Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

"El compromiso internacional es esencial" afirma la CIOSL a raíz de que el Rey disolviera el gobierno nepalés

Rebanadas de Realidad - Bruselas, 10 de febrero de 2005 (CIOSL Enlínea): A raíz, la semana pasada, de la suspensión de las libertades civiles, incluidos los derechos sindicales, en Nepal, la CIOSL ha escrito a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para pedirle que la agencia de la ONU inste a las autoridades nepalesas a garantizar la seguridad de los dirigentes y miembros sindicales en el país.

Tras la disolución del gobierno por parte del rey Gyanendra de Nepal, el 1 de febrero de 2005, se ha producido una ola de arrestos de dirigentes sindicales. Visto que la disolución del gobierno coincidió con la conferencia de la Organización Regional de la CIOSL de Asia y el Pacífico (CIOSL-ORAP) celebrada en la capital del país, la CIOSL se muestra preocupada por el giro que han tomado los acontecimientos desde que concluyeron sus reuniones en el país el pasado viernes, 4 de febrero de 2005. Por el momento, todos los derechos sindicales siguen "suspendidos" por decreto real y las reuniones de más de 5 personas se consideran ilegales.

Actualmente, se encuentran detenidos 2 miembros del comité central de la Confederación Sindical de Nepal (NTUC), Manju Bhattari y Pushkar Acharya, así como Kishore Gautam, un dirigente del sindicato local. El Secretario General de la Federación de Periodistas Nepaleses (FNJ), Bishnu Nisthuri, también fue arrestado, aunque se encuentra en paradero desconocido. Varios otros dirigentes sindicales se han visto obligados a esconderse.

Según la CIOSL, las autoridades han elaborado una lista de 1.400 personas que están siendo estrechamente vigiladas y corren el riesgo de ser detenidas. Esta lista incluye a varios sindicalistas conocidos de la NTUC y de la otra central sindical importante del país, GEFONT. Laxman Basnet, a su vez miembro del Consejo de Administración de la OIT, figura en esta lista.

Al cabo de una semana de destituido el gobierno, la CIOSL teme que sigan otros arrestos. En una situación en la que se observa un alarmante deterioro de los derechos humanos, la organización sindical más importante del mundo está profundamente preocupada de que continúe la opresión de los sindicatos nepaleses en su calidad de vehículo de expresión de los trabajadores y las trabajadoras. Uno de los indicios que hacen suponer esta situación es el decreto real publicado el 7 de febrero de 2005 en el que se ordena el cierre provisional de todos los sindicatos del sector público.

Gentileza del Departamento de Prensa de la CIOSL.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones