Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES MINEROS, METALÚRGICOS Y SIMILARES DE LA REPÚBLICA MEXICANA

Responsabilizamos al "sope" de las agresiones a siderúrgicos de la 271

Rebanadas de Realidad - SNTMMSRM, México, 03/02/07.- El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana responsabiliza de las agresiones sufridas a trabajadores de la sección 271 de Lázaro Cárdenas Michoacán, al "sope" Elías Morales y a su camarilla, el espurio quien no tiene el reconocimiento de la base trabajadora en ningún Estado de la República, utilizó en esta gresca, esquiroles pagados por él, en contubernio con Grupo Villacero y Grupo México que son los verdaderos actores intelectuales de esta campaña de difamación en contra de nuestra dirigencia nacional.

El Sindicato Nacional Minero denuncia y exige que se detenga la intervención de Grupo México y Grupo Villacero, empresas que se entrometen en la vida interna sindical, los acontecimientos de ayer, donde participaron mercenarios, profesionales de la violencia que se hacen instrumentos de estas empresas, trataron de simular un pleito intersindical, cuando todos los provocadores son extrabajadores y expulsados de la organización.

Acciones como las llevadas en el poblado de Guacamayas, empañan la tranquilidad social que vivía la sección 271 y aumenta el repudio de la base trabajadora. Este acto a todas luces provocador, traspaso los límites, ya que se involucró a personas ajenas a un conflicto creado por intereses mezquinos y que solo pretende destruir un Sindicato con una gran trayectoria de lucha sindical.

Cerca de las 15:00 horas, cuatro integrantes del Comité Ejecutivo Local de la sección 271 fueron golpeados y despojados de los vehículos, los trabajadores que resultaron más heridos fueron Tomás Aguirre Uriostegui, Primer Vocal del Consejo Local de Vigilancia y Justicia y Roberto Martínez Álvarez, Tesorero Local.

Los agremiados que salían del primer turno al conocer los hechos, busca y persigue a los agresores localizándolos en Guacamayas, en una planta purificadora de agua, donde los someten e iban a entregarlos a las autoridades correspondientes.

En ese momento el Delegado, Mario García Ortiz se entera de que fue secuestrada su familia y la base trabajadora decide retener a los mercenarios hasta que apareciera la familia del compañero, así al filo de las 12 de la noche y a 4 kilómetros de los acontecimientos dejaron en libertad a los familiares.

Se levantarán las denuncias correspondientes ante las instancias estatales y federales y se demandará la inmediata consignación y aprehensión de todos los implicados que hayan participado en este secuestro.

Ante esto, el Sindicato Nacional Minero exige a las Secretarías del Trabajo y Previsión Social, de Gobernación y a la Procuraduría General de la República intervengan directamente en la solución del conflicto minero, respondan a las falsas e ilegítimas acusaciones contra sus dirigentes, detengan de inmediato el terror, las amenazas y provocaciones de que somos objeto.

Exigimos que la Secretaría del Trabajo salga de su pasividad y dé una respuesta integral a la intromisión de nuestra autonomía sindical, debe respetarse la libre y democrática decisión de los trabajadores mineros, metalúrgicos y siderúrgicos.

Condenamos el secuestro de los familiares de Mario García Ortiz, una acción cobarde e inmoral, que solamente gente sin escrúpulos puede maquinar. El gremio minero nacional manifestó su apoyo total al compañero y a su familia.

El Sindicato Nacional Minero hace responsables a los autores de esta persecución de lo que pase en un futuro, en esta industria estratégica de la economía nacional.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones