Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES MINEROS, METALÚRGICOS Y SIMILARES DE LA REPÚBLICA MEXICANA (SNTMMSRM)

Incongruencia de Lozano Alarcón al combatir disidentes en un gremio e impulsarlos ilegalmente entre mineros

Con qué cara habla de legalidad, cuando ha estado inmiscuido en corrupciones como las del chino Zhenli Yegón y Cofetel. Gómez Urrutia es el líder auténtico del gremio trabajador minero, les guste o no a Lozano y a empresarios antisindicales.

Rebanadas de Realidad - SNTMMSRM, México, 20/08/08.- Es incongruente que el secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, exprese que no cederá a chantajes ni presiones de un grupo de disidentes en contra del dirigente sindical petrolero, Carlos Romero Deschamps, a quien le piden su renuncia, y en el caso del Sindicato Nacional de Mineros, el funcionario laboral fabrique y financie disidencias con la clara pretensión de acabar con el Sindicato Minero, y con nuestro Secretario General, compañero Napoleón Gómez Urrutia, en combinación cómplice con los empresarios Germán Larrea Mota Velasco y Alonso Ancira Elizondo, supuestamente dueños de Grupo México y de Altos Hornos de México, respectivamente.

Así se manifestó el Secretario del Interior, Exterior y Actas del Sindicato Nacional de Mineros, Sergio Beltrán Reyes, en referencia a declaraciones que el titular de la STPS, Javier Lozano Alarcón, hizo el lunes 18 pasado en relación a asuntos internos del organismo sindical petrolero, en que tocó de pasada asuntos también internos del Sindicato Minero.

Nos queda muy clara, agregó Beltrán Reyes, la necedad del secretario del Trabajo de acabar con los sindicatos auténticos y democráticos como el Minero, apoyando descarada y cínicamente a empresarios como Germán Larrea y Alonso Ancira, y empujando acciones violentas contra los auténticos trabajadores sindicalizados, así como patrocinando porros y drogadictos, con la intención de provocar temor a quienes levantan la voz en defensa de los derechos obreros y de las demandas en beneficio de ellos y de sus familias.

Comentó el secretario del Interior, Exterior y Actas: No hay que olvidar que Lozano Alarcón ha demostrado ineptitud en la solución de los problemas que le corresponden, como aclarar el homicidio industrial de Pasta de Conchos, Coahuila, insoluto desde hace dos años y medio, y darle una solución integral al problema de las tres huelgas mineras vigentes (en las Secciones 65 de Cananea, 201 de Sombrerete y 17 de Taxco) sobre las que seguramente ha mentido al Presidente Felipe Calderón Hinojosa, creando con su perversidad y embustes una cortina de humo para hacerse pasar como un funcionario que cumple con sus obligaciones, cuando está muy lejos de serlo.

Tampoco debemos olvidar los sonados casos de escándalo en que Lozano Alarcón ha incurrido, agregó Beltrán Reyes, como el del chino Zhenli Yegón, típico caso de extorsión cuyas características no han sido aclaradas por la justicia, o el asunto de corrupción de cuando él era funcionario de la Cofetel, que implicó cantidades exageradas de dinero sustraídas al patrimonio del Estado. Vaya funcionario que eligieron para dirigir la política laboral en México; de un personaje así no se puede esperar legalidad o ética ni en sus actos ni en sus declaraciones, acotó el secretario del Interior del Sindicato Minero.

Precisó Beltrán Reyes: Le recordamos al señor Lozano Alarcón que para los mineros, metalúrgicos y siderúrgicos mexicanos el compañero Napoleón Gómez Urrutia es nuestro Secretario General, quien ha sido electo democráticamente en dos ocasiones y ratificado en dos más, les guste o no les guste al secretario Lozano y a sus empresarios cómplices en la pretensión inútil de destruir a nuestro Sindicato.

Ya basta, dijo finalmente Beltrán Reyes, que Lozano siga queriendo dividir al Sindicato de Mineros, porque esto nunca lo va a lograr, con su pretensión de convocar a dirigentes locales por encima de nuestro Dirigente Nacional y del Comité Ejecutivo Nacional del Organismo Sindical. Estamos más fuertes que nunca, más unidos que en el pasado en torno a nuestro dirigente Napoleón Gómez Urrutia y a nuestras dirigencias nacional y locales. Le exigimos, en consecuencia, que deje de solapar el terrorismo empresarial y gansgteril que han orquestado Germán Larrea Mota Velasco y Alonso Ancira Elizondo, pues con estas acciones Lozano sólo profundizará la crisis de las relaciones laborales en el país y le estará haciendo un daño inmenso a la paz social de México.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Jorge Campos Miranda.