Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES MINEROS, METALÚRGICOS Y SIMILARES DE LA REPÚBLICA MEXICANA (SNTMMSRM)

Aumentos salariales importantísimos consiguió el Sindicato con la empresa Luismin-Gold Corp, de Nucay, Gro

9% directo al salario, más 9% a tablas de bonificación y 40% en retabulación de categorías. Es muestra de que se avanza cuando hay buena voluntad y respeto al Sindicato y a los trabajadores. Ante la crisis, “el movimiento obrero no es parte del problema, sino de la solución”.

Rebanadas de Realidad - SNTMMSRM, Distrito Federal, 04/02/09.- En la primera revisión de tabuladores de salarios y de Contratos Colectivos de Trabajo de 2009, el Sindicato Nacional de Mineros obtuvo una muy positiva revisión, encabezada por el compañero Napoleón Gómez Urrutia, nuestro Secretario General, con la empresa Luismin-Gold Corp en su empresa la Minera Nucay, S.A., de Mezcala, Guerrero.

Los trabajadores, pertenecientes a la Sección 270 del Organismo Sindical, obtuvieron un 9 por ciento de aumento directo al salario, pero también un 9 por ciento en el incremento a los bonos y, finalmente, un 40 por ciento de aumento promedio, en la retabulación de categorías de los trabajadores. Adicionalmente, se obtuvieron otros aumentos significativos, como el de 20 por ciento a los seguros de vida.

El Dirigente Nacional del Sindicato Minero, compañero Napoleón Gómez Urrutia, informó que este resultado fue producto, una vez más, de la unidad y la lealtad que prevalece invariablemente entre los trabajadores y sus dirigentes, así como un resultado de su definida y firme decisión de negociar con las empresas del sector, pero también del respeto y la buena voluntad de la empresa Minera Nucay hacia el Sindicato y hacia sus trabajadores. Hubo cordialidad en esta negociación entre las partes obrera y patronal, a partir del respeto a los trabajadores y a su Sindicato, que contó con la decisión indeclinable de la Dirigencia Sindical de aprovechar esta circunstancia para llevar el mayor beneficio posible a los trabajadores mineros y a sus familias. Afortunadamente, declaró el compañero Gómez Urrutia, existen empresas socialmente responsables que respetan los intereses de los trabajadores.

Esta es la primera de varias decenas de revisiones contractuales que se habrán de efectuar en este año de 2009, igual que ocurre año con año. Como el Sindicato lo ha informado, están en curso otras negociaciones tanto salariales, que fue el caso de la Sección 270, así como contractuales, las que a su vez incluyen revisar diversas prestaciones laborales además de los aumentos directos al salario.

El compañero Napoleón Gómez Urrutia expresó su confianza en que las revisiones subsiguientes tengan como una base positiva el hecho de que es con sólidas y justas revisiones de salarios y contratos como se pueden enfrentar con éxito los tiempos de crisis en que ya estamos involucrados. Agregó, en ese sentido, que los trabajadores no deben cargar con todo el peso de una crisis financiera mundial y nacional que ellos no provocaron.

Precisó que tampoco se debe, de ninguna manera, dar paso a reformas negativas a la Ley Federal del Trabajo, que anularían conquistas históricas de los trabajadores con el pretexto de la crisis.

Agregó: “Si hasta en Estados Unidos sus más altos dirigentes se oponen a cargar los costos de la crisis a los trabajadores, no se explica por cuáles razones en México sí se puede atentar contra intereses legítimos de la clase trabajadora”.

Hizo ver, entonces, que el camino que han seguido el presidente estadunidense Barack Obama y su vicepresidente John Biden, debía ser entendido en México como un llamado a la sensatez y a la equidad.

Percibamos, indicó NGU, que Obama dijo: “Yo no considero que el movimiento obrero sea parte del problema; para mí, el movimiento obrero es parte de la solución”. Además señaló: “no puede haber una clase media fuerte sin un movimiento obrero fuerte”. O sea, no se trata, como están diciendo por ahí algunos políticos del actual régimen, que en México se debe sacrificar, una vez más, a obreros y sectores populares y apoyar, a cambio, sólo a las empresas, en la actual crisis.

Pero hay otros hechos, no menos importantes, que resaltan de la revisión obrero patronal que lleva a cabo el Sindicato con diversas empresas. Dijo el compañero Gómez Urrutia. “Nosotros buscamos los salarios más elevados posibles, porque tenemos que fortalecer el mercado, el consumo interno y la demanda, y eso no se va a lograr castigando los ingresos de los trabajadores ni con aumentos de salarios por abajo de la inflación”. Señaló también que los trabajadores mineros, metalúrgicos y siderúrgicos de México somos altamente competitivos, con una gran experiencia, y por eso luchamos por los mejores salarios.

Por otra parte, en cuanto al sector de la minería, la metalurgia y la siderurgia, hizo notar que el mercado mundial de los metales, si bien sufrió una ligera y momentánea caída hace unas semanas, ya empezó a recuperarse y está al alza, tanto en los metales preciosos, como el oro y la plata, así como en los metales industriales como el cobre, el hierro y otros. Entonces, no es viable que algunas voces insistan en no subir los salarios de los trabajadores y estén pensando en despidos y en paros técnicos, antes de ensayar el camino de la sensatez y el equilibrio entre los factores de la producción.

Esta misma situación debe llevar a los funcionarios públicos y a los legisladores, así como a los empresarios, a restablecer la responsabilidad social de las empresas, fundamentalmente en materia de seguridad industrial, higiene laboral y respeto a la vida y la salud de los trabajadores y sus familias. La cual, apuntó NGU, es fórmula fundamental para fortalecer el desarrollo y la dignidad de la clase trabajadora de México.

Para concluir, el Dirigente Nacional del Sindicato de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Siderúrgicos insistió en que los costos de la desaceleración económica no se deben cargar sólo sobre las espaldas y los niveles de vida de los trabajadores y sus familias, ni gravitar contra la justa retribución a sus esfuerzos productivos. Esto que se alcanzó en Nucay es una buena muestra, un llamado de atención sobre la decisión que tiene el Sindicato Nacional de Mineros para que las empresas del sector prosigan su actividad productiva con eficacia y progreso ascendentes, pero también con justicia y equidad.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Jorge Campos Miranda.