Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

"Firestone no respeta la ley"

Información relacionada:
Marchemos con los trabajadores despedidos de Bridgestone-Firestone

Rebanadas de Realidad - Agencia CTA, 31/12/2003.- Miles de trabajadores y trabajadoras de la CTA y otras organizaciones sociales y políticas marcharon hoy frente a las instalaciones de la fábrica de neumáticos Bridgestone - Firestone para exigir la inmediata reincorporación de los más de 80 operarios despedidos y el cese de la persecución a los delegados y representantes de los trabajadores de esa fábrica.

A las 17 el sol azotaba las calles de Llavallol, en el sur del conurbano bonaerense. Los operarios de Bridgestone - Firestone, instalados en una carpa en la puerta de la fábrica, veían llegar a miles y miles de trabajadores y trabajadoras de la CTA y otras organizaciones de distintas ciudades de la provincia de Buenos Aires y de la Capital Federal. Todos se reunieron para decir "No a los despidos, inmediata reincorporación de los compañeros y cese de las persecuciones a nuestros representantes". Asimismo, explicaron que "lo que está en discusión aquí no son sólo los despidos, sino que Firestone no cumple lo firmado en el convenio colectivo de trabajo, que Firestone no respeta la ley".

Participaron de la convocatoria representantes de la Central de ciudades como La Plata, Lanús, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, Florencio Varela, junto a integrantes de la Federación de Tierra y Vivienda, docentes, estatales, judiciales, aeronáuticos, telefónicos, trabajadoras sexuales y de otros sectores que integran la CTA. También estuvieron presentes delegaciones de organizaciones como Barrios de Pie, el Polo Obrero, la Federación de Trabajadores Desocupados (FTC), el MAS y el PTS, entre otras. Todos se reunieron frente a las puertas de la fábrica, mientras los operarios que cumplían su horario de trabajo pudieron acercarse a recibir la solidaridad y el saludo de los que volvieron a repetir: "Unidad de los trabajadores por la reincorporación de todos los despedidos".

A pesar de las presiones de la empresa, que amenazó a los trabajadores con suspensiones y otras medidas para que no participaran de la actividad, los operarios se acercaron a las rejas de entrada de la fábrica y participaron desde allí del acto central, que comenzó a las seis de la tarde. El conflicto había comenzado cuando los representantes de la empresa resolvieron arbitrariamente despedir a 84 trabajadores que luchaban por sus derechos y discutían el Convenio Colectivo de Trabajo a través del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA), afiliado a la CTA.

"Es la misma empresa que en el 2001 solicitó el apoyo de sus empleados para que no cayera en desgracia y tuviera que dejar el país. Y así paga la solidaridad de los trabajadores: no tiene miramientos para dejar a 84 familias en la calle", explicaban los representantes del SUTNA y de la CTA de Lomas de Zamora a los que se acercaban a la convocatoria. Además, según explicaron, "no están cumpliendo con la resolución del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, que los intimó a reincorporar a todos los despedidos y a pagar los salarios caídos". Pero no sólo la cartera laboral provincial ha elevado este pedido. También el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, se expidió sobre el tema luego de la reunión mantenida ayer con los representantes nacionales de la CTA.

"Este conflicto llegó a los oídos del ministro de Trabajo de la Nación, y también a los oídos del presidente Kirchner, que ha tomado la decisión de que este conflicto debe resolverse cumpliendo con la ley, cumpliendo con lo firmado", explicó durante el acto el secretario general del SUTNA y miembro de la conducción nacional de la Central, Pedro Wasiejko y agregó que "hoy el Ministro se comunicó con el presidente y los directivos de la empresa y les planteó lo que se debe hacer. Y hemos decidido no abandonar los puestos de trabajo hoy en el turno tarde, porque mientras Tomada hablaba con el presidente de la empresa, otros directivos salieron a amenazarnos con sanciones".

Los reclamos concretos, que hoy se hicieron mas fuertes por la presencia de los demás trabajadores de la Central, son: que la multinacional cumpla con las leyes argentinas, reincorpore ya a los operarios despedidos y respete los derechos de los trabajadores y la libertad y democracia sindical.

"Una sola lucha: ellos o nosotros"

Durante el acto, el secretario general de la CTA , Víctor De Gennaro, explicó que "este conflicto empezó porque hubo una decisión política de la empresa de quebrar la organización y la lucha de los trabajadores". De Gennaro recordó que hace dos años los empresarios amenazaron con irse y los trabajadores en asamblea discutieron un convenio colectivo para sobrevivir y defender todos los puestos de trabajo. "Ahora la empresa, que ha ganado durante el 2002 un 340% más que el año anterior, quiere echar a los trabajadores e impide el ingreso de los delegados porque no quiere el sindicato ni la organización. Pero los trabajadores salieron a la calle a defender a sus delegados porque son legítimos representantes de sus intereses", enfatizó.

Acerca de la movilización de hoy, De Gennaro aclaró que "acá no están en juego sólo los puestos de trabajo de nuestros compañeros. Lo que está en juego en nuestro país es quién paga las consecuencias de la crisis que nosotros no hicimos y con la que ellos se benefician". Por eso explicó que "esta lucha no se para, porque los trabajadores de Firestone volverán y estos empresarios se tendrán que ir. Y por eso quiero agradecer no sólo a todos los compañeros de la CTA que están aquí hoy, sino también a los de las demás organizaciones, porque entendemos que hay una sola lucha: ellos o nosotros".

"No queremos ser esclavos"

Por su parte, el secretario general del sindicato que nuclea a los trabajadores del neumático, Pedro Wasiejko, aclaró: "lo que está en juego es que no queremos ser esclavos, queremos ser trabajadores libres con condiciones dignas de trabajo. Porque si queremos construir la nueva Argentina lo tenemos que hacer en base al respeto a la ley, el respeto al estado de Derecho y en defensa de los intereses de los trabajadores".

Wasiejko recordó que este conflicto en Firestone ya suma 6 días de paros efectivos, mas de 2 meses y medio de quites de colaboración cumplidos en forma total, y muchas otras medidas y acciones legales para "poder enfrentar a este enemigo que es muy poderoso y no cumple la ley".

"Por eso seguimos diciendo que la única solución es sentarse en la mesa de las negociaciones, reincorporar a los despedidos, pagar los salarios caídos y discutir un convenio digno. Esas son nuestras condiciones", explicó Wasiejko y agregó que "el conflicto continuará. Esta semana, por pedido del ministro Tomada, vamos a esperar las negociaciones. Pero la semana que viene volveremos a reunirnos para organizar una gran movilización al centro de la Capital Federal para que se cumpla la ley y se garantice la libertad sindical y el derecho a negociar convenios dignos".

Luego del acto frente a la fábrica, una nutrida columna de hombres y mujeres de la CTA y de las demás organizaciones presentes, marcharon sobre el Camino de Cintura, bordeando las instalaciones de la fábrica y reafirmando su compromiso y solidaridad con la lucha de los trabajadores del neumático.

Fuente: Agencia CTA, Secretaría de Comunicación y Difusión. Web y correo.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones