Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES MINEROS, METALÚRGICOS Y SIMILARES DE LA REPÚBLICA MEXICANA (SNTMMSRM)

Se reúnen mineros para establecer nuevas estrategias de lucha por la autonomía sindical

Siguen los intentos divisionistas del Sindicato por parte de la STPS, pero fracasarán una vez más. No habrá ninguna otra Convención minera; ya la hubo y nuestro líder es Napoleón Gómez Urrutia.

Rebanadas de Realidad - SNTMMSRM, 29/06/08.- Este lunes 30 de junio se realizará en la Ciudad de México una asamblea conjunta de las Secciones Sindicales y del Comité Ejecutivo Nacional y Consejo General de Vigilancia y Justicia del Sindicato Nacional de Mineros, en la cual se establecerán democráticamente las estrategias de lucha del gremio ante las nuevas agresiones de la Secretaría del Trabajo, especialmente la ilegal y absurda negativa de esta dependencia a otorgar la toma de nota a los compañeros Napoleón Gómez Urrutia, Secretario General, y Mario García Ortiz, Secretario General suplente, que fueron electos en la H. XXXV Convención General Ordinaria celebrada en mayo pasado.

Ya el Sindicato Minero ha señalado las violaciones a la legalidad en que incurrió el Secretario Javier Lozano Alarcón, de la STPS, al emitir su negativa, en la que destaca la incongruente situación de que esa dependencia dio toma de nota a TODOS los acuerdos de la Convención, con la ÚNICA excepción de la elección de los compañeros Gómez Urrutia y García Ortiz, lo cual sólo se interpreta como que la STPS ya tenía por consigna previa perjudicar el liderazgo de Napoleón Gómez Urrutia, lo cual no logró, pero empantanó una vez más el desahogo del conflicto minero.

También destaca la ilegal decisión de Lozano Alarcón de interpretar los Estatutos del Sindicato, para lo cual no está facultado, lo que constituye, junto con la negativa de toma de nota, un gravísimo acto de intromisión del funcionario en los asuntos que son de la exclusiva competencia de los trabajadores mineros, metalúrgicos y siderúrgicos del país, y de nadie más.

Estos hechos, junto con otras agresiones oficiales, serán analizados por los dirigentes mineros de todo el país en su reunión de este lunes 30. Por ejemplo, la nueva intentona de la STPS de pasar por encima de la autoridad sindical legal y legítimamente constituida, del compañero Napoleón Gómez Urrutia. Con fecha 27 de junio, el subsecretario Álvaro Castro Estrada le dirigió una invitación al compañero Javier Zúñiga García, nuevo Secretario del Trabajo del CEN del Sindicato, en un intento más de confundir y dividir a la dirigencia sindical minera, con el fin, le dijo, de reunirse con él a tratar asuntos laborales. El compañero Zúñiga García le respondió en la misma fecha que no sólo conoce sus atribuciones estatutarias, sino “también las obligaciones del cargo” para el cual fue electo democráticamente en la XXXV Convención, y le manifestó textualmente:

“...en cuanto nos convoquen por medio del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato, que encabeza el compañero Napoleón Gómez Urrutia, a quien los trabajadores mineros, metalúrgicos consideramos nuestro único interlocutor válido ante las empresas y las autoridades, él tomará la decisión más conveniente sobre quién o quiénes deberán acudir a esa convocatoria, y entonces estaremos en la mejor disposición de participar para revisar y analizar los asuntos laborales de interés para las empresas de este sector estratégico del país, para las autoridades y para la Organización Sindical”.

O sea, otro intento más de parte de la STPS para dividir al Sindicato Minero, que resultó en otro fracaso para los funcionarios laborales violadores de la autonomía sindical de los mineros.

Pero Lozano Alarcón, no contento con estar pretendiendo agredir una vez más al Sindicato Minero, el viernes 27 desde Cuernavaca, Morelos, lanzó a otros sindicatos una inaceptable amenaza de violar su autonomía, afirmando que él actuará de la misma manera en casos similares y supuestamente “aplicará la ley sin distingos ni titubeos”, además de que se dijo ser sujeto de “amenazas y extorsiones” que sólo pasan por su imaginación culpable, y de esta manera denigró la defensa que el Sindicato Nacional de Mineros hace de sus derechos a la libertad y autonomía sindical pisoteadas por el funcionario. El secretario del Trabajo ratificó así su tozudez en infringir sus propias facultades, y se pretende fiscal, perseguidor y consignatario, para lo cual no tiene absolutamente ninguna atribución legal.

Ya es tiempo que la Secretaría del Trabajo de manera seria y profesional, de acuerdo con la ley, afronte su responsabilidad en el conflicto minero, cuyas tres huelgas (en Cananea, Sombrerete y Taxco) ya acumulan para hoy 11 meses cumplidos de haberse iniciado, debido a la negligencia e incapacidad de Javier Lozano Alarcón para resolverlas. Desde esta “plataforma” de resultados, nada puede alardear Lozano Alarcón de que está sirviendo a los intereses del actual gobierno; por el contrario, le está entorpeciendo el camino al Presidente Felipe Calderón, al sumarle, no restarle, un foco más de conflicto.

Hizo notar el secretario de Asuntos Políticos del Sindicato, Carlos Pavón Campos, que además, en su visita a Cuernavaca, el señor Lozano Alarcón se permitió insistir en que los mineros “pueden” convocar a otra Convención y elegir a otro dirigente. Ante esta nueva arrogancia del funcionario, dijo Pavón, los trabajadores mineros le respondemos que sólo estando loco se le ha podido ocurrir entrometerse una vez más en una decisión que es exclusiva de los trabajadores mineros. No habrá nueva Convención y menos porque la proponga el citado funcionario, cuya opinión al respecto es absolutamente desechable. Ya los mineros tuvimos nuestra H. XXXV Convención General Ordinaria en mayo pasado, y elegimos al compañero Napoleón Gómez Urrutia como nuestro Secretario General, y punto. Recordó Pavón que nuestra Convención General, por Estatutos, es la máxima autoridad sindical, no una reunión de paseo como la que organizó en Cuernavaca la STPS en días pasados. Los mineros respetamos nuestros órganos de gobierno interno y exigimos que tanto la autoridad como las empresas hagan lo mismo, como principio ineludible para todo posible entendimiento, añadió.

Abundó Pavón en que esas actitudes irresponsables lo único que provocan es la aparición de bribones que quieren lucrar a costa de los intereses de los trabajadores mineros. Es el caso del falso representante de trabajadores, Agustín Acosta Azcón, señaló, quien con su corrupción a cuestas anda arrastrándose por el país auto proclamándose como “defensor” de mineros, cuando que es un simple tinterillo dedicado a chantajear en nombre de Grupo México y de la STPS para su beneficio personal. Pero ninguna otra cosa se puede esperar de un sujeto que arrastra antecedentes familiares directos, como el de su padre, Agustín Acosta Lagunes, ex gobernador de Veracruz, represor de trabajadores, así como despojador y asesino de campesinos en la entidad, según consta en la memoria colectiva de los veracruzanos, que fue quien inició el declive económico y social del estado, antes en el segundo lugar en riqueza en el país, hoy situado en más allá del 13º sitio.