Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN NACIONAL DE TRABAJADORES FORESTALES (CNTF) DE CHILE / Afiliada a CUT-Chile y a la I.C.M.

Trabajadores Forestales se solidarizan con los trabajadores del salmón

Por el Consejo Directivo Nacional de la C.T.F.

Rebanadas de Realidad - CNTF, Concepción, 18/02/08.- La Confederación Nacional de Trabajadores Forestales de Chile, (C.T.F.) ante los últimos acontecimientos registrados en el Sur de Chile contra el Movimiento Sindical Salmonero, viene a expresar a la opinión pública lo siguiente:

Luego de infinitas tratativas con la empresa, casi un 100 % de casi mil trabajadores salmoneros de los sindicatos de Aguas Claras de Calbuco, Aguas Claras de Reloncaví y Antarfood (holding Antarfisch) votó la movilización el 2 de febrero pasado. Exigen $ 350 mil pesos de sueldo líquido (700 dólares), mejores condiciones laborales y fin al resguardo de Aguas Claras Calbuco, la que se encuentra "escoltada" por doscientos agentes de carabineros.

Como es habitual, la patronal la ha emprendido contra los trabajadores salmoneros, satanizando su huelga, comparándola con la violencia intrafamiliar (!), titiriteando a la fiscalía criminal de la IX región para que reprima y persiga al movimiento, empleando la prensa de los poderosos como su diario oficial, y hasta un trabajador ha sido torturado.

El holding AquaChile es la principal productora de salmón de capitales chilenos y la tercera a nivel mundial. Es propiedad de la familia Puchi y Fischer, los cuales además participan en el rubro de la construcción, inmobiliarias, transporte y hasta casinos.

Los trabajadores obtienen actualmente un salario promedio de $ 260 mil pesos (poco más de 500 dólares), donde la parte variable del sueldo manda. La empresa ha ofrecido un reajuste de $ 450 pesos diarios (menos de un dólar). Los salmoneros rechazaron el "ofertón".

Luego de casi 5 días de ocupación pacífica de los centros de cultivos, (la que fue duramente reprimida por carabineros, sin respetar ni siquiera a las mujeres trabajadoras), los trabajadores resolvieron deponer la acción el 15 de febrero con el objetivo de "destrabar el proceso de negociación colectiva en curso." Los sindicatos movilizados, ante el ataque empresarial, fundaron sus iniciativas con acuerdos firmados internacionalmente con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en orden a la consolidación del derecho a huelga.

El conflicto continúa. Los trabajadores salmoneros han recibido el apoyo explícito del conjunto de asalariados organizados del país, mientras el gobierno habla de "un problema entre particulares" para lavarse las manos una vez más. El sindicalismo salmonero en lucha sostiene que "seguimos disponibles para negociar", en tanto la patronal mantiene su intransigencia y amenaza cerrar dependencias para dejar sin trabajo a los salmoneros.

Ante esta actitud soberbia de la empresa, nosotros, los trabajadores forestales expresamos nuestra más amplia solidaridad de clase con nuestros compañeros que luchan por mejores condiciones de vida para sus familias. Y exigimos al gobierno chileno, que se ponga los pantalones y retire las fuerzas policiales de la zona, a la vez que interceda para lograr un acuerdo satisfactorio entre las partes. No puede ser que el gobierno, observe desde la tribuna, este triste espectáculo de abusos y represión hacia los trabajadores.

¡Unidad, Fuerza y Lucha, para los Trabajadores Salmoneros!