Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
UNIÓN INTERNACIONAL SINDICAL DE TRABAJADORES Y TRABAJADORAS DE LA METALURGIA Y LA MINERIA (UIS-MMM)

La clase trabajadora vasca necesita la huelga general del 21 de mayo y las iniciativas de lucha posteriores

Por Jesús Mª Gete Olarra, Secretario General de la UIS-Metal y Mineria de la FSM

Artículos de Jesús Mª Gete Olarra editados en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - UIS-FSM, Euskal Herria, 18/05/09.- Desde el Consejo Ejecutivo de la Unión Internacional Sindical de la Metalurgia y la Mineria de la Federación Sindical Mundial ( UIS-MMM de la FSM ), apoyamos la jornada de Huelga General convocada para el dia 21 de Mayo por la mayoria sindical vasca y secundada por ún importante sector social del ámbito nacional e internacional.

La grave situación de crisis que afecta en términos acumulativos a los derechos fundamentales de la clase trabajadora, necesita yá de respuestas contundentes y organizadas capaces de poner freno a ún sistema político- económico que propicia el desarrollo de ún capitalismo salvaje, insaciable, inhumano y depredador.

Para la clase trabajadora, es una preocupante realidad que la economia mundial esté una vez más inmersa en una profunda crisis financiera que nos acarrea sin remisión sú lado más lacerante. Según ún reciente informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Ginebra sobre las tendencias mundiales de empleo dice : se espera que la crisis económica mundial produzca un aumento espectacular del número de personas que engrosen las filas del desempleo, se empobrezcan y aumente el volumen de empleo vulnerable, el mismo informe resalta que en comparación con el año 2007, el aumento más significativo en la tasa de desempleo se observó en la región de las economías desarrolladas y la propia Unión Europea (UE), que pasó del 5,7 al 6,4 % en el año 2008 creciendo el desempleo en este año 3,5 millones de trabajadoras y trabajadores y situando el paro en 32,3 millones de personas en Europa.

Mucho hablan las patronales y gobiernos sobre la necesidad de readecuar el mercado de trabajo como antidoto cuasi único a la actual crisis financiera, como si él sistema capitalista que propicia las políticas neoliberales y la propia malversación de fondos públicos, no tuvieran nada que ver con la grave situación de la clase trabajadora en el retroceso permanente de sus derechos en materia socio laboral. La crisis financiera que nos azota en la actualidad no es ún hecho excepcional en el sistema económico mundial vigente, conviene recordar que solamente desde el año 1970 al 1980 se sucedieron en el mundo más de 100 crisis bancarias que afectaron a más de 90 paises, y que dejaron un costo promedio de más del 12 % del Producto Interior Bruto (PIB) de esas naciones y que para nuestra desgracia, fué sufragado por la clase trabajadora como pretenden lo siga siendo en la actualidad.

La instrumentalización de la crisis financiera actual se a convertido en una obsesión malévola para el conjunto de la patronal, que además en muchos de los casos cuenta con el apoyo de gobiernos y la falta de respuestas serias y de compromiso de un determinado modelo sindical. En Euskal Herria la zozobra en la que está inmersa la clase trabajadora, no permite especular con soluciones emanadas de unos gobiernos estatales y regionales con responsabilidad directa en la actual situación, las administraciones siguen regalando dinero público a la gran empresa y a la banca, no se ataja el fraude fiscal y además son beneficiarios de rebajas sustanciales en sus obligaciones tributarias. La situación relativa al empleo adquiere niveles alarmantes, solamente en Hego Euskal Herria existen más de 160.000 hombres y mujeres en paro reconocido, las condiciones de trabajo en toda sú dimensión se deterioran de manera constante, y el chantaje patronal con el mantenimiento del empleo se convierte en una dinámica habitual por la pérdida de derechos.

Desde la Unión Internacional Sindical de la Metalurgia y la Mineria de la Federación Sindical Mundial lo tenemos claro; la crisis capitalista que atenta contra los derechos de la clase trabajadora y de los pueblos NO la generó la clase trabajadora, y por lo tanto debemos luchar con determinación para que la paguen quienes la generaron. La clase trabajadora en general y la vasca en particular tiene alternativa a esta situación, siempre y cuando se organice e impulse ún modelo sindical clasista y de carácter socio-político como instrumento de palanca en la conquista de una sociedad donde prime el reparto de la riqueza la justicia social.

La Huelga General del dia 21 en Euskal Herria convocada por la mayoria sindical es necesaria, las dinámicas de lucha posteriores son imprescindibles, acumulando fuerzas con aquellos sectores dispuestos a confrontar un sistema que no reconoce derechos individuales ni colectivos.