Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES MINEROS, METALÚRGICOS Y SIMILARES DE LA REPÚBLICA MEXICANA (SNTMMSRM)

Liberan a Carlos Pavón Campos, dirigente minero

Exigen trabajadores y Sindicato Nacional Minero la inmediata libertad de Juan Linares Montufar, Presidente del Consejo General de Vigilancia. El Sindicato insiste en la solución integral del conflicto político-laboral, con el total respeto a la autonomía sindical y a derechos obreros.

Rebanadas de Realidad - SNTMMSRM, Distrito Federal, 12/12/08.- Bajo fianza fue liberado hoy el compañero Carlos Pavón Campos, Secretario de Asuntos Políticos del Sindicato Nacional de Mineros, quien ilegal y arbitrariamente fue detenido con lujo de violencia en el Distrito Federal por agentes federales el jueves 4 de este mes y trasladado al reclusorio de Monclova, Coahuila, donde permaneció hasta el día de hoy.

De la liberación del compañero Pavón Campos informó el Secretario General del Sindicato, Napoleón Gómez Urrutia, quien ha seguido muy cercanamente el caso, pugnando en todo momento por la liberación de los dos compañeros dirigentes arbitrariamente apresados.

Tanto la detención del compañero Pavón Campos, como la ejecutada un día antes, el miércoles 3, también por agentes federales, del compañero Juan Linares Montúfar, Presidente del Consejo General de Vigilancia y Justicia del Organismo Sindical Minero, forman parte de las agresiones y del nefasto abuso de poder con que el actual gobierno federal se está conduciendo contra el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana.

Esta embestida ha estado lanzada contra el Dirigente Nacional de los trabajadores mineros, compañero Napoleón Gómez Urrutia, quien encabeza el Organismo Sindical por decisión unánime, democrática y reiterada de los agremiados, y contra los demás dirigentes mineros nacionales y locales, en una escalada de embates perversos sin precedentes en el medio laboral mexicano, con el propósito de destruir al Sindicato Nacional de Mineros y favorecer así los intereses voraces y el empecinamiento enfermizo de algunos empresarios como Germán Larrea Mota Velasco, asesino hasta hoy impune de mineros, y Alonso Ancira Elizondo, director de Altos Hornos de México, empresario corrupto y terrorista.

En esta persecución política y falsamente laboral, estos empresarios han contado con el apoyo cómplice de Javier Lozano Alarcón, de la Secretaría del Trabajo, y muy presumiblemente de autoridades políticas oficiales encabezadas hoy por el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont Urueta, y otras más, quienes han llevado tal persecución, al extremo de congelar la semana anterior los fondos sindicales, con la evidente pretensión de asfixiar económicamente al Sindicato, y con ello impedir que el Organismo Sindical y nuestros compañeros mineros de las Secciones y Fracciones puedan aportar recursos solidarios que permitan proseguir las huelgas legales en curso en Cananea, Sonora, Sombrerete, Zacatecas, y Taxco, Guerrero.

Reiteró Napoleón Gómez Urrutia lo que ha venido diciendo, especialmente en su conferencia de prensa del lunes 8 de diciembre: Es preciso que esos funcionarios se desprendan y desliguen de su calidad de abogados de Grupo México y de Larrea Mota Velasco, y asuman su responsabilidad política como secretarios de estado encargados de buscar la solución positiva, respetuosa y negociada a los problemas del país, con pleno respeto a los intereses legítimos de los trabajadores y sus organizaciones sindicales, señaladamente en el conflicto minero.

La liberación del compañero Pavón Campos es un triunfo más de la unidad, la lealtad y la solidaridad de los mineros, metalúrgicos y siderúrgicos del país, que en todo momento han estado pugnando por esta liberación y por la del compañero Linares Montufar, de quien también exigimos enérgicamente su inmediata liberación.

También es un triunfo de la solidaridad que Sindicatos Democráticos mexicanos le están otorgando, en forma creciente, al Sindicato Minero, y la de las Federaciones y Sindicatos Internacionales cuyos más de 50 millones de agremiados apoyan a los trabajadores mineros mexicanos moral, política y económicamente, solidaridad que también crece cada vez más en todo el mundo.

El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana insiste por enésima vez en que gobierno, empresas y Sindicato se sienten a la mesa de negociación para resolver de manera integral, una vez por todas, el largo conflicto minero, que ya suma casi tres años de duración, con el pleno respeto recíproco a los intereses de los trabajadores, a la autonomía y libertad sindical y a los derechos obreros, así como las tres huelgas legales en curso hace 17 meses en Cananea, Sonora, Sombrerete, Zacatecas, y Taxco, Guerrero.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Jorge Campos Miranda.