Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES MINEROS, METALÚRGICOS Y SIMILARES DE LA REPÚBLICA MEXICANA

Grupo México chantajea con aviso de retirar capitales

Que se lleve su dinero manchado de sangre; hay empresarios responsables.

Rebanadas de Realidad - SNTMMSRM, México, 25/10/07.- En un aviso de perverso de corte chantajista, Grupo México nuevamente quiere intimidar a los agremiados del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, que lo conocen muy bien y saben que el señor Germán Larrea Mota Velasco no da un paso sin obtener alguna ganancia. Ahora divulga que invertirá 2 mil 108 millones de dólares en su subsidiaria Southern Copper Corporation, de Perú, porque en nuestro país tiene muchos problemas, con lo cual suspenderá inversiones en México.

Por supuesto que tiene muchos problemas, aseguró Carlos Pavón Campos, Secretario de Asuntos Políticos del Sindicato Nacional Mineros, y no es con nuestro Secretario General, Napoleón Gómez Urrutia, es por su falta de ética empresarial como lo muestra la explosión de la mina de carbón de Pasta de Conchos, y como también lo muestra su falta de interés por el rescate de los cuerpos de los 63 mineros sepultados, que ya es un clamor nacional ante el cual Germán Larrea se muestra totalmente arrogante y sordo.

¿Cómo explican Grupo México y Germán Larrea que van a retirar capitales de México y no los aplican, ni siquiera en mínima parte, para establecer verdaderos sistemas de seguridad industrial en sus centros de trabajo?, inquirió Carlos Pavón Campos, y agregó: ¿cómo es posible, según sus propios informes a la Bolsa Mexicana de Valores, que en el tercer trimestre de 2007 Grupo México haya obtenido aumentos de ventas del 13% y del 15% en utilidades, pese a las huelgas a las que dolosa y marrulleramente quiere atribuir su salida de esas minas?

Germán Larrea Mota Velasco y Grupo México con esto están queriendo chantajear a la Nación y al Gobierno, así como amenazar a los trabajadores mediante su aviso de que se van de México, y con el recurso perverso de satanizar al Sindicato Nacional de Mineros y a su líder nacional, Napoleón Gómez Urrutia cuando saben perfectamente que son ellos los únicos responsables por su intromisión en la vida sindical. Que no se les olvide que fueron ellos los que promovieron un líder espurio, que son ellos los que impulsan un sindicato blanco.

Pensaron torpemente que sería fácil cambiar de líder de una organización fuerte, unida y combativa, con 73 años de lucha sindical.

Este empresario prepotente y arrogante, Germán Larrea Mota Velasco, que coaccionó mediante corrupciones y “campañas negras” en los medios a la administración anterior, ahora pretende intimidar con su anuncio de retirar capitales de México para hacer inversiones en el extranjero. México no necesita de empresarios asesinos, represivos e inmorales, puede llevarse su dinero manchado con sangre minera a donde quiera, porque las minas son propiedad de la Nación.

El país lo que requiere es de empresarios nacionalistas y socialmente responsables, respetuosos de las vidas de los trabajadores mineros, de la vida sindical y de sus dirigentes legalmente elegidos por los trabajadores. Existen muchos ejemplos de ellos como Carlos Slim de Grupo FRISCO; Alberto Bailleres, de Grupo Peñoles; José Antonio Rivero Larrea, de Minera Autlán; Alonso Ancira Elizondo, de Grupo Acerero del Norte y extranjeros como Arcelor Mittal, Bombardier, Komatsu y Molymex. Inversionistas nacionales o extranjeros gustosos de invertir en nuestro país que cuenta con un gran potencial minero.

El Gobierno del Presidente Felipe Calderón no debe dejarse extorsionar por este empresario inmoral, que se lleve su dinero cochino, las minas y plantas son patrimonio nacional, de todos los mexicanos.

La verdad es que Grupo México se lleva inversiones a Perú, no por problemas sindicales, sino que se deben a una estrategia financiera de la empresa, pues la crisis hipotecaria en Estados Unidos acarreará una disminución en la construcción de casas y posiblemente una recesión en la economía, lo que implicaría un menor consumo de cobre en ese país. La empresa exporta buena parte de su producción a Norteamérica.

Grupo México pretende llevarse las inversiones a Perú debido a que sus unidades exportan a China, economía que lleva varios años creciendo en promedio al 10% anual. La demanda del país asiático es uno de los factores principales que motivó el repunte del precio del cobre en años pasados, por lo cual el aumento inusual en el precio del metal salvó a Grupo México de una quiebra inminente.

De acuerdo con el informe anual 2006 de Grupo México, su programa de inversión consolidada sumó 773 millones de dólares durante 2006; de los cuales, 520 correspondieron a la División Minera y 253 a la División Ferroviaria; para este año la empresa esperaba invertir alrededor de 796 millones, apenas 3% más que el año pasado.

Qué casualidad que, de buenas a primeras, Grupo México de Germán Larrea Mota Velasco anuncia a la Bolsa Mexicana de Valores una inversión de 2 mil 108 millones de dólares, cifra casi 3 veces mayor a la programada para este año, o bien, el 38% de los ingresos que percibió en los primeros nueve meses de este año.

Lo que no aclaró el conglomerado, es que los mineros peruanos de Southern Copper Corporation, odian a Grupo México, porque sí en nuestro país hay falta de seguridad e higiene en las minas y plantas, en el Perú son peores y han tratado de ignorar sus demandas, por ello estallaron las cuatro huelgas recientemente.

Y Grupo México lanza la noticia cuando hay huelgas en Cananea, Sonora, Taxco, Guerrero y Sombrerete, Zacatecas, quejándose amargamente de que su capital se lo lleva a otro país por culpa de los trabajadores mineros, quienes cometieron el pecado de reclamar condiciones dignas de trabajo, un reclamo que es un recurso absolutamente legal en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Los ingresos de la empresa se incrementaron más de 150% en los últimos cuatro años, gracias al incremento en la productividad y esfuerzo de los trabajadores mineros y al repunte en el precio del cobre. Durante el año el precio del metal promedió 3.5 dólares por onza, cifra 108% mayor a los 1.68 dólares en los que cotizó en 2005.

El cobre representa el 65% de los ingresos de Grupo México y exporta a Estados Unidos el 23% de la producción del metal, mientras que su planta en el Perú destina al mercado asiático el 6%.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones