Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES MINEROS, METALÚRGICOS Y SIMILARES DE LA REPÚBLICA MEXICANA (SNTMMSRM)

Carlos Pavón Campos, destituido de su cargo en el Sindicato Minero

Deslealtad y traición a los principios y valores del Organismo Sindical y a las luchas colectivas, causas de la destitución. Con él se van otros tres dirigentes que traicionaron la confianza en ellos depositada.

Rebanadas de Realidad - SNTMMSRM, Distrito Federal, 05/05/09.- El 24 de abril pasado, dos funcionarios del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Nacional de Mineros, fueron destituidos por el Pleno del Organismo Sindical y les fue pedida su renuncia con carácter de irrevocable, la cual fue aceptada de inmediato por dicho órgano de gobierno sindical, en apego a los Estatutos de nuestra Agrupación. Ellos son Lino Juárez Méndez, quien se desempeñaba como Secretario de Fomento Cooperativo y Acción Social, y Carlos Pavón Campos, quien fungía como Secretario de Asuntos Políticos.

Asimismo fueron dados de baja los señores Jesús Salas Quiñones, Delegado del Sindicato en Chihuahua, y Jesús Nava, Delegado en Zacatecas.

En el caso del señor Carlos Pavón Campos, acumulaba una inasistencia sin explicaciones a sus tareas sindicales desde el 6 de abril pasado, y en el de Lino Juárez Méndez, ante las acusaciones en su contra de otros dirigentes, él mismo presentó su renuncia en el Pleno del Comité Ejecutivo Nacional y Consejo General de Vigilancia y Justicia del Organismo, efectuada en la fecha señalada del 24 de abril pasado.

Estamos enterados de que el señor Carlos Pavón Campos se ha estado reuniendo con miembros de algunas Secciones Sindicales para dar versiones sesgadas y falsas sobre su salida del Sindicato, que atentan contra la unidad de la Organización. Asimismo, tenemos conocimiento de que el mismo señor Pavón ha estado reuniéndose con igual propósito con algunas empresas, como Minera Peñoles, SA; Altos Hornos de México, SA, AHMSA; Grupo México, SA, y hasta con Javier Lozano Alarcón, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, traicionando así la confianza que en él depositaron el compañero Napoleón Gómez Urrutia, nuestro Secretario General, y los trabajadores mineros, metalúrgicos y siderúrgicos del país.

Por lo tanto, derivado de estas actividades, que se consideran una traición que no tiene nombre, ya que al señor Pavón y destituidos se les consagró plena confianza en su actuación sindical, que ahora traicionan igual que el llamado “sope” Elías Morales y los “sopecitos”, y con cobardía atacan al Sindicato cuando éste está en plena y dura lucha contra los enemigos con los que ahora se reúnen, el Pleno del Sindicato Minero encabezado por el compañero Napoleón Gómez Urrutia, decidió destituirlos y pedirles sus renuncias. Hacemos público que dichas personas dejan de fungir dentro del Comité Ejecutivo Nacional por actos de traición y desacato a los Estatutos de la Organización. Y señalamos que seguirán las indagaciones de esa conducta hasta conocer los verdaderos alcances de esta infidelidad a principios y esfuerzos a los que decían estar consagrados, para aplicar las sanciones que los propios Estatutos establecen en estas situaciones.

Estamos enterados, igualmente, que el señor Pavón ha estado divulgando una versión falsa de los hechos que llevaron a su destitución y renuncia, entre algunas organizaciones sindicales y políticas amigas, que estamos seguros no van a caer en el juego divisionista que ahora protagonizan los hoy destituidos, pues nuestra lucha va más allá de cualquier interés personal o de grupo y se propone lograr la más amplia unidad en torno a la defensa de los derechos obreros generales, pisoteados por el actual gobierno y por algunas empresas que han pretendido destruir al Sindicato Nacional de Mineros.

Con esta depuración interna, el Sindicato Minero se continuará fortaleciendo, ya que se integrarán al Comité Ejecutivo Nacional otros compañeros que se sumarán a la lucha para defender a nuestra Organización Sindical, a nuestros dirigentes y a nuestras familias. Bajo ningún concepto se justifican, y son imperdonables, las conductas de los destituidos, cuando el Sindicato Minero está consagrado desde hace más de tres años a una tarea titánica de resistencia y lucha en defensa propia y de los trabajadores que aglutina, así como en defensa de los intereses de la clase obrera mexicana, la autonomía y libertad sindical y los derechos obreros conculcados por el gobierno y diversas empresas.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Jorge Campos Miranda. / Web