Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES MINEROS, METALÚRGICOS Y SIMILARES DE LA REPÚBLICA MEXICANA (SNTMMSRM)

Deciden huelguistas de Cananea no admitir el ingreso de nuevo personal al centro de trabajo

Muestra el Sindicato Nacional de Mineros su actitud negociadora, pero muy firme, en el conflicto.

Rebanadas de Realidad - SNTMMSRM, México, 31/03/08.- Los trabajadores de la Sección 65, de Cananea, Sonora, del Sindicato Nacional de Mineros, en huelga insoluta desde hace ocho meses, decidieron en asamblea general mantener su movimiento hasta que sean satisfechas sus demandas, especialmente las de seguridad e higiene industriales, así como las de tipo salarial y de prestaciones, pero también acordaron no permitir el acceso de nuevos trabajadores sustitutos al centro de trabajo, ya que eso constituye una crasa violación legal a la huelga en curso.

El secretario de Asuntos Políticos del Sindicato, Carlos Pavón Campos, recordó que el Juez Sexto de Distrito en Materia de Trabajo otorgó el 13 de febrero pasado el amparo definitivo a los mineros huelguistas de Cananea, con lo que dio marcha atrás a la ilegal decisión de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) que el 11 de febrero, con argumentos absurdos y artificiosos, a conveniencia de Grupo México, la había declarado inexistente. Sin embargo, añadió Pavón, el mencionado juez mantuvo que los trabajadores sindicalizados que decidieran no trabajar lo hicieran así, sin perder ningún derecho, pero también que podrían laborar en las actuales condiciones los trabajadores que, asimismo, lo desearan. Esto último es una crasa infracción a la Ley Federal del Trabajo y al Contrato Colectivo de Trabajo que Grupo México tiene establecido con el Sindicato Nacional de Mineros, así como un absurdo legal que vulnera el espíritu de toda huelga.

Agregó el secretario de Asuntos Políticos que Grupo México ha estado contratando personal que no es sindicalizado, sino eventual, y entre ellos a grupos de personas que no son trabajadores, con la pretensión ilegal de intentar una mayoría ficticia y con ello romper la huelga, cosa imposible, pues los trabajadores sindicalizados mantienen su unidad y su firme decisión en proseguir el movimiento de huelga. Se sabe que Grupo México ha promovido el acceso al centro de trabajo de golpeadores y provocadores que llegado el caso podrían llevar a la violencia con los huelguistas, lo cual los mineros sindicalizados decidieron denunciarlo desde un principio y ahora lo ratificaron en su última asamblea general de días pasados, determinando, además, que no permitirán el ingreso al centro de trabajo de ningún otro elemento eventual que pretenda introducir Grupo México.

La postura del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, encabezado por el compañero Napoleón Gómez Urrutia, es que en acatamiento a la decisión del juez, aunque esta es totalmente ilegal pues atenta contra el estado de huelga y permite el ambiente de provocación montado por Grupo México, las cosas se mantengan en el estado ordenado por el juez, en muestra de buena fe para propiciar una solución a la huelga legalmente existente, dijo Pavón Campos.

Lo cual no significa, señaló, que el Organismo Sindical se allana a la ilegalidad manifiesta en el caso, de que pueden ingresar los trabajadores que lo deseen a las instalaciones (mina y planta de procesamiento), sino que sólo se mantiene en espera de que esta renovada muestra de buena voluntad de los mineros, conciliatoria, sea atendida positivamente por la empresa y por las autoridades laborales que se han mantenido en absoluta cerrazón a todo diálogo con los huelguistas.

El Sindicato da así una nueva demostración de su actitud negociadora, pero firme, en la defensa de los derechos de los mineros de Cananea, así como también en la búsqueda de una solución integral a ese conflicto que afecta a otras dos huelgas, las de Sombrerete, Zacatecas (Sección 201), y Taxco, Guerrero (Sección 17), precisó asimismo el secretario de Asuntos Políticos.

La unidad y la cordura de los huelguistas no permitirá violaciones al Contrato Colectivo de Trabajo ni a la Ley Federal del Trabajo, ni que se establezca ninguna escalada de permisividades en este grave asunto, finalizó Pavón Campos.