Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES MINEROS, METALÚRGICOS Y SIMILARES DE LA REPÚBLICA MEXICANA (SNTMMSRM)

Mensaje al cumplirse dos años de las huelgas de Sombrerete, Zacatecas; Taxco, Guerrero, y Cananea, Sonora

Por Napoleón Gómez Urrutia, Secretario General del SNTMMSRM

Rebanadas de Realidad - SNTMMSRM, Distrito Federal, 30/07/09.-

Muy estimados, queridos compañeros:

En este día refrendo a Ustedes mi solidaridad y apoyo total a las huelgas que mantenemos contra la injusticia laboral y contra la conducta anti sindical que Grupo México de Germán Feliciano Larrea Mota Velasco y sus cómplices en el gobierno federal sostienen, empecinada y perversamente, contra Ustedes y contra nuestro Querido y Gran Sindicato Nacional de Mineros. No es una fecha de celebraciones, sino de combate, resistencia y lucha. Aunque todos sabemos que habremos de triunfar, aún no llega el tiempo de proclamarlo, pero llegará, de eso estoy totalmente seguro.

Las causas justas siempre triunfan, y la nuestra es una causa justa. A nosotros nos asisten la justicia, la ley y la razón, así como la unidad y la fortaleza de Ustedes, así como la solidaridad de las demás Secciones Sindicales Mineras, de numerosos Sindicatos independientes y democráticos de México y, sobre todo, del amplísimo apoyo internacional que nos han brindado invariablemente las organizaciones hermanas del mundo entero, como los Steelworkers de Estados Unidos y Canadá, la Federación Internacional de Trabajadores de las Industrias Metalúrgicas, FITIM, la Federación Internacional de Sindicatos de la Química, Energía, Minas e Industrias Diversas, ICEM, y muchísimas más de todo el planeta, que hace unos cuantos días, en el Día del Minero, nos vinieron a expresar a México su gran apoyo y su generosa solidaridad.

No estamos solos, compañeros, en esta lucha. Como un solo hombre, los trabajadores similares a nosotros se levantan en el mundo entero clamando por la justicia para nuestra causa, para nuestras tres huelgas que este día cumplen dos años. No nos dobleguemos ante la adversidad, compañeros. Saldremos adelante.

Sabemos todos que es una lucha difícil. El actual gobierno anti obrero de derecha en complicidad con empresas que no tienen ningún sentido de responsabilidad social, nos oponen todas sus fuerzas con el fin de destruirnos y aplastarnos como trabajadores libres y dignos. No lo permitamos. Les hemos ido ganando todas y cada una de las luchas que hemos dado. Así ha ocurrido en lo laboral, cuando nos han declarado inexistentes nuestras huelgas, y los hemos vencido en los tribunales; en lo jurídico, cuando nos han atribuido hechos falsos y calumniosos para perseguirnos judicialmente, y los hemos derrotado también en tribunales. En lo económico, cuando sin contar con nuestra reciedumbre, han supuesto que congelando las cuentas bancarias del Sindicato y sus Secciones nos iban a asfixiar, y no lo han logrado porque hay un concepto que ellos desconocen, que se llama solidaridad entre hermanos de clase.

Tampoco nos han derrotado cuando compran traidores a la causa minera, como Carlos Pavón, que se han prostituido con el dinero sucio de Grupo México, de Alonso Ancira y de Peñoles, y ahora conspiran contra nuestro Gran Sindicato Nacional de Mineros, lloriqueando, dicen, por su error de haber sido mineros y diciendo una sarta de calumnias y estupideces contra el Sindicato que alguna vez los cobijó y ahora lo traicionan. Ninguno de esos traidores y desleales triunfará, de eso estamos seguros, como seguros estamos de que Ustedes atesoran el principal valor de los trabajadores: la virtud de la dignidad minera. Si alguien dijo que los pobres son abortos de la vida, nosotros nos oponemos a esa sucia calificación y se las reviramos: los abortos de la sociedad son ellos, nuestros enemigos, y los traidores que se prostituyen ante el dinero sucio de las empresas.

A dos años de las huelgas de Sombrerete, Taxco y Cananea, compañeros, les expreso mi calor humano, mi solidaridad, mi apoyo total de por vida a la lucha que ustedes y nosotros estamos dando. No nos doblegaremos, sino que triunfaremos, venceremos todas las conjuras y confabulaciones contra nosotros.

Adelante siempre, compañeros en lucha. El triunfo es nuestro.

¡Que vivan las huelgas de Sombrerete, Taxco y Cananea!

¡Que viva el Gran Sindicato Nacional de Mineros!

¡Que viva la intensa e indestructible unidad de los trabajadores mineros!

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Jorge Campos Miranda. / Web