Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES MINEROS, METALÚRGICOS Y SIMILARES DE LA REPÚBLICA MEXICANA (SNTMMSRM)

Mineros en el acto del 1º de mayo ratifican su demanda de solución al conflicto laboral

Mentira total la afirmación del secretario Lozano, de que el Sindicato pidió retirar acusaciones para levantar las tres huelgas. Que el Estado le retire las concesiones mineras a Grupo México, pues ha demostrado incapacidad para manejarlas correctamente.

Rebanadas de Realidad - SNTMMSRM, México, 01/05/08.- En el marco de la celebración de lucha obrera del Primero de Mayo, efectuada este día en el Zócalo capitalino, en la cual participaron contingentes de mineros, metalúrgicos y siderúrgicos, el secretario de Asuntos Políticos del Sindicato Nacional de Mineros, Carlos Pavón Campos, reiteró al secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, la invitación a que visite las tres minas en huelga y compruebe con sus propios ojos las pésimas condiciones de seguridad e higiene industrial en que las tiene el Grupo México, concesionario de ellas, y no se crea los dichos interesados de la empresa de que esa demanda obrera ya está solucionada. Las tres huelgas legales en curso están en Cananea, Sonora, Sombrerete, Zacatecas, y Taxco, Guerrero, todas concesionadas a Grupo México de Germán Larrea Mota Velasco.

También le dijo enfáticamente a Lozano Alarcón que nunca el Sindicato planteó, como supuesta condición para resolver el conflicto laboral minero que ya alcanza dos años de duración, “que se retiren las acusaciones jurídicas” contra su líder nacional, Napoleón Gómez Urrutia, y contra otros dirigentes sindicales también injustamente demandados. “Eso es absolutamente falso, nunca el Sindicato lo ha planteado”, afirmó Pavón Campos, a pesar de la ilegalidad e injusticia manifiestas de tales acusaciones.

Sobre la demanda del rescate de cuerpos de mineros de Pasta de Conchos, Pavón Campos le lanzó a Lozano la pregunta de qué le parecería que uno de sus parientes estuviera entre los mineros muertos en la mina de carbón. “De seguro no le gustaría que su cuerpo estuviera allí, abandonado en el socavón de la mina, sin cristiana sepultura, como un guiñapo o una piedra más”, dijo.

En su intervención en el mitin de conmemoración obrera del Primero de Mayo en el Zócalo, Pavón Campos se refirió de esa forma a recientes declaraciones del titular de la STPS vertidas repetidamente en diversos medios de comunicación. Este fue el caso también de la afirmación de Lozano Alarcón de que “el problema de la seguridad e higiene industrial ya está resuelta en Cananea y en las otras minas de Taxco y Sombrerete, en huelga legal, no obstante que la dependencia a su cargo detectó ¡nada menos que 220 irregularidades! sólo en Cananea en este renglón, pero a pesar de su elevado número y peligrosidad, dijo que son ‘insignificantes’, y por lo tanto, según el funcionario, Grupo México ya cumplió su parte”, y que por ello la decisión de levantar las huelgas ya no le corresponde a la empresa, sino al Sindicato, lo cual es una interpretación falsa de la situación. “Todo esto hace ver de qué lado está la actual autoridad laboral en el conflicto minero”, dijo Pavón en el Zócalo.

En otro orden, Pavón Campos expuso un apretado resumen de las agresiones y persecución política que han sufrido en estos dos años el Organismo Sindical y sus dirigentes, por parte de los gobiernos de Vicente Fox y de Felipe Calderón. Hizo una relación de los asesinatos, hasta hoy impunes, de mineros tanto en Pasta de Conchos (homicidio industrial) como en Sicartsa de Lázaro Cárdenas, Michoacán, y en Nacozari, Sonora. También señaló las pretensiones fallidas pero alevosamente urdidas de parte de Grupo México para atentar contra la autonomía sindical de los mineros, con el intento de crear sindicatos blancos o charros, que favorezcan los apetitos de lucro de la empresa. Y junto con ello las campañas sucias en los medios contra el Sindicato y su dirigente máximo.

Señaló que “el Primero de Mayo es para los trabajadores mineros una fecha de lucha, no de celebraciones burocráticas, pues nació en Chicago como fecha de lucha, cuando los trabajadores demandaron en 1886 la jornada de ocho horas, y por eso fueron masacrados y asesinados por fuerzas públicas al servicio del capital. Por eso hoy los mineros la recordamos como lo que fue, y es, una fecha de lucha”.

Agregó: “El gremio trabajador minero-metalúrgico-siderúrgico llega a este Primero de Mayo en una de las más difíciles luchas en la historia de nuestro Sindicato. Hace dos años que se inició el conflicto minero a causa de la agresión alevosa que sufrimos por parte de unos empresarios con poder e influencia, concretamente del Grupo México de Germán Larrea Mota Velasco, con la ilegal complicidad inicial del gobierno de Vicente Fox Quesada”.

Todos estos hechos, señaló Pavón Campos, “hacen inevitable pensar que Grupo México no es capaz de operar y administrar adecuadamente las minas concesionadas por el Estado, lo cual hace necesario que el Estado le quite esas concesiones y las conceda a quienes sí las puedan trabajar correctamente, con el respeto pleno a la dignidad de sus trabajadores”.

Las tres minas en huelga están concesionadas a Grupo México, de Germán Larrea Mota Velasco, asesino de mineros y quien, a cambio de eso, es un cariñoso protector de sus caballos pura sangre en el hipódromo.

Continuó el orador: “El Sindicato Nacional de Mineros ha sufrido en estos dos años, como se advierte, una feroz persecución de parte de Grupo México y del gobierno federal, iniciada con Fox pero no resuelta por Felipe Calderón, quien a pesar de nuestras demandas no se ha atrevido a meter en cintura al Grupo México, cosa que podría hacer pero sinceramente no se le ve que tenga la voluntad de entrarle al problema”.

Se mantiene en el gobierno de Felipe Calderón, dijo Pavón Campos, una brutal persecución política “contra los dirigentes sindicales mineros, señaladamente contra el compañero Napoleón Gómez Urrutia, nuestro secretario general, quien por ello ha sido obligado a un exilio no deseado por él, pero lo cual no lo ha abatido, sino que desde donde está sigue dirigiendo al Sindicato, pleno de vigor y confianza en que el triunfo será de los mineros y, por lo tanto, de la clase obrera mexicana”.

“Los trabajadores de la Federación Internacional de Trabajadores de las Industrias Metalúrgicas, FITIM, que agrupa a 25 millones de obreros en todo el mundo, en solidaridad con nosotros, le han pedido a Felipe Calderón que frene la embestida patronal y oficial contra el sindicato minero y resuelva el conflicto. Tampoco ha hecho caso a esta justa demanda”, precisó también.

Para finalizar, el secretario de Asuntos Políticos del Sindicato manifestó que los mineros, junto con los trabajadores mexicanos que hoy estamos aquí, en pie de lucha, decimos NO a la reforma de la Ley Federal del Trabajo; pedimos respeto total a la autonomía sindical y a los contratos colectivos de trabajo, así como al derecho de huelga; exigimos solución integral al conflicto minero, y atención positiva a las demandas de las secciones 17 de Taxco, Guerrero, 65 de Cananea, Sonora y 201 de San Martín Sombrerete, Zacatecas, en huelga legal hace 9 meses.

Reiteramos nuestra exigencia del rescate de los cuerpos de los 63 mineros de Pasta de Conchos, y que no haya más muertes ni asesinatos de trabajadores mineros, como los sucedidos en Lázaro Cárdenas, Michoacán, y en Nacozari, Sonora.

Volvió a plantear, como demanda absolutamente necesaria, que haya seguridad e higiene en minas, plantas y fundidoras.