Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

La OMC ignora los derechos de los trabajadores y trabajadoras

Información relacionada:
Para obtener información de referencia sobre la posición del movimiento sindical internacional con respecto al desarrollo en la OMC, visite: http://www.global-unions.org/globalisation

Rebanadas de Realidad - CIOSL En Línea - Bruselas, 01/09/03.- Según la CIOSL, la encarnizada competición económica promovida por la Organización Mundial del Comercio (OMC), que se reunirá dentro de apenas una semana en Cancún, muchas veces priva a los trabajadores/as de sus derechos más básicos.

Millones de trabajadores, particularmente en los países en desarrollo, están quedando despojados de toda protección frente a los gobiernos, que continuarán tratándolos como recursos desechables hasta que la OMC garantice el respeto de los derechos de los trabajadores/as en sus acuerdos comerciales. Son demasiados los empleadores que se aprovechan de esta situación.

Los miembros de la OMC han optado deliberadamente por excluir la consideración de las peores formas de trabajo infantil, los derechos a la libertad sindical y la negociación colectiva, así como principios de igualdad para la mujer y otros trabajadores/as que sufren de discriminación. La negativa a tener en cuenta estos derechos fundamentales de los trabajadores/as en los acuerdos comerciales hace que les resulte posible a los inversores recorrer el mundo en busca de gobiernos que, en constante competencia para no perder inversiones y contratos, optan por no hacer aplicar sus obligaciones morales e internacionales de proteger a su mano de obra nacional.

"A los ojos de los paneles comerciales de la OMC, un producto fabricado ilegalmente y en condiciones peligrosas por niños, o por un trabajador explotado que debe realizar turnos de 48 horas seguidas, es idéntico a otro elaborado en condiciones de trabajo legales, seguras y humanas. La neutralidad de la OMC sobre este punto constituye en realidad un incentivo para socavar las normas fundamentales del trabajo", afirma el Secretario General de la CIOSL, Guy Ryder.

Aunque la CIOSL apoya el sistema comercial multilateral basado en ciertas reglas, se opone firmemente a un sistema equipado para permitir que las compañías se aprovechen de los trabajadores y trabajadoras, quienes disponen de muy poca o ninguna protección frente a la explotación. Los países que, en general, intentan garantizar el respeto de las normas internacionales del trabajo (como Brasil, Sudáfrica y Jamaica) salen perdiendo a la hora de atraer inversores extranjeros, frente a países que no lo hacen.

Según Guy Ryder, "La Mundialización tiene el potencial de aportar enormes beneficios a millones de personas, pero aunque los miembros de la OMC se han comprometido a defender los derechos fundamentales de los trabajadores/as, fracasan monumentalmente a la hora de cumplir con ese compromiso, al permitir que el sistema comercial internacional restrinja esos mismos derechos en la destructiva 'carrera hasta el fondo' que fomenta".

Esta carrera hasta el fondo se ha acelerado con la expansión global de las zonas francas para la exportación (ZFE), especialmente pensadas para atraer inversión extranjera. Pese a constituir una valiosa fuente de empleo, casi siempre se registran en ellas violaciones sistemáticas de los derechos de los trabajadores/as. En nombre del desarrollo económico, los trabajadores y trabajadoras en todo el mundo, y especialmente los 43 millones de trabajadores, en su mayor parte mujeres jóvenes, empleados en las zonas francas, son encerrados en el interior de las fábricas obligándolos a realizar horas extraordinarias, muchas veces no remuneradas, se arriesgan a ser despedidas si se quedan embarazadas, se ven obligados a tomar anfetaminas que les da la dirección para que consigan seguir trabajando en turnos insoportablemente largos. Además, según la CIOSL, en 2002 se han dado incontables ejemplos de represión de activistas sindicales en las zonas francas.

El proceso se ve acentuado por la entrada de China en la OMC, país que, teniendo en cuenta que los sistemas de cuotas están siendo eliminados sobre la base de los acuerdos de la OMC, está consiguiendo atraer inversores para que dejen otros muchos países en desarrollo a favor de su economía en ciernes, notoria por prohibir sin más los sindicatos independientes, y por obstaculizar cualquier intento por parte de los trabajadores y trabajadoras a mejorar su situación.

Según Ryder: "De no contar con normas internacionales vinculantes que cubran los derechos de los trabajadores al igual que los derechos de los inversores, la suerte está echada en contra de aquellos situados al final de la cadena de suministros, que son quienes realizan más horas por un salario inferior".

La CIOSL está lanzando una importante iniciativa centrada en las condiciones de trabajo que prevalecen en las zonas francas, como parte de las actividades previas a Cancún, incluyendo una misión de alto nivel, encabezada por Ryder, a las zonas francas en la República Dominicana y Honduras, seguida de la publicación el 8 de septiembre de un informe, un reportaje en vídeo y otro material para que los delegados de la OMC se lleven a casa pruebas del costo humano que supone su inacción con respecto a los derechos sindicales. El lanzamiento de este material contará con el apoyo de sindicalistas de las zonas francas, quienes se sumarán a los más de cien dirigentes sindicales presentes en Cancún.

La CIOSL insta por tanto a los delegados asistentes a la Conferencia Ministerial de Cancún, México del 10 al 14 de septiembre, a que no ignoren los efectos debilitantes que tiene esta carrera hasta el fondo sobre los trabajadores y trabajadoras tanto en países ricos como pobres. Un sistema comercial libre, que no respete los derechos fundamentales de los trabajadores/as que actualmente defienden los miembros de la OMC, no contribuirá a aliviar la pobreza. De hecho la exacerba.

Al reclamar el respeto hacia los derechos de los trabajadores en la OMC, la CIOSL se adhiere a la campaña de la Agrupación Global Unions sobre la Mundialización, con la que se busca concienciar a la opinión pública y lograr su respaldo para que en estos procesos se dé primacía a los intereses de las personas.

* Según un informe de la Organización Internacional del Trabajo sobre las zonas francas (2002)
Gentileza del Departamento de Prensa de la CIOSL.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones