Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES MINEROS, METALÚRGICOS Y SIMILARES DE LA REPÚBLICA MEXICANA (SNTMMSRM)

Se desmiente al Subsecretario del Trabajo Álvaro Castro Estrada

Rebanadas de Realidad - SNTMMSRM, Distrito Federal, 29/07/09.- Según Álvaro Castro Estrada, Subsecretario del Trabajo y Previsión Social, las autoridades canadienses podrían expulsar de ese país y por razones migratorias al licenciado Napoleón Gómez Urrutia. Afirmó tener información en ese sentido, en su comparecencia de hoy ante la Comisión del Senado que da seguimiento a la huelga de Cananea.

El Sindicato Minero le contesta:

1.- El Señor Castro debería atender las cuestiones propias de su cargo (conforme a la Ley) y abstenerse de seguir formando parte de la confabulación de las autoridades que, de la mano con Grupo México, intentan perseguir sin fundamento al Sindicato y su dirigencia.

2.- Que el señor Castro “tenga información” -como afirma-, supone que destina su tiempo a cuestiones que le son ajenas, lo que ya es sabido y constituye una conducta indebida como servidor público que temporalmente es.

3.- De las afirmaciones que hace el señor Castro se desprende que el Gobierno México le teme a enfrentar un procedimiento de vía de extradición, ya que es ridícula la acusación, sin sustento jurídico alguno y plagada de manifestaciones que patentizan sólo una persecución política.

4.- Parece que ahora la apuesta del Gobierno mexicano es por una expulsión con base migratoria. Sobre el particular la defensa legal del Sindicato Minero afirma que no existe tal riesgo ya que el Licenciado Gómez Urrutia cuenta con una situación absolutamente legal.

5.- El Licenciado Gómez Urrutia ha acreditado en Canadá no tener antecedentes penales, ya que jamás ha sido condenado por delito alguno. Por tanto, la postura del señor Castro, además de desinformada, trastoca el principio constitucional de presunción de inocencia. La existencia de las ilegales órdenes de aprehensión (que por cierto se han ido cayendo una a una), no genera antecedente penal al no ser sentencias.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Jorge Campos Miranda. / Web