Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES MINEROS, METALÚRGICOS Y SIMILARES DE LA REPÚBLICA MEXICANA (SNTMMSRM)

Compete exclusivamente a los trabajadores elegir a sus representantes, no a empresas ni autoridades

Respuesta a boletín de prensa de la STPS. Con y sin toma de nota, Napoleón Gómez Urrutia es y seguirá siendo nuestro Dirigente.

Rebanadas de Realidad - SNTMMSRM, Distrito Federal, 31/03/09.- Con fanfarronerías que reflejan una cobarde hipocresía, así como el temor de que el compañero Napoleón Gómez Urrutia regrese a México a seguir dirigiendo el Sindicato Nacional de Mineros, tal como no ha dejado de hacerlo eficazmente estos tres años, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social emitió un boletín en el que da noticia de una sentencia del Juez Sexto de Distrito en Materia de Trabajo del Distrito Federal, que niega el reconocimiento oficial de esa calidad a nuestro Dirigente Nacional.

Ese Juez negó el amparo promovido por el Sindicato Nacional de Mineros en el 2008, en contra de la negativa de la STPS a dar la toma de nota a favor de la elección democrática, libre y unánime realizada por la XXXV Convención General Ordinaria a favor del compañero Napoleón Gómez Urrutia como Secretario General de nuestra Organización.

El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, sus Dirigentes Nacionales, sus Secciones y Fracciones y sus agremiados en todo el país rechazamos de manera firme, total y definida esta nueva agresión contra nuestra Organización, y señalamos que con toma de nota o sin toma de nota, Napoleón Gómez Urrutia ha sido, es y seguirá siendo nuestro Dirigente Nacional.

Las bases trabajadoras de nuestro Sindicato reafirmamos vigorosamente que según la Constitución, la Ley Federal del Trabajo y los Convenios Internacionales de los que México es firmante, y según la decisión contundente de los propios agremiados, compete sólo a los trabajadores la decisión de elegir libre y democráticamente a nuestros dirigentes, y ninguna empresa o autoridad tienen facultad o derecho alguno para inmiscuirse en este asunto, que es de la exclusiva competencia de los trabajadores.

La resolución del Juez Sexto no es definitiva. Será oportunamente impugnada por nuestra Organización Sindical. Por el momento, el Sindicato Minero se limita a responder el boletín de la STPS, para evitar que prospere el interés de su titular por confundir a la opinión pública. No obstante, el Sindicato Nacional de Mineros sigue sosteniendo que la negativa de la toma de nota viola la libertad y la autonomía sindicales.

La sentencia del Juez de Distrito no significa que la STPS haya actuado conforme a Derecho. Es indudable que el “festejo” que esta decisión del Juez le provoca al secretario Lozano ha sido una reacción infantil en contra de los continuos avances y triunfos obtenidos por nuestro Sindicato para mantener su unidad, lealtad y combatividad internas, que con su persecución política no han podido mellar las autoridades anteriores ni las actuales.

Pero también es una reacción inmadura del titular de la STPS por las revisiones contractuales y salariales que, con y sin toma de nota, ha venido obteniendo el Sindicato Minero en los primeros meses de 2009, con aumentos de 9% directo al salario y 5% en diversas prestaciones, doble o triple de lo alcanzado en otros sectores laborales del país, así como por la intensa solidaridad nacional e internacional de trabajadores a favor de las luchas que libra nuestra Organización Sindical, señaladamente de parte de los USW Steelworkers de Estados Unidos y Canadá.

Más bien, la fanfarronería del señor Lozano parece esconder una profunda inseguridad y un infantil encono contra esta realidad insoslayable.

El compañero Napoleón Gómez Urrutia es y ha sido trabajador del sector minero, metalúrgico y siderúrgico nacional. Eso siempre ha sido acreditado por él, como miembro activo del Sindicato, y eso lo confirma la voluntad colectiva de los trabajadores que lo han reelegido por unanimidad en cuatro ocasiones en Convenciones Ordinarias y Extraordinarias, apegados total y absolutamente a los Estatutos, de manera libre y democrática.

Eso también lo acredita el hecho de que ha seguido negociando, con toma de nota y sin toma de nota, las revisiones de contratos y de salarios, con resultados dos o tres veces por encima del promedio nacional, y que los empresarios con quienes el Sindicato tiene tratos contractuales acuden a negociar con Napoleón Gómez Urrutia donde él se encuentra, y con ello se obtienen las mejores condiciones para la buena marcha de las empresas, sin la intervención de la inepta Secretaría del Trabajo.

La actitud de Lozano Alarcón sólo refleja su servilismo al empresario asesino de mineros hasta hoy impune, Germán Larrea Mota Velasco. Pero nada de lo que haga Lozano Alarcón nos desanima a los trabajadores, sino por el contrario, reafirma nuestra unidad, lealtad y adhesión en torno al Dirigente Nacional, compañero Napoleón Gómez Urrutia.

Los trabajadores mineros no olvidamos que el gobierno de Vicente Fox Quesada y su abyecto secretario del Trabajo, Francisco Javier Salazar Sáenz, le regalaron al “sope” Morales una toma de nota que fue desechada por tribunales porque estaba basada en firmas y documentos falsos, ya que dicha persona ni siquiera era miembro del Sindicato Minero, del cual había sido expulsado ignominiosamente en la Convención Ordinaria del año 2000, por cargos probados de traición, corrupción y espionaje a favor de Grupo México y del Grupo Villacero. Este individuo es hoy colaborador del Ministerio Público y deambula impunemente con su miseria moral a cuestas, pretendiendo lucrar con inexistentes representaciones laborales, pero sin haber recibido el castigo penal por sus delitos, complicidades y encubrimientos de actos contra el Sindicato Minero, como igualmente no hay ningún responsable de esos hechos ilegales que esté indiciado o sujeto a proceso, o preso, por los ilícitos cometidos contra nuestra Organización Sindical.

Pero lo mismo hace el actual gobierno y su entreguista titular de la STPS, Javier Lozano Alarcón, con su sometimiento al Grupo México de Germán Larrea Mota Velasco, esto es, haber heredado del anterior gobierno sus extremas fobias contra un sindicato democrático y libre de trabajadores que luchan por su dignidad, su seguridad, su bienestar y el de sus familias. No en vano Sindicatos Democráticos e Independientes y abogados demandamos la destitución de Lozano Alarcón como titular de la STPS.

El Sindicato sigue y seguirá unido en su lucha, e incluso nuestro Secretario General, con el apoyo absoluto de las bases trabajadoras, está proponiendo una ley que penalice la negligencia criminal de las empresas y funcionarios públicos cuando ponen en riesgo la vida y la salud de los trabajadores.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Jorge Campos Miranda. / Web