Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
AFIRMA LA CIOSL EN UN INFORME PRESENTADO ANTE LA ONU

China y Hong Kong violan los derechos de los trabajadores

Información relacionada:
Copia de lo presentado por la CIOSL
China-Japón: ¿nueva guerra fría? - Por Isaac Bigio
Las relaciones entre China y Taiwán: tendencias y propuestas - Por Mario Esteban
La política de defensa de China: los planteamientos del nuevo "Libro Blanco" - Por Pablo Bustelo
La incógnita china - Por Juan Torres López

Rebanadas de Realidad - Bruselas, 27 de abril de 2005 (La CIOSL EnLínea): Al reservar el monopolio de la sindicalización a la Federación General de Sindicatos (All-China Federation of Trade Unions -ACFTU), controlada por el Estado, enviar a militante sindicales independientes a la cárcel y denegar a sus trabajadores y trabajadoras el derecho de huelga, China viola flagrantemente un importante tratado internacional de derechos humanos, que ratificó libremente en marzo de 2001, dijo la CIOSL en Ginebra en el día de la fecha. Las acusaciones se formularon en un informe que se presentó hoy ante el Comité Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ICESCR), encargado de verificar el acatamiento de los Estados parte del Pacto del mismo nombre. Ese Comité controla el acatamiento de los Estados ratificantes del Pacto en nombre del Consejo Económico y Social de la ONU. Sus miembros acaban de comenzar a examinar el primer informe sobre China con respecto a la puesta en práctica del Pacto.

En su informe de 36 páginas*, la CIOSL también acusó a China de violar un principio esencial del derecho internacional al tomar "con reservas" el artículo 8 del Pacto. Dicho artículo garantiza "el derecho de todas las personas de formar sindicatos y de afiliarse a organizaciones sindicales libremente elegidas". La CIOSL estima que el artículo 8 es una parte esencial del Pacto y que, como tal, hacer una reserva con respecto al mismo constituye una infracción del derecho consuetudinario internacional, según expresado en la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados.

La CIOSL pone énfasis en que el único sindicato legal de China -ACFTU- está "obligado a (...) promover el desarrollo económico y defender el liderazgo del Partido Comunista". "Esas obligaciones son incompatibles con la índole y el papel de cualquier sindicato libre y democrático", dice la CIOSL y agrega que "en realidad, los trabajadores y trabajadoras con frecuencia consideran que, en el mejor de los casos, sus delegados sindicales no los ayudan o no son efectivos cuando hay disturbios sociales".

El informe de la CIOSL dice que con frecuencia se arresta y se condena a cumplir penas de cárcel o a cumplir períodos de "reforma a través del trabajo" o de "reeducación a través del trabajo" a las personas que organizan grupos de trabajadores o protestas. En el informe figuran, como ejemplo, los casos de dos personas condenadas a 12 y 15 años de cárcel respectivamente por haber colocado en Internet artículos en pro de la creación de sindicatos independientes. En el informe figura asimismo una lista de 40 militantes sindicales que siguen presos en este momento, algunos de ellos desde la matanza de 1989 de la Plaza Tiananmen de Pekín.

Muchas de esas personas terminaron en la cárcel por haber participado o encabezado una huelga. El informe señala en ese contexto que en 1982 China sacó de su Constitución el derecho de huelga, sosteniendo que el sistema político existente había "erradicado los problemas entre el proletariado y los propietarios de las empresas". En la práctica, quienes hacen huelga y especialmente quienes las dirigen a menudo son arrestados y se les formulan cargos que van desde infracciones viales hasta la realización de manifestaciones ilegales e inclusive, cuando se puede demostrar la existencia de una organización grande, se los acusa de subversión al poder estatal, lo que en el código penal chino constituye una gravísima acusación. Quienes organizan huelgas y los militantes sindicales independientes también corren el riesgo de ser enviados a cumplir penas de "reeducación a través del trabajo", una forma de detención administrativa que en la práctica las autoridades pueden prolongar a voluntad. Muchas veces no se sabe la suerte que corren muchos de los trabajadores o trabajadoras detenidos durante las protestas sindicales.

El informe de la CIOSL concluye diciendo que China "no respeta los derechos fundamentales de los trabajadores según expresados en el Pacto y en otros tratados del derecho internacional, incluyendo los convenios correspondientes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ". "China quebranta claramente el artículo 8 del Pacto y, en función de esto, el informe que presentó ante el Comité es engañoso", dijo hoy al Comité un representante de la CIOSL.

Por su parte, la afiliada de la CIOSL de Hong Kong (Hong Kong Confederation of Trade Unions - HKCTU) presentó su propio informe con respecto a la aplicación del mismo Pacto en esa Región Administrativa Especial de China. En el mismo, la HKCTU se refiere a las diversas limitaciones de los derechos de los trabajadores, que considera infracciones al Pacto, entre las cuales se cuentan: acceso desigual a la formación profesional, falta de legislación que regule la duración del trabajo, falta de respeto de los períodos semanales de descanso (el 23 por ciento de los empleados/as trabajan más de 60 horas semanales), diferencias de remuneración en detrimento de las mujeres, que ganan menos que los hombres por trabajo de igual valor, prohibición de que los sindicatos utilicen sus recursos financieros para actividades políticas y falta de legislación para proteger las negociaciones colectivas. La HKCTU dice que todos estos hechos violan la disposición del Pacto que garantiza los derechos de los trabajadores y trabajadoras de crear sindicatos "para promover y proteger" sus derechos.

Gentileza del Departamento de Prensa de la CIOSL.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones