Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
UNIÓN DE EMPLEADOS DE LA JUSTICIA DE LA NACIÓN (UEJN) - ARGENTINA

Julio Piumato, Presidente de la Confederación Latinoamericana de Trabajadores Judiciales

Cuando los hechos sintetizan toda una historia de esfuerzos y compromiso.

Informaciones de la UEJN editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - UEJN, Buenos Aires, 07/07/08.- Desde el 30 de Junio al 2 de Julio del corriente año se llevó a cabo, en la ciudad de México DF, el VII Congreso de la Confederación Latinoamericana de Trabajadores Judiciales en el marco del Seminario Internacional organizado por la ISP y la Fundación Friedrich Evert "Justicia Latinoamericana Organizando la Justicia en la Globalización". En representación de los judiciales argentinos asistieron Patricia Bustamante, Secretaria General de la Seccional N° 4 -Provinciales de Catamarca- de la Unión de Empleados de la Justicia (UEJN), y Ariel Pringles, Secretario de Relaciones Institucionales, Internacionales y Derechos Humanos de la misma organización.

Durante los días que duró el Congreso se analizó la situación de la región y se elaboró un diagnóstico del saldo que dejan en las justicias de la región las consecuencias de la globalizacion y las políticas intervencionistas de las IFIS en los Poderes Judiciales de Latinoamérica. Al mismo tiempo, se fijaron los objetivos y desafíos que debe asumir la Confederación. Por último, luego de acaloradas y largas jornadas de discusión sobre cuál es el modelo de Justicia a seguir y cuáles los mecanismos para enfrentar las políticas neoliberales, se procedió a la postulación de candidatos y a la elección de autoridades para el período 2008-2009, siendo elegida por unanimidad la Argentina UEJN, en la cabeza de Julio Piumato, para conducir la Presidencia Ejecutiva de dicha Confederación.

Cabe destacarse que dicho Congreso aglutinó a representantes de Argentina, Venezuela con representaciones de los dos sindicatos existentes: SINTRAT y SUONTRAT, Costa Rica, Guatemala, Chile, Perú, México con dos representaciones: Sindicato de la Federación Mexicana y Sindicato de Distrito Federal, Nicaragua, Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador y Bolivia representada mediante un poder otorgado a la delegación Argentina.

La decisión unánime de que Julio Piumato sea el Presidente Ejecutivo de la Confederación Latinoamericana de Trabajadores Judiciales no es ni más ni menos que la síntesis de una historia de luchas, de compromisos asumidos y sostenidos en el tiempo, de esfuerzos compartidos aún en épocas en las que eran pocos los que comprendían el sentido estratégico de impulsar y trabajar por la integración continental de los trabajadores.

Si se repasa la historia de la UEJN, se advierte claramente que esto siempre formó parte de la agenda de los judiciales argentinos. En la Memoria de 1996 se señala: "Cumpliendo con el objetivo propuesto de impulsar la creación de un organismo latinoamericano que nuclee a todos los judiciales del continente nació así el 26 de Marzo del corriente año la CONFEDERACIÓN LATINOAMERICANA DE TRABAJADORES JUDICIALES, en la ciudad de Quito, Ecuador. La misma nace como respuesta de quienes trabajamos en la justicia a esta manipulación globalizada que se traduce: en la prohibición de sindicalización en algún caso; en la pérdida de estabilidad laboral de otros; en la asimilación del judicial al régimen de la actividad privada; en la creciente privatización de aspectos esenciales al servicio de justicia; en el menosprecio a la carrera judicial; sumado a la precariedad e inestabilidad remunerativa de los empleados y funcionarios activos y pasivos. Todas ellas son cuestiones de suma importancia a superar mancomunadamente, para afianzar este primer paso organizativo. A lo ya expresado, debemos agregar la presión de organismos financieros internacionales -como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional- a todos los gobiernos de América Latina, para someter al Poder Judicial, reformarlo a su conveniencia- si es necesario con procedimientos autoritarios y antidemocráticos- buscando 'seguridad jurídica' para los inversores de los grandes consorcios transnacionales".

Pero incluso desde los años previos a la fundación de la Confederación, desde 1991, cuando en Tacna, Perú, en el marco de un encuentro sobre Administración de Justicia se resuelve organizar un congreso de trabajadores judiciales de Latinoamérica, los judiciales argentinos asumen y comparten esta responsabilidad porque comprenden en su justa medida lo que significa unirse en la defensa de los derechos de los trabajadores y de la Justicia de nuestros Pueblos. "AMÉRICA ES LA PATRIA", decían con emoción en esos años de génesis de la Confederación.

Y Julio Piumato, actual Secretario General de la UEJN, Secretario de Derechos Humanos de la Confederación General del Trabajo de la República Argentina y Presidente del Centro de Estudios Estratégicos Suramericanos, aún hoy se emociona y se apasiona cuando repite esa frase, porque eso más que una consigna expresa el modo de entender y vivenciar su propio compromiso de dirigente.

Fue precisamente bajo estas ideas y a al luz de estas convicciones que se realizó el Encuentro de Trabajadores Judiciales de Latinoamérica, durante el mes de agosto de 2006, en Buenos Aires. Y en la misma línea los judiciales argentinos participaron en el VI Encuentro realizado en Loncura, Chile, en Abril del 2007, donde se trataron temas vinculados a la protección de las condiciones laborales de los trabajadores del poder judicial y a la necesidad de establecer medidas para que las reformas al sector aseguren la calidad de la justicia que se entrega a la población. En ese marco, recordamos, se abordó entre otros el tema de la realidad de los judiciales de Bolivia, que vienen siendo víctimas de atropellos a la libertad sindical, al prohibirles conformar una asociación sindical y someterlas a sumario administrativo por esta iniciativa.

La defensa de los trabajadores de Bolivia, de Colombia y de muchos otros país en los que se han visto violentados una y mil veces los más elementales derechos de la Justicia, han formado parte de la lucha que los judiciales latinoamericanos vienen llevando adelante desde hace años Hoy, el desafío es, no sólo establecer políticas salariales justas y condiciones de trabajo dignas, sino fundamentalmente consolidar un modelo de Justicia continental que sea inequívoco defensor de los intereses populares, de las respectivas constituciones nacionales y de los derechos sociales e individuales de todos los habitantes de nuestro suelo.

Quienes hemos visto y escuchado a Julio Piumato en múltiples instancias de debate internacionales, como la ISP, la propia Confederación o la OIT -donde participa en carácter de miembros de la Delegación de Trabajadores Argentinos-, tenemos la certeza de que los judiciales latinoamericanos estarán muy bien representados, considerando no sólo su historia de lucha en defensa de sus derechos, sino también su conocida trayectoria en defensa de los derechos humanos y sociales del Pueblo Trabajador en su conjunto.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Laura Iparraguirre.