Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES MINEROS, METALÚRGICOS Y SIMILARES DE LA REPÚBLICA MEXICANA (SNTMMSRM)

Importantes avances del Sindicato Minero en sus luchas en el año 2009

Crece la solidaridad activa de muchas organizaciones y otras instancias políticas. Justo castigo apegado a Estatutos, a ex dirigentes que traicionan al Sindicato y a los trabajadores, al venderse a empresas enemigas.

Rebanadas de Realidad - SNTMMSRM, Distrito Federal, 14/05/09.- El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana reafirma su profunda convicción democrática, libre, sindicalista e independiente ante los compromisos y retos que en 2009 ha estado afrontando en la defensa de sus agremiados, de sus derechos legales y gremiales y de su dignidad como trabajadores.

Encabezado por el compañero Napoleón Gómez Urrutia, como nuestro Secretario General electo por la decisión unánime, libre y democrática del gremio trabajador minero, metalúrgico y siderúrgico del país, el Sindicato Nacional de Mineros prosigue su marcha constructiva, reforzando su unidad combativa y rechazando las embestidas de sus enemigos, apoyado en la lealtad mutua con sus bases trabajadoras y en la amplísima solidaridad tanto nacional como internacional que otros gremios de trabajadores le han brindado en estos tres años de conflicto minero.

En lo que va del 2009, llevamos 20 revisiones de contrato colectivo o de salarios. En todas ellas hemos alcanzado positivos resultados, a pesar de la perversa persecución política contra el Sindicato. Los resultados de estas revisiones han sido en general aumentos de 9% directo al salario, más 4% en prestaciones, lo cual indica que hemos conseguido incrementos muy por encima del índice inflacionario y muy superiores a lo conseguido en otros ámbitos laborales.

Entre las secciones en que se realizaron revisiones de contrato o de salarios, destacamos las siguientes: Nucay, Mezcala, Guerrero (Sección 270), Naica, Chihuahua (S. 30), Torreón (Secciones 30, 64 y 74), Zacualpan, EdoMex (S. 243), Tayoltita, Durango (S. 21 y 22), Lázaro Cárdenas, Michoacán (S. 273), Maconí, Querétaro (S. 203), Peña Colorada, Colima (S. 281 y 289), San Luis Potosí (Fracción 1 de la S. 222), Cerro de Mercado, Durango (S. 42), Bismarck, Chihuahua (S. 9), Bermejillo, Dgo. (Fracc. VIII, S.74), Cumpas, Sonora (Fracc. II, S. 298), además de otras gestiones en estas y otras Secciones o Fracciones en beneficio de los trabajadores y sus familias.

Junto con todo ello, diversas organizaciones e instancias políticas le han seguido otorgando y ampliando apoyos de comprometida solidaridad al Sindicato Minero. Es el caso de la recientemente creada Comisión Especial del Senado de la República para hacer el seguimiento de las huelgas de Taxco, Guerrero, Sección 17, de Cananea, Sonora, Sección 65, y de Sombrerete, Zacatecas, Sección 201, comisión que tiene el mandato legislativo de proponer soluciones integrales al conflicto minero, y que ya se está reuniendo en estos días y está estudiando los diversos ángulos del problema.

Destacamos la importancia de la solidaridad de otros gremios de trabajadores, tanto mexicanos como internacionales. Entre los organismos mexicanos contamos a los solidarios compañeros del Sindicato Mexicano de Electricistas, SME; la Federación Sindical Mexicana, FSM; el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana, STRM; el Sindicato de Trabajadores de la UNAM, STUNAM; la Unión Nacional de Trabajadores, UNT; el Sindicato del Seguro Social, STIMSS; la Alianza de Tranviarios de México, ATM; la Asociación Nacional de Abogados Democráticos, ANAD; y muchas otras más.

Asimismo, en lo internacional, los USW Steelworkers, con el intenso activismo solidario de su millón 400 mil agremiados; la Confederación Sindical Internacional, CSI, que agrupa a 170 millones de trabajadores en todo el mundo; la Federación Internacional de Trabajadores de las Industrias Metalúrgicas, FITIM, con 25 millones de afiliados en más de 100 países; la Confederación Sindical de las Américas, CSA, con 50 millones de trabajadores en el continente americano; la Federación Internacional de Sindicatos de Trabajadores de la Química, la Energía, Minas e Industrias Diversas, ICEM, con sus 20 millones de agremiados; la Federación Americana del Trabajo, AFL-CIO, y sus 10.5 millones de trabajadores; el Sindicato de Trabajadores Automotores, UAW, de Estados Unidos; los Teamsters (Transportistas) de Estados Unidos, y su 1.4 millón de agremiados; la Federación Sindical Mundial, FSM; y muchas otras agrupaciones más de América Latina y el mundo.

El Sindicato Nacional de Mineros sigue trabajando y fortalece sus altos principios y sus decisiones emanadas de las Convenciones Generales, adoptadas en reiteradas ocasiones en estos más de tres años de conflicto minero. Se comprueba que las embestidas desde el poder público o desde algunas empresas, no han mermado ni nuestra resistencia ni nuestra combatividad, sino por el contrario, nos han hecho más fuertes y más solidarios, el cual es un logro muy positivo de todos los trabajadores del Sistema Minero Nacional, en estrecha unidad con sus dirigentes nacionales y locales.

Pero el Sindicato Minero también afronta provocaciones y ataques de sus enemigos, que en cierto momento han logrado reblandecer con dineros sucios la conciencia de algunos cuantos que fueron dirigentes sindicales, los cuales estuvieron usufructuando en su beneficio personal la confianza que los trabajadores les habían otorgado. Es el caso de Carlos Pavón Campos, quien acabó actuando con deslealtad, traición y divisionismo, conducta que tenía meses, por lo menos, de estarse gestando y manifestando. De tal suerte, el Consejo General de Vigilancia y Justicia, en estricto acatamiento a los Estatutos del Sindicato, junto con el Comité Ejecutivo Nacional, decidió destituirlo del cargo de Secretario de Asuntos Políticos del Comité Ejecutivo Nacional, lo mismo que a otras tres personas de las comisiones que estaban ocupando.

Así que, de acuerdo a las atribuciones estatutarias, el Consejo General de Vigilancia y Justicia profundizó en sus investigaciones sobre esta conducta desleal y confirmó el martes 12 de mayo la legal y justificada destitución de Pavón Campos, lo mismo que las destituciones de Jesús Nava Martínez, hasta entonces delegado especial en Zacatecas, Jesús Salas Quiñones, delegado de Zona en Chihuahua, y Mario Alfonso Trejo Montalvo, delegado especial en la Sección 20 de Chihuahua. La suspensión significa que a Pavón Campos y demás personas mencionadas se les priva de sus derechos sindicales totales por el término de 5 años y por ello no podrán ya ejercer ninguna representación sindical, en todos los casos por su labor divisionista y por haberse entregado a los intereses e intenciones destructivas y antisindicales de diversas empresas a cuyo servicio se pusieron deslealmente, traicionando la confianza de los trabajadores y al Sindicato Nacional de Mineros. En el caso de Lino Juárez Méndez se le solicitó la renuncia, la cual presentó y se aprobó de inmediato en el Pleno del Comité Ejecutivo Nacional y del Consejo General de Vigilancia y Justicia.

Por otro lado, fueron llamados por nuestro Secretario General, Napoleón Gómez Urrutia, los suplentes respectivos tanto de Asuntos Políticos como de Fomento Cooperativo y Acción Social, compañeros Fernando Romero Salas y J. Genaro Arteaga Trejo, para ocupar desde este momento las mencionadas carteras con carácter de propietarios plenos de las mismas. Queremos aclarar que dichos compañeros que hoy se integran al Comité Ejecutivo Nacional, cuentan con su toma de nota.

El compañero Juan Luis Zúñiga Velázquez, Primer Vocal del Consejo General de Vigilancia y Justicia, declaró que “Pavón Campos, a quien los trabajadores ya titulan como el nuevo “sopecito”, debido a su traición, ya no es tolerado por los trabajadores, quienes no aceptan a un oportunista que a la sombra de nuestro máximo dirigente, Napoleón Gómez Urrutia, aprovechó la posición detentada para venderse al mejor postor, o sea, a los enemigos jurados del Sindicato Minero”.

Es convicción plena de los trabajadores del gremio que la positiva tarea desempeñada por la Dirigencia Nacional del Sindicato encabezada por el compañero Gómez Urrutia, no podrá ser ensuciada por ningún traidor a la causa de los propios trabajadores mineros, por más que Pavón nos calumnie en los medios de comunicación a cambio de los apoyos millonarios que recibe de los enemigos del Sindicato Minero, a los cuales ya se vendió.

El de Pavón Campos es un caso grotesco que viene a engrosar la lista de quienes han lucrado atacando al Sindicato, de sujetos sin escrúpulos que se venden al mejor postor y prostituyen al sindicalismo. Este señor conoce perfectamente la unidad que prevalece en torno al Comité Ejecutivo Nacional de parte de los agremiados y constató también que a pesar de los millones de dólares gastados por dos empresas para destruir a nuestra organización, éstas nada han podido y lo único que han logrado es que un grupo de vivales siniestros, de la más baja calidad moral, obtengan un dinero sucio que tales empresas bien podrían haber destinado a atender las graves deficiencias en materia de seguridad e higiene industrial, que ponen en riesgo permanente la vida y la salud de los trabajadores en sus centros de labor.

Que no se le olvide a Pavón Campos que la libertad de que actualmente goza se la debe al Sindicato Nacional de Mineros, pero de manera relevante a nuestro Secretario General, compañero Napoleón Gómez Urrutia, quien en todo momento estuvo atento a su situación de encarcelamiento en diciembre pasado, pugnó por su liberación y dio instrucciones de pagar la fianza por la cual fue excarcelado, pese al elevado e injusto monto que para eso exigieron las autoridades ministeriales de Monclova.

Han estado llegando al Comité Ejecutivo Nacional las expresiones de la totalidad de las Secciones Sindicales en las que los auténticos trabajadores agremiados manifiestan su total apoyo y respaldo a nuestro único Secretario General Nacional, compañero Napoleón Gómez Urrutia, por la lucha que él encabeza en beneficio y por la dignidad de los trabajadores y de nuestras familias. La unidad del gremio trabajador minero, metalúrgico y siderúrgico del país está firme y abrazada con entusiasmo por los sindicalistas mineros.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Jorge Campos Miranda. / Web