Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
Provincia del CHACO

Trabajadores chaqueños demandan respuestas urgentes al gobierno

Rebanadas de Realidad - El Diario Digital, 28/02/05.- En el marco de los conflictos gremiales en el Chaco y los reclamos salariales de los distintos sectores de trabajadores, la Unión del Personal Civil de la Provincia (UPCP), en representación de los trabajadores estatales provinciales, y la Confederación General del Trabajo (CGT) nuclearon los reclamos de los sectores que tienen problemas pendientes con el Gobierno, por lo que piden con urgencia ser atendidos por el Gobernador.

Los trabajadores estatales de la UPCP hicieron de público conocimiento el pedido de audiencia al gobernador Roy Nikisch para presentarle los reclamos que surgieron de las primeras asambleas realizadas la semana pasada.

UPCP manifestó que esperarán hasta el miércoles 2 de marzo. De no ser atendidos, el jueves 3 estarán analizando medidas de fuerza.

Por su parte, la CGT ha realizado pedidos en el mismo sentido para expresarle al Ejecutivo, en primer lugar, el pedido de intervención en la resolución del conflicto que mantiene el Insssep, obra social que atiende a los trabajadores provinciales. Julio Lorenzo, secretario general de la CGT, expresó: "Hemos presentado la nota de pedido de reunión al Gobierno para pedirle su intervención en el problema de la obra social de los trabajadores".

El otro pedido de audiencia que realiza la central es una reiteración del pedido efectuado el año pasado ante los distintos frentes de conflictos de distintos sectores de trabajadores que quedaron abiertos, que tras ingresar en el receso de vacaciones no se resolvieron y ahora se recrudecieron con el comienzo de las actividades del presente año. La UPCP realizó el viernes una asamblea general extraordinaria en la que se definió la aspiración de alcanzar un sueldo inicial de $ 750, equivalente al costo de la canasta familiar alimentaria básica.

En la lista de planteos adelantada en la solicitud de audiencia para la apertura del diálogo, se plantean además la recomposición de las asignaciones familiares, de la escolaridad, la actualización de las bonificaciones y también paralizar la eliminación de cargos que se aplica con el pase a planta de contratados.

"Las asignaciones familiares fueron llevadas a $ 60 en la Nación y en el Chaco están a $ 20. Por la escolaridad primaria y secundaria se pagan $ 3 y 4,5 respectivamente mientras los empleados de la Nación cobran $ 35", enumeró ayer el secretario general del gremio Raúl Vallejos a NORTE, acompañado de miembros de comisión directiva. "Estamos reclamando el destrabe de todas las bonificaciones liquidadas sobre una base de menos de la mitad del sueldo básico, lo que constituye un hecho discriminatorio para con los trabajadores de la administración, que en otros sectores no se da", remarcó el dirigente.

Vallejos anunció que el jueves, cuando haya expirado el plazo para definir el diálogo y si persiste el silencio oficial, la UPCP realizará una nueva asamblea general, esta vez en la misma antesala despacho del gobernador.

"No hay que descartar la inminente decisión de comenzar con medidas de fuerza", insistió en señalar.

"Tratamos de evitar los conflictos. No nos gusta el espectáculo de hospitales públicos tomados ni de las oficinas públicas cerradas, nuestra intención es que se cierre un acuerdo maduro y serio con las autoridades", planteó.

El conflicto entre el Insssep (obra social estatal) y los prestadores también fue sumado ahora a la agenda de temas planteados por el gremio al gobernador.

"Esta disputa nos pone en una posición en la que somos agredidos y estafados por dos vías", señaló Vallejos. El dirigente planteó que los descuentos a los trabajares, más los aportes patronales representan recursos por un 12 % del total de la masa salarial de la provincia, de los que los trabajadores ponen.

"Lo que se destina al pago de prestaciones está entre el 30 y el 40 % de este recurso. De acuerdo a manifestaciones de Leunda, la obra social es superavitaria sin duda, por lo que no debería tener ninguna dificultad en su funcionamiento", señaló. Para apuntar que el evidente desvío de estos aportes, "implica una estafa por parte de las autoridades".

"Pero además somos estafados por los prestadores que cobran sistemáticamente un plus casi generalizado" sumó. Vallejos anunció que el gremio está "en alerta máxima" por la crisis del Insssep, en una lucha que recordó, aúna a todos los gremios estatales que exigen una solución inmediata. "Estamos esperando una convocatoria urgente para discutir también este tema con el gobernador y las autoridades del Instituto" planteó. La CGT pidió especialmente al gobernador Roy Nikisch que pueda propiciar el diálogo entre las dos entidades prestadoras en conflicto y el Instituto de Previsión Social, a fin de lograr un pronto acuerdo, que por el momento está frenado.

Julio Lorenzo expresó: "Queremos que se garantice la prestación del servicio de la obra social para todos los afiliados trabajadores provinciales, como así también se resguarde la situación de los empleados que con esta situación corren el riesgo de perder su fuente laboral".

Agregó además: "Creo que es el Gobernador de la provincia quien tiene la responsabilidad política de actuar en este conflicto".

Gentileza de El Diario Digital, de la provincia de Misiones.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones