Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
SEGÚN UN INFORME REALIZADO POR UPCN

Los empleados estatales bonaerenses no alcanzan a cubrir la canasta básica

Los gastos de una familia tipo de estatales bonaerense superan los 1600 pesos. De esta forma el monto representa el 30 por ciento más de lo que percibe un grupo familiar.

Rebanadas de Realidad - Agencia NOVA, 01/03/05.- Según los datos preliminares de un relevamiento efectuado por la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), los gastos de una familia tipo de trabajadores estatales bonaerenses con hijos en edad escolar superan los 1600 pesos mensuales, es decir el 30 por ciento más del ingreso que percibe el grupo familiar que, aun con el aumento otorgado en enero, no supera los 1300 pesos.

Desde esa organización gremial se indicó que una familia compuesta por un matrimonio con dos hijos, donde ambos progenitores trabajan en reparticiones públicas con sueldos del orden de los 650 pesos, debe desembolsar al mes alrededor de 1600 pesos en concepto de alquiler, alimentación, limpieza y tocador, pago de servicios, pasajes, vestimenta y gastos en salud, sin incluir el rubro esparcimiento.

Según el detalle presentado por UPCN, en promedio se abona un alquiler de 380 pesos, se destinan a gastos de supermercado 650 pesos (donde se incluyen productos de almacén, carnes, frutas, verduras, artículos de limpieza y tocador, como así también los almuerzos del matrimonio en los locales gastronómicos en las inmediaciones de sus trabajos) y 150 pesos se reservan para servicios de expensas, luz, teléfono, gas y agua corriente.

En tanto, los pasajes para ir a los lugares de trabajo demandan un gasto de 100 pesos para los padres y 50 pesos para ambos hijos, mientras que en vestimenta, medicamentos, consultas médicas, co-seguro y obra social, la cifra trepa a aproximadamente 300 pesos.

Cabe recordar que en el año 2004 los salarios aumentaron por encima de la inflación, pero aun así, desde la devaluación, la brecha entre los precios y los salarios sigue siendo muy amplia.

De acuerdo a los datos proporcionados por el INDEC, a partir de enero de 2002, los precios de los alimentos básicos aumentaron el 80 por ciento.

Otro de los rubros que creció de manera considerable con la devaluación fue el de indumentaria. Los precios de la ropa y el calzado subieron el 87 por ciento lo cual contrasta con el aumento promedio de los salarios de estatales. Además se debe tener en cuenta que la vestimenta incide fuertemente en la canasta familiar.

Desde UPCN indicaron que el poder de compra de los trabajadores se redujo en los últimos 33 años casi el 60 por ciento con relación al nivel salarial de 1970, según las conclusiones de un estudio elaborado por especialistas de la OIT y el Ministerio de Trabajo.

Gentileza de la Agencia NOVA.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones