Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
LA CIOSL PRESENTA UN NUEVO INFORME A LA OMC

Fin del acuerdo global sobre textil conduce a un empeoramiento de las condiciones laborales en Filipinas

Información relacionada:
Informe completo, en inglés.

Rebanadas de Realidad - Bruselas, 4 de julio de 2005: (CIOSL EnLínea): Pese a haber ratificado los ocho convenios fundamentales sobre normas del trabajo, las violaciones en Filipinas continúan sin remitir, según un informe que ha publicado hoy la CIOSL coincidiendo con la revisión de la política comercial de ese país en la OMC esta semana.

El informe constata graves deficiencias en la aplicación y el cumplimiento de estas ocho normas fundamentales del trabajo, en particular en las industrias del textil y vestuario, donde debido al final del Acuerdo sobre Textil y Vestido (ATV, previamente denominado AMF), el gobierno ha eximido al sector de la confección de tener que respetar las leyes nacionales sobre salario mínimo a fin de poder competir en los mercados internacionales.

"Tenemos aquí otro ejemplo más de una carrera hacia el fondo - un país que reduce su normativa laboral para poder hacer frente al impacto que representa el súbito fin del ATV. En pocas palabras, los países están viéndose obligados a competir explotando a sus trabajadores y trabajadoras", comentó hoy el Secretario General de la CIOSL, Guy Ryder.

El informe indica que las Zonas Económicas Especiales, donde tiene lugar la producción para la exportación, el Departamento de Trabajo y Empleo no se preocupa por garantizar que se aplique la legislación laboral. Organizar sindicatos resulta extremadamente complicado y los empleadores se niegan a reconocer o a negociar con los sindicatos. Los directores de las zonas afirman que tienen derecho a realizar sus propias inspecciones laborales. Los salarios son muy bajos, las jornadas laborales muy largas y las metas de producción excesivamente elevadas. La jornada laboral se ve especialmente prolongada en las firmas que se dedican al textil y vestuario, donde las horas extraordinarias constituyen la norma y no la excepción.

"Los trabajadores y trabajadoras de Filipinas están muy necesitados de negociación colectiva, pero todos sus intentos por organizarse se responden mediante la indiferencia o la violencia", añadió Ryder.

Por ejemplo, en octubre de 2004, cuando los trabajadores y trabajadoras en la Hacienda Luisita Sugar Mill and Plantation se declararon en huelga para exigir mejores salarios, la policía y el ejército respondieron de manera extremadamente violenta, dejando un saldo de 14 muertos y 35 heridos graves. Entre los muertos había dos niños de 2 y 5 años.

"Este caso ilustra claramente por qué es imprescindible una estrecha supervisión e implementación de las normas fundamentales del trabajo, y por qué la OMC debe solicitar que la OIT intensifique su trabajo con el gobierno de Filipinas e informe al respecto durante la próxima reunión del Consejo General de la OMC", concluye Ryder.

El informe completo indica además que el trabajo infantil sigue siendo un problema grave en Filipinas, donde se estima que hay 4 millones de niños y niñas económicamente activos (16,2%) en el grupo de 5-17 años, muchos de los cuales realizan las peores formas de trabajo infantil, como prostitución, minería, servicio doméstico, pirotecnia, pesca submarina, tráfico de drogas y agricultura. Al menos tres de cada cinco niños se ven expuestos a un entorno peligroso, incluyendo riesgos físicos y químicos. La mayoría de los menores que trabajan en la agricultura se dedican al cultivo de los campos, incluyendo la plantación, el desherbado, la cosecha y la fumigación con pesticidas. Muchos niños son reclutados como sirvientes domésticos, en ocasiones a cambio de préstamos a sus familias. También son víctimas del tráfico de personas quedando atrapados en las redes de la servidumbre sexual o el trabajo forzoso. En 2002 se lanzó un Programa de Duración Determinada con asistencia de la OIT/IPEC, encaminado a reducir las peores formas de trabajo infantil en un 75% para 2015.

Gentileza del Departamento de Prensa de la CIOSL.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones