Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES MINEROS, METALÚRGICOS Y SIMILARES DE LA REPÚBLICA MEXICANA (SNTMMSRM)

Reafirmó el Sindicato Minero su apego a la democracia en su XXXV Convención y su férrea voluntad de resistir y triunfar

Sabemos quiénes son nuestros amigos de aquí y afuera, y quiénes nos agreden e insultan. No permitiremos que se nos niegue la toma de nota a los acuerdos de la Convención.

Informaciones relacionadas:

Culminó con rotundo éxito la XXXV Convención General Ordinaria del Sindicato Nacional de Mineros
Acosta Azcón, sin calidad moral para acusar al Sindicato Nacional de Mineros
Acuerdo unánime de la XXXV Convención: que Gómez Urrutia siga al frente del Sindicato
Mensaje para la Convención Nacional del Sindicato Minero - Por Napoleón Gómez Urrutia, Secretario General

Rebanadas de Realidad - SNTMMSRM, 12/05/08.- Los acuerdos que durante la semana anterior tomó la XXXV Convención General Ordinaria del Sindicato Nacional de Mineros, en ese momento la máxima autoridad de gobierno gremial, indican el calibre y calidad de la fortaleza que tienen los trabajadores mineros, metalúrgicos y siderúrgicos en conjunción estrecha con su dirigencia, encabezada por el compañero Napoleón Gómez Urrutia, declaró el secretario de Asuntos Políticos del Organismo Sindical, Carlos Pavón Campos.

Ello se debe, reflexionó Pavón Campos, a la total identificación de nuestra dirigencia con los trabajadores de base, y a la lealtad y solidaridad internas desenvueltas en dos años de conflicto minero. Unos días después de haber llegado a los históricos acuerdos de esta XXXV Convención, agregó Pavón, hemos estado recibiendo múltiples demostraciones de apoyo de las dirigencias locales y de trabajadores de base de todo el país, lo cual refrenda nuestro compromiso para seguir luchando por el bienestar de los trabajadores representados, por su bienestar y el de sus familias y por la autonomía y libertad sindical.

Como demostración de esta solidaridad minera, abundó Pavón Campos, está el acuerdo de la XXXV Convención de apoyo a los compañeros huelguistas de las Secciones 17 de Taxco, Guerrero, 65 de Cananea, Sonora, y 201 de Sombrerete, Zacatecas, con la aportación de un día de salario por trabajador, bajo el lema de que “lo que daña a uno, nos daña a todos”, y “lo que beneficia a uno, debe también beneficiar a todos”. Lo cual, dijo Pavón, es una muestra más de solidaridad efectiva, donde los dirigentes y funcionarios sindicales, por sí mismos, también se incorporaron al acuerdo general.

No hay duda de que en el apoyo absoluto del gremio minero a estas resoluciones de la XXXV Convención Nacional Ordinaria, está el denodado y brillante desempeño del compañero Gómez Urrutia al frente del Sindicato, señaló el secretario de Asuntos Políticos. Entre otras cosas, cuenta para ese apoyo que la Dirigencia Sindical haya obtenido revisiones contractuales y de salarios por arriba de las que se otorgan en otros ámbitos laborales, de 9% de aumento directo a los salarios y de 5% de aumento en prestaciones, así como aumentos a los seguros de vida de hasta 300%, y otras acciones en defensa del bienestar obrero, pese a la cobarde persecución que se ha hecho desde Grupo México de Germán Larrea Mota Velasco y desde algunas autoridades que no entienden que no será posible desaparecer al Sindicato, como pretenden ilusoriamente.

Napoleón Gómez Urrutia, puntualizó Pavón Campos, fue elegido de nueva cuenta, para dirigir al Sindicato Minero, por otro periodo de seis años, de 2008 a 2014, en forma unánime, transparente, legal y democrática de los compañeros convencionistas que vinieron a la Ciudad de México representando a todas las Secciones y Fracciones sindicales, previamente elegidos en democráticas asambleas en sus centros de trabajo. Aquí no se puede alegar de ninguna manera, indicó, que no haya sido una elección profundamente democrática, pese a algunas voces aisladas de ex trabajadores o traidores al gremio que no representan a nadie y sólo son esquiroles de Grupo México y de sus empresas filiales, añadió Pavón Campos.

Y además, los sindicalistas mineros le otorgaron la facultad y el derecho a ejercer su encargo desde el extranjero, donde se encuentra debido a la persecución alevosa de que ha sido objeto hace casi dos años, lo cual debía hacer pensar a los enemigos del Sindicato que ya es el momento que se sienten a dialogar las partes en conflicto, pues por el camino de las embestidas y las agresiones no podrán lograr nada, como ya se está viendo, afirmó el secretario de Asuntos Políticos.

Los acuerdos de la XXXV Convención, analizó, indican la férrea voluntad de los trabajadores para no dejarse vencer y mantener la defensa de la autonomía y libertad sindical, así como el derecho de huelga y en general los derechos obreros, que el compañero Gómez Urrutia ha encabezado, junto con la lucha por condiciones de seguridad e higiene industrial que han sido demandas fundamentales de nuestro Sindicato. Son acuerdos, dijo también, en que prevalece la idea de que por el camino de la unidad y la solidaridad interna debe seguir la lucha del Sindicato, a lo que se suma la solidaridad y el apoyo internacionales a nuestra lucha, tanto de los 25 millones de agremiados en el mundo de la FITIM, Federación Internacional de Trabajadores de las Industrias Metalúrgicas, como de los Steelworkers de Estados Unidos y Canadá, mientras que en México se mantiene la absurda e ilegal persecución política contra nuestro líder nacional, Gómez Urrutia, y la feroz embestida contra el Organismo Sindical.

No permitiremos que nos sea negada la toma de nota oficial a esta nueva decisión sindical de ratificar en sus puestos a Gómez Urrutia y al conjunto de quienes formamos parte de la Dirigencia Sindical, tanto antes como durante la Convención. Acudiremos a los procedimientos legales, y de no conseguirlo por los medios apegados a la legalidad, veremos de implementar las acciones necesarias para el logro de este derecho de los trabajadores, que es único en México y en el mundo.

Asimismo, Pavón Campos señaló que con la elección por parte de la XXXV Convención General Ordinaria de nuevos compañeros a los órganos de gobierno sindical, se fortalecerá la lucha minera. Reiteró la lista de los compañeros que quedan al frente de las funciones tanto en el Comité Ejecutivo Nacional como en el Consejo General de Vigilancia y Justicia, a saber:

  • Secretario General, Propietario, Napoleón Gómez Urrutia, Sección 120
  • Secretario General, Suplente, Mario García Ortiz, Sección 271
  • Secretario de Trabajo, Titular, Javier Zúñiga García, Sección 150
  • Secretario de Trabajo, Suplente, Sergio Rolando Medina Ibarra, Sección 293
  • Secretario del Interior, Exterior y Actas, Propietario, Sergio Beltrán Reyes, Sección 42
  • Secretario del Interior, Exterior y Actas, Suplente, Roberto Hernández Mojica, Sección 17
  • Secretario de Previsión Social, Propietario, Tomás Hernández Castillo, Sección 288
  • Secretario de Previsión Social, Suplente, Carlos López Castro, Sección 118

También fueron nombrados los siguientes cargos de Suplentes:

  • Del Presidente del Consejo General de Vigilancia y Justicia, Jesús Arellano Juárez, Sección 30
  • Del Secretario Tesorero, Liborio Franco Cid, Sección 299
  • Del Secretario de Asuntos Políticos, J. Genaro Arteaga Trejo, Sección 203
  • Del Secretario de Contrataciones Colectivas, Abel Valdez Sánchez, Sección 64

Estamos muy claros, pues, de quienes son nuestros amigos y quienes no lo son. Nuestros amigos, dijo Pavón, son los propios trabajadores mineros, metalúrgicos y siderúrgicos de toda la nación y los organismos mundiales de trabajadores. Declaramos como enemigos públicos de los mineros a Germán Larrea Mota Velasco, dueño de Grupo México y filiales, y sus consejos administrativos; Vicente Fox Quesada, Martha Sahagún de Fox, Rubén Aguilar Valenzuela, Carlos María Abascal Carranza, Francisco Javier Salazar Sáenz, Daniel Cabeza de Vaca, Eduardo Bours Castelo, Emilio Gómez Vives y los hermanos Julio, Pablo y Sergio Villarreal Guajardo.

En esa misma línea, señaló Pavón Campos, la XXXV Convención decidió desligar en forma definitiva al Sindicato Nacional de Mineros del Congreso del Trabajo, debido a que este organismo, del cual el Sindicato fue fundador y dos veces lo presidió, demostró falta de solidaridad, apoyo e interés en nuestra lucha, y a que se ha apartado de la Declaración de Principios y del Plan de Acción que le dieron origen, lo cual ha fomentado los contratos de protección, la división y la entrega de los sindicatos a los diferentes gobiernos, contra los intereses fundamentales de la clase trabajadora mexicana y del país. Dejamos por propia voluntad el Congreso del Trabajo, y con la cara en alto, finalizó Pavón Campos.