Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
Tweet SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES MINEROS, METALÚRGICOS Y SIMILARES DE LA REPÚBLICA MEXICANA (SNTMMSRM) / Web

Desplantes de "la marrana" Pavón, lidercillo charro al servicio del empresario Alberto Bailleres González

Está molesto porque los líderes de los sindicatos mundiales apoyan al compañero Napoleón Gómez Urrutia, y le causa escozor que Peña Nieto respete al máximo dirigente nacional de Los Mineros.

Rebanadas de Realidad - SNTMMSRM, Distrito Federal, 05/09/13.- Sin ninguna otra cosa que ofrecer más que su inmoralidad y su traición a los trabajadores mineros, Carlos Pavón, espurio dirigente de un membrete sindical que ni a registro legal llega, lanzó calumnias en días pasados contra el Sindicato Nacional de Mineros y se incomodó por el inmenso apoyo que a Napoleón Gómez Urrutia le otorgan las más fuertes y poderosas organizaciones sindicales del mundo, con motivo de la entrevista que los dirigentes de estas sostuvieron con el Presidente Enrique Peña Nieto el 23 de agosto en la residencia presidencial de Los Pinos.

Este sujeto, a quien el empresario Alberto Bailleres González del Grupo Peñoles tiene entre sus dóciles marionetas para todo que se le ordene, se lanzó a hacer declaraciones que algunos medios reprodujeron porque reporteros suyos o los medios que representan reciben dádivas del rico magnate minero. Le molestó al sujeto que los principales líderes de las más importantes agrupaciones internacionales de trabajadores, que están al frente de más de 210 millones de afiliados en el mundo, se entrevistaron con el Primer Mandatario de México por su decisión de no establecer ninguna persecución contra los sindicatos independientes de México, haciendo ver que le merece todo su respeto el compañero Napoleón Gómez Urrutia como auténtico líder del Sindicato Nacional de Mineros.

En sus torcidas lucubraciones, el sujeto Pavón se retorció contra que líderes internacionales vengan a México a otorgar solidaridad a un dirigente sindical mexicano, pues para él no existe la solidaridad entre trabajadores, ya que él se cocinó en la traición, lo opuesto a la solidaridad.

Calificó la solidaridad sindical mundial sólo como un intento de "dictar línea" al gobierno de México sobre los asuntos laborales y acto seguido pretendió envolverse en la bandera nacional y arrojarse al vacío como niño héroe charro, al decir que en estos días festejamos nuestra independencia. Agregó que él no necesita línea sobre asuntos internos, sobre todo porque él ya la tiene de parte del empresario Bailleres González, y es lo que lo lleva a hacer declaraciones frecuentes que lastiman los oídos hasta de los reporteros que las llegan a escuchar.

Insistió en la perversa falsedad del desvío de fondos millonarios en dólares el fideicomiso minero, que es un asunto absolutamente probado legalmente de inocencia para el Sindicato y para el compañero Gómez Urrutia, donde es el gobierno de los panistas Fox y Calderón quien tiene confiscados los millonarios fondos bancarios a que se refieren desde 2006 el empresario impune Germán Feliciano Larrea Mota Velasco, algunos abogadillos como Acosta Azcón y ahora su actual seguidor Pavón en busca de más patrones que lo financien en su desesperada lucha por su supervivencia como lidercillo charro.

Lo que le ocurre a este sujeto es que no le han salido las cuentas en relación a su aparición como espurio lidercillo en su sindicato de mentiras. No ha ganado ninguna nueva titularidad de contrato colectivo porque los trabajadores saben que es un tipo en el que no se puede confiar ni siquiera como compañero de mesa, mucho menos como dirigente. Porque hasta la fecha no ha logrado obtener su registro sindical ante las autoridades laborales, a pesar de que el peor secretario del Trabajo y Previsión Social que haya tenido México en su historia, Javier Lozano Alarcón, que estuvo como tal en el gobierno reaccionario de Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa, no se atrevió a entregarle el registro ya que ni para ese siniestro funcionario no valía nada como supuesto líder.

Es natural que se oponga a la postura manifestada en el encuentro de Los Pinos por la compañera Sharan Burrows, secretaria general de la Confederación Sindical Internacional, CSI, cuando señaló que "ante el desempleo tan generalizado que existe es urgente crear puestos de trabajo a partir de una inversión coordinada en infraestructuras, la inclusión de los jóvenes a través de la ampliación de los programas de aprendizaje y prácticas, y la formalización de la economía informal, incluyendo un piso de protección social y un salario mínimo con el que los trabajadores puedan vivir decentemente".

A todo esto se opuso el sujeto de referencia, incluso a que el gobierno mexicano haya mostrado "un profundo conocimiento del problema del sector informal y la necesidad de formalizar la actividad laboral" y que haya reiterado "su compromiso de aplicar la protección social universal".

Un sujeto de esta catadura moral de agresor de trabajadores que ejercen sus derechos, sólo puede en su miopía hacer tales declaraciones, contra el glorioso e histórico Sindicato Nacional de Mineros y su limpio y talentoso líder máximo Napoleón Gómez Urrutia.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Jorge Campos Miranda. / Web