Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Edea S.A.: no es seria ni intenta parecerlo

Por José Rigane (*)
Información relacionada

Rebanadas de Realidad - Mar del Plata, 10/10/05.- Una sociedad que presta servicios públicos debe ser Seria y mantener conductas intachables y Edea SA no es seria ni, por la forma de actuar, intenta parecerlo.  Citemos una serie de ejemplos que demuestran con claridad esta afirmación.

  • 1.-       Concede préstamos a su accionista controlante, conociendo que este último se presentaría en concurso de acreedores, a tasas muy beneficiosas, mientras que contrae préstamos con terceros a tasas de mercado, significativamente más altas, para luego terminar condonando parte de la deuda a su sociedad controlante por estar concursada.
  • 2.-       Celebra contratos “inter-company” con las empresas del grupo de su accionista controlante pagando  honorarios significativos por los servicios que recibe de dicha compañías.
  • 3.-       Después de pagar a su accionista controlante cifras siderales por un contrato de gerenciamiento, rescinde dicho contrato y simultáneamente incorpora a su plantel a todos los ejecutivos del accionista controlante, pagando los mismos sueldos que recibían con su anterior empleador, y con toda seguridad reconociendo la antigüedad de los mismos, con la consiguiente engrosamiento de su contingencia laboral.
  • 4.-       Intenta realizar una reducción de capital de $ 100.000.000 sin necesidad aparente alguna, la que felizmente no es aprobada por su autoridad de control, amortizando acciones de su sociedad controlante, sin tener la liquidez suficiente para ello, con lo que hubiera tenido que recurrir al financiamiento externo con el correspondiente costo financiero que ello implica.
  • 5.-       Refinancia los préstamos con terceros dando como garantía en  prenda de las acciones del accionista controlante con el riesgo que implica una futura ejecución de dicha prenda en caso de no poder cumplir con sus obligaciones de pago bajo dichos préstamos.
  • 6.-       Después de ocho años de concesión,  la empresa EDEA SA no ha implementado el PROGRAMA DE PROPIEDAD PARTICIPADA  DEL PERSONAL ( PPAP ); originando graves perjuicios a los mismos al no reconocernos como accionistas, demostrando que la no implementacion del programa resulta en la practica, un engaño para todos los trabajadores convencional izados y un privilegio para unos poquitos, que, no siendo elegidos, democráticamente en asamblea como representantes de los trabajadores, ( accionistas clase C )  sí, fueron designados, ilegal y arbitrariamente, por la FEDERACION ARGENTINA DE TRABAJADORES DE LUZ Y FUERZA  ( FATLYF ) para representar a la clase y cobrar sumas de privilegio por ello.

Estos y muchos otros ejemplos delatan el nivel de gerenciamiento que tiene EDEA SA, el cual se encuentra claramente dirigido a satisfacer necesidades particulares de su accionista controlante y de las sociedades de su grupo económico. 

En otro tipo de sociedad eso no tendría consecuencias objetables, pero estamos ante una empresa que presta servicios públicos, es decir  que se debe a sus usuarios: a los bonaerenses.    Desgraciadamente, el gerenciamiento de la empresa que se preocupa más por beneficiar a su accionista controlante, nunca tendrá como objetivo el mejorar la vida de los bonaerenses. Se necesita entonces un gerenciamiento acorde con el servicio público que se presta, el cual, por su característica, debe responder necesariamente a objetivos que trascienden lo meramente económico, centrándose en el referido bienestar de aquellos a quien está dirigido; o sea, las necesidades, y mejoramiento de la calidad de vida de los bonaerenses.

La diferencia es grande entre quienes controlan la voluntad social de EDEA S.A. y esta institución gremial, mientras para los primeros sus intereses económicos priman sobre la calidad y prestación correcta del servicio, y por ende se centran en tratar de fijar tarifas cada vez mas altas, y en eventuales reclamos ante tribunales internacionales (CIADI), para Luz y Fuerza de Mar del Plata, nuestros intereses deben estar centrados en mejorar prestación de la calidad del servicio y su abaratamiento, dejando sin efecto cualquier reclamo ante los referidos tribunales, que como trabajadores accionistas (que no nos reconocen) jamás consentimos.

(*) Secretario General de FeTERA
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones