Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES MINEROS, METALÚRGICOS Y SIMILARES DE LA REPÚBLICA MEXICANA (SNTMMSRM)

Profunda extrañeza del Sindicato Minero ante declaraciones impropias del gobernador Humberto Moreira

Este texto se difunde en cumplimiento de un acuerdo específico de la Asamblea Nacional de Secretarios Generales de las Secciones y Fracciones Sindicales, así como Delegados de Zona y Comité Ejecutivo Nacional y Consejo General de Vigilancia y Justicia, del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, efectuada el viernes 18 de septiembre.

Rebanadas de Realidad - SNTMMSRM, México, 23/09/08.- Profunda extrañeza provocan las declaraciones altisonantes e impropias del gobernador Humberto Moreira, hechas en entrevista a la conductora Adela Micha, sobre que él “no permitirá que ningún desgraciado” intervenga en asuntos del Estado de Coahuila, con evidente alusión al Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana.

Es lamentable que el gobernador Moreira con esos términos se suponga a sí mismo dueño de Coahuila y de sus ciudadanos, y que sin ninguna base --al margen del tono impropio de sus palabras-- diga que el Sindicato Minero “pretende desestabilizar”, cuando no debe ignorar que la actitud del Sindicato nunca ha sido desestabilizar, sino actuar constructivamente, ya que, como ejemplo, en el pasado no muy lejano fue el Sindicato el que defendió al señor Alonso Ancira Elizondo y fue el Sindicato el que estabilizó a la empresa que dirige, de una feroz persecución que la Secretaría de Hacienda y bancos acreedores le levantaron, por evasiones fiscales y deudas probadas por miles de millones de pesos, razón por la cual el empresario tuvo que huir varios años al extranjero, y en lo cual el Sindicato responsablemente se mantuvo siempre en apoyo a la fuente de trabajo y respetuoso de su persona, actitud totalmente contraria a la postura agresiva, indignante y malagradecida que después adoptó el señor Ancira hacia el Sindicato.

Le aclaramos al gobernador Moreira: El Sindicato Minero, en sus largos 75 años de orgullosa historia sindical, nunca ha pretendido desestabilizar a empresa alguna con la que tiene establecidos contratos colectivos de trabajo, por responsabilidad y sentido común hacia la fuente de empleo. Tampoco ha pretendido ni pretende hacerlo con Altos Hornos de México, como lo demuestra la historia real del trato entre esa empresa y el Sindicato.

También es muy lamentable que el gobernador Moreira parezca olvidar el apoyo político electoral que el Sindicato Minero, los dirigentes nacionales y los trabajadores mineros, metalúrgicos y siderúrgicos de Coahuila le otorgaron desde que se postuló como precandidato a la gubernatura del Estado de Coahuila, y después votando por él cuando se efectuaron los comicios que lo llevaron al más alto cargo administrativo de la entidad.

A cambio de ello, el gobernador Moreira, presuntamente contrariando y olvidando sus orígenes sindicales como maestro, ahora que está en el poder estatal da la impresión de haberse sumado a la persecución antisindical cobarde y perversa que autoridades federales y Grupo México, de Germán Larrea Mota Velasco, mantienen contra los trabajadores mineros sindicalizados encabezados por el compañero Napoleón Gómez Urrutia, que es el Líder Nacional indiscutible del Sindicato Nacional de Mineros, cuádrele a quien le cuadre, les guste a no a sus perseguidores, ya que esta es la voluntad legítima de los sindicalistas mineros. Resulta muy extraño que el gobernador Moreira dé la impresión de que se está sumando a la campaña de Germán Larrea, el asesino impune hasta hoy de los mineros coahuilenses de Pasta de Conchos, Coahuila, y de un compañero trabajador de Nacozari, Sonora, campaña agresiva que también ha asumido Alonso Ancira, dueño de AHMSA.

El gobernador Moreira no sólo parece estarse agregando a esta feroz, alevosa y cobarde persecución sino que también da la sensación de que protege y alienta a porros y drogadictos que AHMSA organiza y paga para golpear al Sindicato con la pretensión, éstos sí, de desestabilizarlo. Nos queremos equivocar, pero da la imagen de que hace suyo el terrorismo empresarial que practica Alonso Ancira, lo cual sería, de estarse realizando, una conducta por completo opuesta a la función de su investidura coahuilense. O sea, eso significaría que se estaría sumando a la desestabilización laboral de Coahuila, utilizando y tolerando a criminales para atacar a los auténticos trabajadores. ¿De qué se trata, señor Gobernador Moreira? ¿Qué intereses hay detrás de la persecución a la que hoy parece estarse sumando como mandatario coahuilense contra el Sindicato Minero?

Contrasta radicalmente esta actitud con la denuncia pública que el mismo gobernador Moreira hizo en 2006, de que el entonces presidente Vicente Fox le había pedido en reunión con él en Los Pinos, dictar orden de aprehensión bajo cualquier pretexto, contra Napoleón Gómez Urrutia, a lo cual el propio gobernador Moreira le respondió a Fox que no lo haría pues no había ningún motivo para proceder a esa ilegal acción. Digna actitud fue la de entonces, que contrasta radicalmente con la que presumiblemente hoy está adoptando. ¿Por qué habría sido este cambio, señor gobernador Moreira?

Nuestro Sindicato, con una trayectoria de 75 años de lucha responsable y seria por los intereses del gremio trabajador minero, metalúrgico y siderúrgico en todo el país y específicamente en Monclova y en todo Coahuila, no merece bajo ningún concepto los insultos, calumnias y maniobras agresivas con que el señor Ancira pretende entrometerse en asuntos exclusivos de los trabajadores, violando el estado de derecho, la autonomía y la libertad de nuestro Sindicato. Lamentamos sinceramente que el gobernador Moreira parezca estarse sumando a estos desempeños antipopulares y antisindicales propios de la extrema derecha sin sensibilidad ni visión histórica.

El gobernador Moreira se ha negado a escuchar al Sindicato Nacional de Mineros pese a que le hemos solicitado citas, incluso por escrito y de manera formal. Por añadidura se ha desentendido por completo de la tragedia de Pasta de Conchos, en que murieron 65 trabajadores en el homicidio industrial de esa mina de carbón coahuilense. Ya ni siquiera recibe a las señoras viudas de los compañeros muertos en ese percance, y mucho menos las auxilia, en lo que debiera ser parte fundamental de su atención a un problema social que ha ensombrecido, ha indignado y empaña la imagen del estado de Coahuila, no sólo ante el país sino ante todo el mundo. No parece que esté cumpliendo con su obligación política, moral y laboral de ver por el bienestar de los trabajadores y de los coahuilenses, a la cual se comprometió en su campaña ante el pueblo y la clase trabajadora.

En lugar de actuar presuntamente para agredir y confabularse con empresarios perversos, provocadores y terroristas, el gobernador Moreira debería revisar, cambiar y moderar sus palabras y conductas. Todo se lo debe a la sociedad coahuilense que ha confiado en él y eso nunca se le debe olvidar.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Jorge Campos Miranda.