baratas y plazos cada vez más rápidos. Para conseguir sus objetivos, los proveedores trasladan la presión a sus trabajadores, que ven degradados sus derechos laborales más fundamentales.

Los investigadores de Juega Limpio han entrevistado a trabajadores como por ejemplo Phan, de Tailandia, y Fatima, que trabaja en una empresa de Indonesia que produce para Fila, Puma, Nike, Adidas y Lotto:

"No podemos pedir ni sueldos más altos, ni seguridad social ni unas condiciones legales de trabajo. Si no acabo mi objetivo diario dentro de mi horario regular de trabajo tengo que hacer horas extras que luego no me pagan. No tengo ningún tipo de seguridad laboral..."

"La industria de ropa deportiva se está gastando mucho dinero en marketing en este año de Juegos Olímpicos, que se supone tendría que estar basado en la justicia y la dignidad humana. Pero el abuso sistemático de los derechos de los trabajadores por parte de las grandes marcas está violando el espíritu olímpico", asegura Guy Ryder, portavoz de Global Unions, secretario general de la CIOSL (Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres, ICFTU en sus siglas en inglés), que tiene 151 millones de personas afiliadas.

"Este modelo global de negocio da a las grandes compañías la libertad de trasladar los costes y los riesgos al eslabón más vulnerable de la cadena productiva", dice Adrie Papma, portavoz de Oxfam Internacional. "Las mujeres trabajadoras son las que se llevan las peores consecuencias, soportando largas jornadas y trabajando horas extras sin cobrar. Tienen que luchar contra la discriminación y por un sueldo que les permita vivir, por el derecho a sindicarse y a tener bajas por maternidad y pensiones".

Juega Limpio recoge testimonios de trabajadores y directivos de fábricas en Bulgaria, Camboya, Tailandia, China, Indonesia y Turquía. La investigación muestra, entre otras cosas, lo siguiente:

* Las promesas de las compañías de actuar de manera responsable son a menudo superficiales y carecen de credibilidad. Además, los equipos encargados de las prácticas de compra prescinden de esos compromisos para seguir adelante con sus objetivos.

* Los dueños de las fábricas proveedoras no pueden satisfacer al mismo tiempo las demandas de las grandes marcas y el respeto de los estándares laborales.

* Así pues, la industria está minando los estándares laborales que asegura defender. Algunas fábricas falsifican de manera rutinaria las inspecciones laborales. Hay evidencias muy claras de obreros que trabajan en condiciones laborales abusivas o que han sido despedidos por unirse a un sindicato.

"Si la hipocresía y la explotación fueran un deporte olímpico, la industria de ropa deportiva ganaría una medalla", afirma Junya Yimprasert, de Thai Labour Campaign y miembro de Clean Clothes Campaign. "Las multinacionales están sacrificando derechos humanos en su afán por conseguir beneficios. ¿Por qué la carrera por vestir a los atletas tiene que aumentar la velocidad en el trabajo al final de la cadena productiva?"

La campaña dice que el cambio también sería bueno para los intereses de la industria. Algunas empresas han admitido que el modelo de negocio actual no es sostenible y que tienen la responsabilidad de encontrar soluciones al problema. De todas formas, Yimprasert advierte de que la industria no ha avanzado lo suficiente. Juega Limpio manifiesta que toda la industria de ropa deportiva debe trabajar conjuntamente para cambiar las prácticas de compra.

El COI tiene la obligación, como máxima autoridad del deporte mundial, de acabar con estas prácticas abusivas por parte de sus empresas patrocinadoras. La industria debe establecer que el criterio de fijar precios y plazos de entrega adecuados y respetar los estándares laborales es tan importante como el basado en el coste, los plazos de entrega rápidos y la calidad de las prendas.

El conjunto del sector tiene que garantizar que sus empresas proveedoras respetan el derecho de los trabajadores a asociarse y a organizar sindicatos.

"La responsabilidad no es sólo de las grandes marcas", dice Guy Ryder. "Los gobiernos también tienen que trabajar conjuntamente para resistir una presión que degrada los estándares laborales y conseguir que los dueños de las fábricas proveedoras paguen un sueldo decente a los trabajadores y respeten sus derechos".

La campaña Juega Limpio insta a trabajadores y consumidores de todo el mundo a pedir a las marcas de ropa deportiva que cambien su modelo de negocio. En los próximos meses habrá diversas acciones cuyo objetivo será presionar a la industria y al COI para que trabaje de la mano de ONG y organizaciones sindicales como la Federación Internacional de Trabajadores del Textil, Vestuario y Cuero, para hacer realidad las promesas de aplicar criterios éticos a sus prácticas de compra.

Datos útiles
Clean Clothes Campaign (CCC) es una coalición internacional de organizaciones de consumidores, sindicatos, investigadores, grupos defensores de derechos humanos, activistas solidarios, organizaciones de inmigrantes, trabajadores domésticos y trabajadoras, etc, cuyo objetivo es mejorar las condiciones laborales en el sector textil. Clean Clothes Campaign tiene sede en 11 países europeos. Tiene aproximadamente 250 organizaciones miembro y trabaja con diversas asociaciones de países productores de ropa. Consultar: http://www.cleanclothes.org.
Oxfam International es una confederación de 12 organizaciones que trabajan en más de 100 países para reducir la pobreza, el sufrimiento y la injusticia. Los Oxfam integran un movimiento que busca encontrar respuestas globales a temas globales. Nuestro objetivo es sensibilizar a la población sobre el papel clave de la justicia social y económica para conseguir un desarrollo sostenible. Nuestro objetivo es promover el conocimiento y la motivación de la ciudadanía global. Oxfam busca movilizar a la opinión pública para conseguir que la lucha para combatir la pobreza y la desigualdad sea una prioridad en la agenda. Consultar: www.maketradefair.com y www.oxfaminternational.org.
Gentileza del Departamento de Prensa de la CIOSL.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones